ESENCI@L

Han podido abrir sus locales, pero han perdido el 50% de sus socios

Fightland esquiva a medias el derechazo del Covid-19

Fightland-calle-Hermosilla-Madrid-bis

Debido al Covid-19, Fightland ha tenido que retirar casi la mitad de los sacos de sus salas de ejercicio, de forma que ahora su servicio se ve limitado a clases de entre 17 y 20 personas cada hora.

(6-10-2020). Fightland no ha podido esquivar del todo el golpe del Covid-19. A diferencia de otros gimnasios de deportes de contacto, esta cadena especializada en boxeo individual sí ha podido abrir sus puertas y volver a ofrecer su actividad. Sin embargo, no se ha librado de una caída cercana al 50% del número de socios con respecto a los que tenían en marzo pasado.

La cadena de gimnasios boutique Fightland trata de esquivar los efectos del Covid-19 y de la restricción del 50% de los aforos, medidas que le han llevado a perder cerca de la mitad de sus abonados. Pese a todo, algunos de sus 9 centros operan al 100% del aforo permitido y confían en que en las próximas semanas se flexibilicen las medidas para poder ir aumentando poco a poco la cifra total de usuarios.

El CEO de la cadena, César Barbosa, confía en poder tener todos los centros llenos una vez haya la vacuna que “dé tranquilidad absoluta” a sus socios. Desde hace algunas semanas, al goteo habitual de altas por estas fechas se le une la sensación de seguridad que perciben muchos clientes y que les anima a volver a los centros. “Entrenan tranquilos porque no nos ven como un foco de contagio, y eso les da confianza a la hora de venir”, comenta Barbosa.

MEDIDAS HOMOGÉNEAS 

Fightland tiene presencia en Barcelona, Sevilla, La Coruña y Alicante, pero la mayor parte de sus centros, cinco, se encuentran en Madrid. Ahí y en Galicia han tenido que aconsejar a sus clientes que regulen la intensidad de sus entrenamientos debido al uso obligatorio de las mascarillas.

El resto de medidas aplicadas han sido homogéneas en sus 9 gimnasios. “Hemos adaptado el entrenamiento de todos los centros por igual. Por un lado, hidrogeles y mamparas. Por el otro, descolgando varios sacos de boxeo para garantizar la distancia de seguridad”, expone Barbosa.

La pandemia les ha llevado a suprimir, temporalmente, los entrenamientos por parejas, para evitar así los contactos entre usuarios.

El resto de actividades se mantienen como las hacían antes. “En nuestro caso, quitando esto nos ha bastado, porque la mayor parte del tiempo entrenamos sin contacto personal, a diferencia de otros deportes de contacto”, añade el CEO de la cadena.

LA MITAD DE SACOS Y DE FACTURACIÓN

Los centros de Fightland, que se mueven entre los 400 y los 600 metros cuadrados, tienen entre 25 y 40 sacos de boxeo por centro. Pero debido al Covid-19, la cadena ha tenido que retirar casi la mitad de aquellos, de forma que ahora su servicio se ve limitado a clases de entre 17 y 20 personas cada hora.

Esa medida ha suscitado satisfacción entre los clientes, los cuales entrenan con más espacio y menos gente a su alrededor, pero ha supuesto un notorio varapalo a la empresa, que prevé cerrar este 2020 con una facturación cercana a un 50% menos que la que registró el pasado 2019.

Pese a ese adverso impacto económico, por ahora no peligra la viabilidad de ninguno de los centros que Fightland tiene en España. Cabe destacar que en todos ellos la cadena logró renegociar los importes de sus alquileres con la propiedad.

La cifra de facturación final de este 2020 dependerá mucho de cada centro, ya que el más antiguo se inauguró en 2014 y ya tiene 6 años, mientras que el más nuevo se inauguró el pasado septiembre en Madrid, cerca del Santiago Bernabéu.

“En condiciones normales, un centro en una zona de renta muy alta como la de este local, al mes de la apertura debería tener unos 200 clientes activos, pero éste tiene entre 80 y 90 y va subiendo”, reconoce César Barbosa. Fightland tenía previsto abrir este centro meses atrás, pero la pandemia les obligó a aplazar su apertura cuando ya tenía todas las obras y la inversión hechas.

APERTURAS PARALIZADAS

Los planes de expansión que tenía Fightland no terminaban con este centro de Madrid. La cadena también estaba buscando locales en Valencia, Bilbao y Barcelona, donde tenía incluso un espacio preseleccionado. Sin embargo, debido a la pandemia se ha visto obligada a paralizar todas las aperturas de nueva planta hasta nueva orden.

Fightland tenía previsto alcanzar los 22 centros en 2022, pero el freno que ha supuesto la pandemia ha complicado este objetivo.


No hay comentarios

Añade el tuyo