ESENCI@L

Por todo el mundo

Fit Jeff aspira a tener 14.000 gimnasios boutique “en ocho o diez años”

La enseña pone en marcha su primer centro en España

fitjeff-bis

Fit Jeff puso en marcha a finales de la semana pasada su primer centro en España, concretamente en Valencia. Durante los primeros seis días pasaron por el centro más de 100 personas para probar su entrenamiento y ver sus instalaciones. La cadena inaugurará oficialmente este establecimiento el próximo 1 de septiembre.

(27-6-2020). La franquicia de gimnasios boutique Fit Jeff aspira a igualar el número de centros que tiene CrossFit en todo el mundo en un período de entre ocho y diez años. El proyecto busca alcanzar, entre 2028 y 2030, los más de 14.000 centros con los que cuenta a día de hoy la empresa norteamericana.

La cadena de gimnasios boutique Fit Jeff, surgida de la integración de la plataforma valenciana Entrename dentro de la franquicia de lavanderías Mr Jeff, abrió el pasado 18 de su primer centro, en Valencia. Hasta el 31 de agosto, un centenar de usuarios realizarán de forma gratuita una prueba operativa. No será hasta el 1 de septiembre cuando la cadena empezará a cobrar cuotas a sus socios.

ENTRE 15 Y 20 CENTROS ESTE 2020

La startup valenciana tenía previsto inaugurar este centro a finales de marzo, pero tuvo que aplazar sus planes cinco meses debido al COVID-19. La pandemia también ha retrasado la apertura de otros locales. Si no hay más impedimentos de aquí a final de año, esperan cerrar este 2020 con entre 15 y 20 nuevas aperturas, la mitad de las 30 o 40 previstas en un principio. La cadena cuenta con un centenar de partners comprometidos con la apertura de distintos centros por todo el mundo.

PRIMER GIMNASIO EN ESPAÑA

Tras abrir su primer centro en España, donde aseguran que pronto habrá muchos más, los siguientes destinos que darán continuidad a su ofensiva mundial serán Chile, Ecuador y México. En otros países latinoamericanos como Perú, Uruguay o Brasil, su aterrizaje será más lento de lo esperado debido al mayor impacto que ha tenido la pandemia en estas zonas. Indonesia y Filipinas son otros dos destinos en los que Fit Jeff ya tiene a algunos franquiciados con aperturas pendientes.

La empresa matriz, Jeff, cuenta ya con cerca de 700 empleados, entre los que se encuentra un equipo de expansión que se encarga de hacer consultorías a los potenciales partners. Su oferta cuenta en la actualidad con cuatro líneas de negocio: Fit Jeff (gimnasios), Mr Jeff (lavanderías), Beauty Jeff (peluquería) y Relax Jeff (masajes). “Vendrán más en el futuro”, anticipa el maximo responsable de la enseña, Diego Moya.

UN MÍNIMO DE 140 ABONADOS POR CENTRO

La idea de Fit Jeff es expandirse por todo el mundo a través de locales de entre 75 y 100 metros cuadrados que necesitan un mínimo de 140 usuarios para ser rentables. Los responsables de la marca, sin embargo, se marcan como objetivo lograr una media de 300 socios por centro. Pese al reducido espacio de sus instalaciones, Moya asegura que tendrán capacidad para llegar a acoger “entre 500 y 600 personas” porque están “muy optimizadas”.

A nivel económico, su previsión es que los centros, una vez estén consolidados, logren recaudar entre 12.000 y 20.000 euros al mes. Las tarifas, asegura, se moverán entre los 45 y los 52 euros mensuales. “Queremos estar entre un 30% y un 40% por debajo del precio de la competencia. Ofrecemos un precio de gimnasio pero con el valor de un centro boutique”, aclara su máximo responsable.

AYUDAS A LOS FRANQUICIADOS

Fit Jeff quiere desarrollar una rápida expansión ayudando a los franquiciados a abrir sus locales. Además de facilitarles soporte logístico y estudios de mercado de las respectivas zonas, la cadena prevé un plan de ayudas económicas para aquellos emprendedores que no puedan afrontar el pago inicial requerido para arrancar una de sus franquicias, y que gira en torno de los 43.000 y los 60.000 euros.

En estos casos, Fit Jeff ha previsto aportar el 70% de la cantidad inicial a través de inversores externos, de forma que el entrenador que lidere cada gimnasio apenas tendrá que aportar, de entrada, un 30% del dinero necesario. La estimación que hace la compañía es que, una vez el franquiciado haya encontrado el local adecuado, le bastará con dos meses de obras para poder iniciar la actividad. “Lo bueno de Fit Jeff es que te cabe en un primer piso”, puntualiza el dirigente de la empresa.

ECHAR RAÍCES EN LOS BARRIOS

Uno de los principales objetivos de Fit Jeff, tal y como indica su lema ‘Have fun, make friends’ es crear “un sentimiento de comunidad entre los socios”. Para la compañía, además, es esencial “devolver a los barrios la vida que la digitalización les ha quitado”. Para ello, pedirán a los fitness manager, los responsables de cada centro, que dediquen parte de su horario a gestionar acuerdos con negocios de los respectivos barrios.

En Valencia, por ejemplo, han acordado hacer una clase de yoga en una cafetería que les ofrece un brunch. “Queremos hacer eventos en lugares infrautilizados en ciertas horas como tiendas conceptuales, museos, hoteles, galerías de arte, sitios donde nunca te imaginarías entrenar”, expone el máximo responsable de Fit Jeff.

CENTROS ADAPTADOS A LA PANDEMIA

A nivel funcional, la pandemia no ha alterado demasiado los planes de la cadena. Desde antes del estallido de aquella, sus responsables decidieron reducir el aforo legal permitido (entre 22 y 24 usuarios por clase) a apenas 16 para dejar un metro y medio por persona.

Con el COVID-19, la cifra final ha bajado hasta los 11 o 12 usuarios por clase, de forma que se aseguran los dos metros por usuario.

Además del distanciamiento social, la compañía ya tenía previsto funcionar con un sistema de cita previa para la reserva de clases y otro de limpieza constante entre clase y clase.


No hay comentarios

Añade el tuyo