ESENCI@L

Aumentaron el volumen de socios en un 20%

Fightland recupera músculo y eleva sus ingresos un 23% en el primer trimestre

La enseña espera poder cerrar el año con uno o dos centros más

10

Fightland ha elevado sus ingresos un 23% en relación al primer trimestre de 2021

(11-5-2022) Fightland recupera músculo y afronta con optimismo la ‘operación bikini’. La cadena de gimnasios especializada en el entrenamiento de boxeo sin contacto cerró el primer trimestre registrando un crecimiento del 23,5% de su facturación y del 20% del número de socios con respecto al mismo periodo de 2021.

La pérdida del miedo a los contagios, la desaparición de las mascarillas y la llegada del buen tiempo están impulsando a Fightland a recuperar buena parte del volumen de usuarios y de ingresos perdidos durante la pandemia. La enseña afronta con optimismo un mes de mayo que, sin periodos vacacionales ni restricciones, se prevé como un mes positivo para la cadena. Habitualmente, por estas fechas, suelen registrar nuevas altas de usuarios que quieren ponerse en forma de cara al verano. 

Anunci-SALTER

“El efecto por la operación bikini se nota, aunque con perfiles de altas algo distintos a los de septiembre o enero. Estos meses se apuntan más mujeres que hombres, aunque luego a lo largo del año se equilibra y ya estamos casi al 50%”, explica el cofundador y uno de los propietarios de Fightland, César Barbosa. La cadena lleva varios meses de progresiva facturación tanto a nivel de facturación como de clientes en estos primeros meses del año, una tendencia positiva a la que han sumado otros elementos clave. 

Por un lado, el bajo coste energético de sus centros les ha permitido que la subida del precio de la luz y del gas registrada en los últimos meses sea muy contenida. “No hemos experimentado una subida grande en el recibo de la luz”, destaca Barbosa. La cadena, por otro lado, ha podido afrontar estos dos años de pandemia desde una posición económica muy solvente, ya que no tiene endeudamiento bancario y ha podido hacer frente a sus compromisos con recursos propios. 

AGRADECEN EL FIN DE LAS MASCARILLAS

Mientras empiezan a notar, a nivel de altas, el impulso por la retirada de las mascarillas, lo cierto es que dentro de sus centros los usuarios han agradecido la desaparición de esta medida. “Había una sensación de hartazgo, ahora hay más relajación”, comenta el cofundador de la cadena. Fightland sigue repartiendo entre sus socios mascarillas quirúrgicas para aquellos que quieran seguir llevándolas, aunque su uso ha caído significativamente en las últimas semanas. Si en la primera semana la seguía usando, aproximadamente, el 40% de los socios, ahora apenas la llevan un 10%. 

Al ofrecer entrenamientos de tipo aeróbico, los clientes de la enseña han agradecido especialmente poder volver a retomar la actividad con las mismas condiciones que tenían antes de la pandemia. Para algunos de sus entrenamientos, el tener que llevar mascarillas durante las sesiones suponía casi emular un entrenamiento hipóxico. 

A LA BÚSQUEDA DE NUEVOS CENTROS

Como ya adelantó CMDsport el pasado mes de febrero, Fightland espera lograr cerrar uno o dos proyectos más de aquí a finales de año para poder aumentar su red de centros. La cadena está detectando oportunidades de negocio entre centros que han cerrado o bien que permanecen abiertos pero que se traspasan. Tras desechar un par de opciones en Cataluña que no les encajaban, ahora rastrean algunas capitales de provincia donde aún no tienen presencia. Uno de las ventajas que su modelo ofrece respecto a otras marcas es la baja inversión que requieren sus centros en comparación con la que se exige en un gimnasio estándar con equipamientos de tecnología de última gama.

Fightland gestiona actualmente nueve gimnasios en España, siendo la Comunidad de Madrid el territorio donde aglutinan una presencia más destacada, con cinco centros. Los cuatro restantes se reparten entre Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia y Andalucía. 


No hay comentarios

Añade el tuyo