ESENCI@L

Fit21 refuerza su fitness oudoor para impulsar nuevas altas

La cadena desarrolla un sistema de clases outdoor con auriculares

fit21-exterior-cascos

Espacio habilitado por Fit21 para la práctica de indoor walking al aire libre y con auriculares para evitar generar contaminación acústica.

(10-5-2021). La cadena valenciana de gimnasios low cost ha obtenido los permisos para utilizar espacios de la vía pública para extender sus entrenamientos fuera de las cuatro paredes. Para ello, ha creado un sistema de comunicación vía auriculares con los que evitar la contaminación acústica. Aseguran que esta oferta está propiciando que aumenten las altas.

A pesar de que los gimnasios y centros deportivos cuentan cada vez con menos restricciones, hay tendencias que la pandemia despertó y que han llegado para quedarse, como es el fitness al aire libre. Una práctica que todos los clubes de fitness con espacios abiertos explotaron en los momentos en los que los interiores de las instalaciones deportivas estaban cerrados o el miedo a contagiarse en lugares cerrados era una constante.

Y que, la mayoría, ha seguido ofertando hasta el momento actual en el que el fitness outdoor se ha convertido en una extensión más de todos los servicios ofertados por los centros deportivos.

Aprovechar todo el exterior disponible

En el caso de la cadena valenciana de gimnasios low cost Fit21, el exterior no fue una baza disponible en los meses duros de restricciones, pero no ha querido perder este tren y desde hace unas semanas ha comenzado a ofrecer clases colectivas al aire libre en dos de sus tres clubes, los que contaban con espacio exterior aprovechable.

Como explica el gerente de la cadena Óscar Alemany, “estamos sacando clases al exterior, aprovechando todos los espacios que nos permiten las instalaciones, desde el párking hasta terrazas e incluso zonas de servicio pertenecientes a locales, para las que se nos ha concedido ampliaciones de licencia de apertura”.

Clases silenciosas

Con el objetivo de no perturbar la paz vecina, la cadena ha ideado un sistema de comunicación con los socios mediante cascos vía RF, que evita la emisión de contaminación acústica, y ha facilitado la obtención de los permisos, como admite Alemany.

Argumento de venta

Para Fit21, el fitness outdoor es una “apuesta segura” para el sector en el momento actual, considerándose este servicio “un argumento de peso a la hora de vender suscripciones”. De hecho, en el caso de esta cadena valenciana, “la respuesta está siendo espectacular porque, cumpliendo con las distancias se puede entrenar sin mascarillas y los usuarios lo están valorando mucho”. Es más, “es ya un argumento de peso vital para el 60% de las nuevas altas”.

Fit21 hizo su debut en San Juan, Alicante, en 2014. En 2016 abrió su primer club en Elche, al que siguió un segundo un año después. La cadena ha habilitado zonas de fitness al aire libre en sus clubes de San Juan, donde ha ubicado un espacio de ciclo indoor con capacidad para 14 usuarios, y otro de yoga y pilates para 16 personas. Así como en Elche Altabix, donde ha implementado una sala exterior de indoor walking, disciplina no ofrecida con anterioridad en el club, con capacidad para 12 usuarios por sesión.

Antes de la pandemia, daba servicio a alrededor de 8.000 clientes, de los cuales, actualmente conserva algo menos de 6.000.


No hay comentarios

Añade el tuyo