ESENCI@L

Fightland cierra el primer semestre con una caída de ingresos del 60%

Fightland-Hermosilla-bis

Los 10 centros de Fightland contaban antes del confinamiento con cerca de 6.000 abonados.

(17-7-2020). César Barbosa, cofundador y director de la cadena de gimnasios boutique de boxeo sin contacto, Fightland, ha declarado que han cerrado el primer semestre de este 2020, con una caída de ingresos media del 60%. La enseña confía que a partir de septiembre remonte la recuperación de abonados.

Fightland inició este 2020 reforzando su posicionamiento en Madrid, con la apertura de un sexto centro que ubicó en Las Rozas, así como con su desembarco, en Cataluña, concretamente en el barrio de Les Corts de Barcelona. Aquellas aperturas supusieron que la cadena contara con diez establecimientos cuando, el 14 de marzo pasado, se decretó el estado de alarma en España por el Covid-19, así como el consiguiente cierre de gimnasios en el España.

Tras culminar la desescalada, en estos momentos han reabierto la totalidad de centros. El máximo responsable de la enseña, César Barbosa, ha reconocido que la recuperación de abonados ha sido mayor entre los centros que llevan más tiempo abiertos, pero que en los de más reciente apertura, “nos cogió con cifras de abonados más ajustadas y los índices de regreso no están siendo demasiado buenos”.

Antes del estallido de la pandemia Fightland contaba con cerca de 6.000 abonados.

El directivo ha reconocido que las cifras de cierre del primer semestre no han sido favorables y ha indicado que “de media, puede hablarse de un 60% menos de ingresos que los que obtuvimos en el mismo periodo del año pasado”. El empresario ha razonado la situación añadiendo que “de esos seis meses, apenas se han facturado al cien por cien dos, ya que tanto marzo, como posteriormente, junio, apenas contabilizamos cuotas de medio mes, y tanto en abril como en mayo, los ingresos fueron cero ”.

REMONTADA EN SEPTIEMBRE

César Barbosa se ha mostrado confiado en que, a partir del próximo septiembre se produzca una “verdadera remontada” de la cifra de abonados de sus establecimientos. El ejecutivo lo ha argumentado en base a que entre los que nos han solicitado la baja, siete de cada diez nos han pedido que no les demos de baja porque tienen intención de regresar en septiembre”.

Antes del confinamiento, Fightland ocupaba a unos 60 empleados. De éstos, sólo 12 continúan afectados por el ERTE que la cadena aplicó. De los 48 empleados restantes, muchos de ellos trabajan actualmente en horario parcial, porque, según ha razonado Barbosa, “hemos tenido que reducir las horas de servicio a causa del periodo estiva, así como a la menor afluencia de usuarios”.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo