ESENCI@L

Los operadores piden cada vez más equipamientos de fuerza

El ‘rejuvenecimiento’ de los gimnasios impulsa el crecimiento de Etenon Fitness

La enseña andaluza cambia de denominación social y adopta el nombre de una de sus marcas

oxygen-sports-gym-club-martorelles

Oxygen Sports Club, de Martorelles, es uno de los últimos centros equipados por Etenon Fitness

(27-10-2022) Etenon Fitness, la nueva denominación social de Oss Fitness, gana impulso gracias al aumento de público joven en los gimnasios. El cambio propiciado por la pandemia da alas a proveedores como este, que cuentan con una consolidada base de equipamientos de fuerza, que cada vez gozan de una mayor demanda entre los operadores.

Los gimnasios se han ‘rejuvenecido’ tras la pandemia, como confirmaban esta semana los datos aportados por el CEO de FitnessKPI, Pablo Viñaspre, en una mesa redonda organizada por CMDsport: los menores de 30 años han pasado de representar el 25% del total de los clientes de los centros de fitness en octubre de 2019 al 36% en el mismo mes de este 2022. Es decir: 11 puntos porcentuales más, o lo que es lo mismo: que el peso de estas franjas de edad ha crecido un 44% en apenas tres años. Los jóvenes han vuelto a un ritmo mucho más elevado que los mayores a los centros deportivos. 

Esta tendencia, que ha rebajado la edad media de la gran mayoría de gimnasios y centros deportivos, tiene consecuencias directas para proveedores y fabricantes de equipamientos de fitness. Porque los centros se están viendo obligados a transformar sus espacios para adaptarse a estas variaciones de perfil de sus usuarios. Los operadores constatan que los jóvenes realizan un mayor uso de equipamientos y entrenamientos de fuerza que de cardio, algo que supone un impulso para enseñas especializadas en este perfil de productos, como Etenon Fitness. 

“Ha habido un cambio de hábitos en los usuarios de los gimnasios. Se está registrando un gran boom por los ejercicios de fuerza, lo que motiva que muchos propietarios de gimnasios con los que tal vez llevábamos un par de años sin tener contacto por la pandemia, ahora se decidan a renovar sus instalaciones”, explica a CMDsport Rafael Rodríguez, el gerente y CEO de Etenon Fitness, marca que pasa a ser la nueva denominación social de Oss Fitness. 

EL PESO DE LOS ‘INFLUENCERS’

Según apunta Rodríguez, son varios los motivos que han propiciado que, en los últimos meses, se haya vuelto a elevar la demanda de productos de fuerza. Además del mencionado incremento de jóvenes en el gimnasio, hay otros factores como el regreso de ferias internacionales como la Arnold Classic Europe, celebrada en Sevilla el pasado mes de septiembre, o la Dubai Muscle Show, que empieza mañana, 28 de octubre, y se alarga hasta el día 30. “El balance de Arnold fue muy positivo, se hizo sin restricciones por el covid y conseguimos hacer buenos negocios”, destaca el empresario. 

Otro factor clave que ayuda a dinamizar las ventas de equipamientos de fuerza es la irrupción de cada vez más ‘influencers’ de prestigio del sector del powerlifting que gozan de un elevado reconocimiento y que arrastran miles de seguidores en las redes sociales. “Están apareciendo nuevos líderes de opinión que se convierten en ídolos para la gente joven, y que contribuyen a que cada vez se vean más jóvenes de 15, 16 o 17 años en los gimnasios que quieran seguir sus consejos y programas de entrenamiento, algo que antes no ocurría”, añade. 

Todo ello ha propiciado que, según constata el CEO de Etenon Fitness, sean “cada vez más las cadenas que pidan más zonas de sentadillas, glut drive, glut builder, polea y otros equipamientos de fuerza”. “Ahora acaba de salir la punta del iceberg”, anticipa Rodríguez, en relación al auge de público nacido entre finales de los 90 y principios de los 2000 que empiezan a llenar las salas de fitness. “Son nuevos usuarios que quieren entrenar la fuerza porque quieren ponerse en forma y saben que así trabajan mejor el cuerpo”, añade. 

2023 INCIERTO

La compañía mantiene las previsiones de ventas para este año, y que como adelantó CMDsport pasan por llegar a los 14 millones de euros de facturación, lo que supondría un crecimiento del 20% en relación a 2021 (11,5). Pese a ello, Rodríguez apunta a que tanto 2022 como 2023 serán “dos años complicados” por distintos motivos. 

La inestabilidad energética, que afecta de forma muy considerable a los gimnasios, también tiene un impacto en proveedores como Etenon Fitness, que notan grandes fluctuaciones en los precios de las materias primas como el metal. A ello se suma la devaluación del euro, que lleva varias semanas con un valor igual o inferior al dólar.

Donde parece que baja el impacto en la cuenta de resultados de estas compañías es en los fletes: “Empezamos a ver grandes reducciones en el importe, de pagar 12.000 o 14.000 euros por contenedor pasamos a 7.000 o 9.000, y ahora empezamos a ver algunas cotizaciones cercanas a los 5.000, una depreciación que compensa los otros incrementos de gastos y que nos viene bien a todos”, celebra. 

El incierto escenario socioeconómico contrasta con los planes de apertura de numerosas cadenas de gimnasios que tienen en mente crecer en los próximos meses. “La tónica seguirá alta, con equipamientos de fuerza y centros de entrenamiento personal”, pronostica Rodríguez, quien augura que, en cambio, el segmento de homefitness no se recuperará hasta finales de 2023: “Todo el stock que había y que sigue existiendo en los almacenes de todos los proveedores de España se tendrá que agotar, pero el canal doméstico lleva todo este 2022 paralizado de forma generalizada”. 


No hay comentarios

Añade el tuyo