ESENCI@L

Consejos de Juan Carlos Rodríguez Rojo, de NWC10Lab

Fast Data: cómo conseguir que nuestro centro deportivo sea un Smart Gym

fast-data-como-conseguir-que-nuestro-centro-sea-un-smart-gym

Con el Fast Data puede utilizarse aplicaciones de datos que procesen la información específica de cada usuario, ajustando un plan de respuestas puntuales inmediatas o suministrando información al mismo en todo momento, para optimizar sus decisiones de entrenamiento.

(24-7-2019). Gracias al Fast Data un gimnasio puede incorporar sensores de posición, de constantes vitales, aplicaciones que procesen la información de todos los usuarios y específica de cada cliente. En cuanto a una tienda deportiva, podría responder instantáneamente con ofertas específicas para cada cliente según se ha detenido en una sección o sí ha comprado, pero no ha seguido un patrón.

Juan Carlos Rodríguez Rojo lidera el área de análisis de datos en NWC10Lab y es director de Qíndice. Investigador, Data Scientist, experto en metodología y modelización matemática, con 30 años de experiencia en análisis de datos, diseño metodológico y modelización. Además, es profesor en el Máster de la UNED titulado ‘Big Data y Data Science aplicados a la Economía y a la Administración y Dirección de Empresas’.

Juan Carlos Rodríguez Rojo, en la imagen impartiendo una clase, lidera el área de análisis de datos en NWC10Lab y es director de Qíndice.

¿En qué consiste el Fast Data?

Fast Data pone el énfasis en la rapidez de respuesta de cualquier aplicación basada en datos, con independencia de que maneje muchos o pocos datos. Por lo general, una aplicación de este tipo se basará en muchos datos, se alimentará de numerosos datos rápidamente. Pero dará respuesta indistintamente a estímulos representados por muchos o por pocos datos. Por ejemplo, dará respuesta a un clic de un usuario de una web y lo hará de forma inmediata, instantánea para la percepción del usuario. De hecho, ya hace años que se desarrolló en aplicaciones dentro del mercado de valores, sobre todo en EEUU, debido a la importancia de aprovechar los micro lapsos de tiempo entre la orden de un cliente y la ejecución para efectuar operaciones intermedias en favor del agente. Más allá de la legitimidad de ese comportamiento, lo que evidencia es la necesidad que muchas veces existe de actuar con extrema rapidez sobre la base de información, de datos.

¿En qué se diferencia del Big Data?

Lo primero es que, si bien Fast Data ha surgido dentro del marco de Big Data, sensu stricto no requiere datos masivos. Puede ser pertinente  incluso con pocos datos, puesto que Fast Data apunta al efecto que se quiere conseguir, más que a la cantidad de datos.

Por ejemplo, es concebible un sistema de decisión que se base en un solo dato: es el caso elemental de una ‘landing page’ que contiene un algoritmo de decisión para conducir al usuario por un camino o por otro, según que ejecute o no (1 o 0) una acción determinada. El sistema recibe en tiempo real la información de la acción del usuario y devuelve sin tiempo intermedio perceptible una respuesta. Por ningún lado aparece aquí Big Data.

Ahora bien, en buena parte de los casos, no será la cantidad de datos lo que distinguirá Fast Data de Big Data, sino la prioridad de las aplicaciones. En Big Data no tiene por qué ser una prioridad ofrecer un resultado en milisegundos, sino que se preferirá la robustez de los análisis y modelos utilizados en el procesamiento. Aunque se valorará la capacidad para procesar muchos datos en poco tiempo (con procesamiento paralelo y distribuido, si es necesario), no será un problema esperar unas horas por los resultados o por su actualización.

En Fast Data nada importará más que la rapidez de respuesta.

¿Cómo pueden beneficiarse del Fast Data los gestores de gimnasios y centros deportivos?

Cualquier negocio puede beneficiarse de una respuesta rápida basada en datos. En particular, centros como los gimnasios y similares pueden disponer de varias fuentes de datos susceptibles de ser utilizadas con el enfoque Fast Data. Sólo a título de ejemplo:

  1. Sensores de posición que pueden detectar cambios en la posición dentro de un recinto, cambios de velocidad en los movimientos en un aparato, caídas, inmovilidad en el suelo…
  2. Sensores de constantes vitales en ciertos aparatos o a partir de weareables que pueden ofrecer dentro del servicio.
  3. Aplicaciones de datos que procesen la información de todos los usuarios (globalmente o de forma estratificada) y que permitan generar pautas de respuesta instantánea a partir de modelos matemáticos (respuesta del personal del gimnasio ante incidencias, respuesta de máquinas inteligentes que sugieren un cierto comportamiento,…)
  4. Aplicaciones de datos que procesen la información específica de cada usuario, ajustando un plan de respuestas puntuales inmediatas o suministrando información al mismo en todo momento, para optimizar sus decisiones de entrenamiento.

Un gimnasio que introdujese aplicaciones de datos con utilidades de este tipo se convertiría automáticamente en un Smart Gym de verdad.

El Fast Data utiliza sensores de constantes vitales en ciertos aparatos o a partir de weareables

¿Y los gestores de tiendas deportivas?

El caso de las tiendas es diferente, porque la única información que de forma no invasiva podrían tener es de dos tipos:

  1. Información sobre la posición de los consumidores en la tienda, a partir de sensores (existen diversas soluciones técnicas).
  2. Información sobre los productos que han decidido comprar en la tienda.

Con estos dos tipos de datos, la tienda, mediante una aplicación de datos, podría responder instantáneamente con ofertas específicas para cada cliente.

Por ejemplo:

  • Para el cliente que se ha detenido en una sección de la tienda pero no ha comprado.
  • Para el cliente que ha comprado, pero no ha seguido un patrón que se produce con cierta frecuencia y que, por tanto, indica una propensión de consumo diferencial.

Estas ofertas o promociones se pueden configurar de diversas maneras, pero siempre deben tener una característica: deben producirse en un instante determinado, no después.

¿Otras recomendaciones?

Un gimnasio, para ofrecer un servicio diferencial a los usuarios, debería tener en cuenta la creciente importancia que tienen la salud y la estética en esta sociedad, en la que la longevidad es una de las marcas distintivas. La posibilidad de vivir mucho tiempo ha acentuado la preocupación por aprovechar ese potencial y por hacerlo de la mejor manera posible.

El Smart Gym tiene la oportunidad de ir más allá de su actividad específica y ocupar un lugar central en el conjunto de decisiones y acciones de los consumidores, en beneficio de su salud y su apariencia. Y sólo lo podrá lograr sobre los datos.

Desde NWC10Lab, podemos ayudar a centros deportivos y negocios relacionados con el deporte; desde algo sencillo como mejorar la permanencia de sus usuarios o desarrollar el concepto de Smart Gym y soluciones a medida que coloquen al Smart Gym en el centro del cuidado del cuerpo de sus clientes.

Más información sobre este tema en NWC10Lab


No hay comentarios

Añade el tuyo