ESENCI@L

EuropeActive insta a reducir el IVA de los gimnasios y a aislarlo de intereses políticos

España cuenta con el séptimo tipo impositivo más alto dentro del fitness europeo

iva-gim

(25-10-2019). El IVA del sector gimnasios en Europa oscila del 0% en Austria a la tasa más elevada, un 27%, de Hungría. España, con el 21%, se sitúa entre los 7 países con el impuesto más alto, empatada con Estonia. Ahora, EuropeActive se ha posicionado activamente en la defensa de un IVA reducido, aludiendo a tres razones principales.

La primavera de 2012 marcó un punto de inflexión en el porvenir del sector español de gimnasios. En ese momento el Gobierno de la época anunció un incremento del IVA a las instalaciones deportivas y gimnasios del 10% al 21% a hacerse efectivo a fecha de 1 de septiembre de ese año.

Según datos de la patronal, esta decisión, que coincidió con el momento álgido de la última crisis económica, tuvo unas consecuencias directas en este segmento de mercado en forma de desaparición en España, ese mismo 2012, de 800 gimnasios y una reducción del 30% de media en el número de abonados por centro en aquellos que se decidió aplicar el incremento en la tarifa.

Siete años después, con sus más y sus menos, el sector ha sabido sobreponerse a esa subida y convivir con el tipo impositivo más alto de los que existen para este impuesto actualmente en España. No sin cesar en el empeño por que sus peticiones sean oídas por los entes gubernamentales y se aplique la tan demandada reducción del IVA, igual que se ha aplicado a otros sectores como el del ocio y la industria cinematográfica o la hostelería, entre otros.

Todo ello, en un contexto además, en el que se denuncia una evidente desigualdad de condiciones en comparación con las instalaciones deportivas de gestión directa por la administración pública y los clubes deportivos sin ánimo de lucro, ambos exentos del impuesto del IVA.

El posicionamiento de EuropeActive

La lucha por un IVA reducido ha contado este octubre con un nuevo impulso protagonizado por el ente EuropeActive, el cual ha emitido una misiva en la que ha hecho pública su postura al respecto, posicionándose a favor de un IVA reducido para el sector en general en Europa, que en la actualidad está compuesto por más de 62.000 instalaciones que generan 27 billones de euros de ingresos anuales. Y lo ha hecho aludiendo a tres razones principales.

El papel del fitness en la salud

La primera es una argumentación también esgrimida por la patronal Fneid en numerosas ocasiones en España: el papel del sector del fitness y de la salud en la consecución de una población más activa físicamente, combatiendo el sedentarismo y, de forma indirecta, las enfermedades que éste origina como son las cardiovasculares, la diabetes o el cáncer, a través de la obesidad y presiones arteriales elevadas.

Desde EuropeActive se asegura que “las tasas reducidas de IVA pueden ayudar a aumentar la cantidad de personas que abandonan el sedentarismo y adoptan un estilo de vida más activo”. Y pone un ejemplo concreto: “En Irlanda, la reducción en las tasas de IVA del 13,5% al 9% posibilitó un aumento del número de usuarios de instalaciones deportivas del 11% al 13,8%”. A lo que añade que “muchos de los países europeos con una alta tasa de penetración en los gimnasios, como son los Países Bajos y Suecia, disponen de tasas reducidas de IVA en el uso de instalaciones deportivas”.

De lo cual se desprende que existiría una correlación directa entre un tipo impositivo bajo y un aumento de usuarios de gimnasios y practicantes de actividad física.

Falta de “neutralidad”

La segunda razón aportada por este ente europeo es una “falta de neutralidad de los sistemas de IVA”, que, aseguran desde EuropeActive, “a menudo impide un buen funcionamiento del mercado interno dentro de la Unión Europea”.

Se refiere al hecho de que de los 62.000 gimnasios ubicados en Europa, “aproximadamente el 50% están operados por la empresa privada y el 50% restante por entes municipales y públicos”.

Desde EuropeActive se reconoce que cada modelo “tiene sus méritos y sus desafíos”, aplaudiendo el valor que en todos los casos se ofrece en materia de servicio público para la mejora de la salud de los ciudadanos. Sin embargo, considera que “la aplicación asimétrica de tasas de IVA entre organismos públicos y privados ha llevado a potenciales distorsiones en la competencia entre las diferentes empresas e industrias”.

A lo que añade que “las distorsiones de competencia, debido a la aplicación asimétrica del IVA, amenazan la viabilidad de las empresas del fitness”.

En respuesta, el ente defiende “la neutralidad fiscal por la que se debe cobrar a los proveedores del mismo servicio el mismo tipo de IVA, incluso si uno de ellos es público y, por lo tanto, puede disfrutar de algunas exenciones de IVA”.

Y hace un llamamiento a no utilizar este tipo impositivo con fines de interés político, apoyándose en la Directiva 2006/112/CE que establece que “las autoridades del gobierno regional y local y otros organismos de derecho público serán considerados como sujetos pasivos con respecto a aquellas actividades o transacciones donde su tratamiento como personas no imponibles conduciría a importantes distorsiones de la competencia”.

Por lo tanto, “los Estados miembros deben garantizar que no se toma el IVA en consideración en la licitación de servicios públicos”.

Evoluciones inconsistentes

Por último, el tercer razonamiento que utiliza EuropeActive es la “falta de consistencia de los niveles de IVA en algunos países europeos”, que también a su entender estaría “interrumpiendo e impidiendo el desempeño del negocio”.

Reseñables son los casos como el de Portugal, que pasó del 6% en diciembre de 2006 al 23% en marzo de 2011, o la subida ya comentada en España.

“Estos cambios han causado confusión entre los operadores de negocio del sector fitness y un obstáculo en el desarrollo de estos mercados”, señala.

A lo que añade que “es comprensible que durante tiempos de crisis se analizaran las tasas de IVA, sin embargo, se deben tomar medidas para garantizar que los cambios en los niveles de este tipo impositivo son consistentes y no tienen un impacto disruptivo en las empresas”.

España, entre los siete países con mayor IVA para los gimnasios

El IVA impuesto al sector de las instalaciones deportivas en los distintos países de la Unión Europea oscila entre el 0% en Austria hasta el 27% en Hungría. Por el medio, tipos impositivos cuya mayoría supera los dos dígitos.

En el caso de España, con un 21%, se sitúa con el séptimo tipo impositivo más alto, empatado con Estonia. Por delante, además de Hungría se encuentran Dinamarca y Croacia (con un 25% respectivamente), Grecia (24%), Portugal (23%) e Italia (22%).

Por el contrario, los tipos impositivos más bajos se encuentran, además de en Austria, en Luxemburgo (3%), Chipre y Bulgaria (5% respectivamente), Suecia y Bélgica (6% cada uno) o Malta (7%), según se refleja en el gráfico realizado a partir de los datos de la Comisión Europea.

Fuente: EuropeActive.


No hay comentarios

Añade el tuyo