ESENCI@L

Concluyó 2020 con seis locales entre España y Latinoamérica

Fit Jeff se propone realizar 90 aperturas durante 2021

Este 2021 se propone expandirse en España y abrir hasta 13 mercados internacionales

Fit-jeff-CEO-Diego-Moya-bis

El máximo responsable de Fit Jeff, Diego Moya, se propone este 2021 alcanzar la cifra de 300 profesionales franquiciados. En la actualidad cuentan con unos setenta.

(14-1-2021). La franquicia de gimnasios boutique Fit Jeff espera que 2021 sea su año de despegue. Tras un 2020 de preparación, introducción y lenta implantación, la cadena se prepara para poder multiplicar su presencia por todo el mundo cuando el Covid-19 lo permita.

Fit Jeff lleva varios meses preparándose para afrontar uno de los planes de expansión más ambiciosos anunciados en los últimos años en el sector del fitness mundial: alcanzar los más de 14.000 centros de CrossFit entre 2028 y 2030. Las previsiones eran meses a una pandemia que, de entrada, rebajó las aperturas finales del 2020: de las más de diez previstas, finalmente pudieron inaugurar seis. De cara al 2021, el proyecto busca realizar 90 nuevas aperturas por todo el mundo.

La enseña inauguró su primer local en España en Valencia en septiembre del año pasado, donde ya acumulan un centenar de abonados. Para cubrir gastos, señalan desde Fit Jeff, deben llegar a 140 usuarios por centro. Un punto de equilibrio que esperan que sus locales alcancen seis meses después de su apertura. En el resto de centros, se mueven entre 40 y 75 socios.

También en la capital del Turia abrieron su segundo local. Más tarde desembarcaron en cuatro países de Latinoamérica: Ecuador, Chile, México y Uruguay. En la actualidad, sólo el de Ecuador permanece abierto, junto a los dos de Valencia, ya que en el resto de países sufren los cierres provocados por nuevos confinamientos.

ABIERTOS A NUEVOS MERCADOS

La marca de gimnasios boutique forma parte de la start up valenciana Jeff, un modelo de franquicias que empezó ofreciendo servicios de lavandería y que se ha ido extendiendo en otros negocios. En la actualidad, el grupo tiene presencia en 40 países, pero su idea es seguir abriéndose mercado en nuevos territorios.

“Cuando abrimos un mercado vertical, siempre empezamos por España y Latinoamérica. Tras unos meses de validación y pruebas, ya vamos a por el resto”, explica el máximo responsable de Fit Jeff, Diego Moya.

Los planes de la cadena de cara al 2021 siguen esa proyección geográfica: de cara al primer trimestre, quieren empezar con nuevas aperturas en España (Valencia, Sevilla y Madrid son las ubicaciones más avanzadas) y distintos países de Latinoamérica.

De cara al segundo trimestre, su idea es poder abrir locales en Estados Unidos y distintos países europeos (Francia, Alemania, Reino Unido, Portugal, Italia, Suiza, Austria, Rumanía, Bulgaria, Hungría, Grecia y República Checa).

BUSCAN NUEVOS FRANQUICIADOS

También entre sus planes se encuentran algunos sitios estratégicos de Asia (Filipinas) y África (por concretar), donde aún están buscando y conversando con potenciales partners. Se espera que, a medida que se vayan abriendo algunos países, puedan añadir más franquiciados a su red.

En la actualidad cuentan con unos 70 franquiciados a la espera de poder abrir distintos centros cuando la pandemia lo permita. Su meta, de cara a este año, es elevar esta cifra hasta los 300.

Este crecimiento, eso sí, está sujeto a las restricciones y confinamientos que viva cada territorio. “Estamos yendo con cautela. Preferimos aguantar un poco, o que el partner empiece con clases online antes de abrir. Porque cuando lo haga tendrá que incurrir en gastos. Todos están a la espera de que mejore la situación para poder abrir”, retoma Moya.

MESES DE APRENDIZAJE

Los meses de espera no están siendo en balde para Fit Jeff, que aprovecha este impasse hasta que sus franquiciados puedan abrir para analizar las primeras conclusiones que sacan en sus centros abiertos para perfeccionar su modelo: “Son meses de aprendizaje, de pulir procesos. Queremos mejorar la comunicación con los franquiciados para que entiendan bien la propuesta de valor, que es diferencial, la parte de la contratación de entrenadores y la gestión del fitness online. Queremos que abran con más confianza cuando puedan”, añade Diego Moya.

La cadena también está impulsando una estrategia para facilitar herramientas a sus franquiciados. “Hasta ahora Jeff daba mucho soporte a nivel de marketing, ahora invertimos recursos para que todo esté más automatizado y que los franquiciados tengan más y mejores herramientas para que no sean tan dependientes de nosotros”, expone el emprendedor.

Cada franquiciado tendrá acceso a un software mejorado al que tenían y que recibe el soporte directo del personal de Jeff. Con él, esperan facilitar la gestión de sus negocios. La intención de la compañía es que todos los franquiciados estén preparados para poder impulsar sus locales cuando afloje la pandemia.


No hay comentarios

Añade el tuyo