ESENCI@L

Según el último informe de IHRSA

El entrenamiento en grupo seduce ya a un cuarto de los clientes de gimnasios

Los millennials representan el 37,4% de los usuarios

ihrsa-1

Más de dos de cada cinco abonados a un gimnasio participa de los entrenamientos en grupo.

(13-7-2018). El último informe de Ihrsa sobre tendencias de entrenamiento revela que las sesiones en grupos reducidos convencen al 25% de los usuarios de un gimnasio, y representa el 8,8% de la facturación del centro. El ‘small group training’ atrae a todos los niveles económicos y destaca por su popularidad entre los millennials.

El último informe de Ihrsa sobre las tendencias de entrenamiento en el mundo del fitness concluye que el entrenamiento en grupo está en auge en los gimnasios. Según el estudio, más de una cuarta parte de los abonados de los clubes participan de las sesiones en grupos reducidos.

Ante estos datos, la asociación internacional afirma que el entrenamiento en grupo se convierte en la principal fuentes de ingresos de los centros deportivos junto al entrenamiento personal. Algunos gimnasios excluyen estas actividades de la cuota estándar, pero eso no impide que el ‘small group training’ reúna a clientes económicamente diversos. No obstante, hay que destacar que en el caso del mercado español hay una fuerte dependencia de la cuota en la facturación de los gimnasios.

FUENTE DE INGRESOS

El entrenamiento en pequeños grupos representa un 8,7% de los ingresos totales de un gimnasio, por el 8,8% que obtiene del entrenamiento personal. El informe destaca que cerca de 18 millones de usuarios de clubes participaron en sesiones grupales en 2016, lo que representa el 26.6% del total de abonados a un gimnasio en el mundo.

Los usuarios del entrenamiento en grupo pagan un promedio de 29 euros por sesión, mientras que la tarifa media del ‘personal training’ es casi el doble, de 56,36 euros por sesión. En este caso, más 8,3 millones de clientes de clubes utilizaron un entrenador personal en 2016, representando el 12,6% del total de abonados a un centro fitness.

UN PRODUCTO TRANSVERSAL

Si bien las actividades fuera de la cuota suelen atraer a los abonados con más ingresos económicos, el entrenamiento en grupo está rompiendo con esta tendencia y convence a todos los usuarios sin apenas importar el nivel de ingresos.

Ya sea en un gimnasio o en un centro boutique, esta actividad económicamente transversal tiene las siguientes tasas de penetración: aproximadamente el 27% de los consumidores con unos ingresos anuales superiores a 100.000 dólares (85.500 euros) participan en sesiones grupales, mientras que un 29% de los que ingresan entre 75.000 dólares (64.100 euros) y 99.999 dólares toman parte de estos entrenamientos.

La tasa de penetración para los grupos de ingresos bajos y medio, que oscilan entre los 25.000 dólares (21.300 euros) y los 74.900 dólares (64.000 euros) es del 26%. De los que ingresan menos de 21.300 euros, la cifra de participantes de las sesiones alcanza el 21%. Así, más de dos de cada cinco abonados de un gimnasio participan del entrenamiento en grupo.

La tasa de penetración del entrenamiento en grupo por nivel de ingresos de los usuarios.

CONVENCE A LOS ‘MILLENNIALS’

El entrenamiento en grupo convence a las nuevas generaciones. Los ‘millennials’ representan el 37.4% del total de usuarios del entrenamiento en grupo. El informe destaca que esta cifra no es sorprendente, puesto que los jóvenes son el principal público de los centros boutique, que se focalizan más en las sesiones de grupos reducidos. Aún así, Ihrsa afirma que este dato demuestra el potencial de crecimiento de estas actividades de cara el futuro.


No hay comentarios

Añade el tuyo