ESENCI@L

“El aeróbic nos aporta un 20% más de usuarios”

aerobicrondanorte

(23-12-2014). Dicen del aeróbic que su tiempo ha pasado, pero para el gimnasio Fitness 19 Ronda Norte ha supuesto un soplo de aire fresco. Y es que, como comenta su director, si el aeróbic ha pasado a mejor vida, “este muerto está muy vivo”.

Hace dos años que Carlos Arraiza y Pedro Ruiz abrieron en Pamplona el gimnasio franquiciado Fitness 19 Ronda Norte. Pero, desoyendo los consejos de colegas de profesión, no se limitaron a seguir las directrices que la franquicia les dictaba, sino todo lo contrario; apostaron por innovar. E innovaron rescatando unas disciplinas que la mayoría del sector ha dado por muertas y enterrado; las actividades coreografiadas progresivas como Aeróbic y Steps.

“Vimos que para el tipo de usuarios de fitness que habían en la zona de influencia del gimnasio, el aeróbic podía convertirse en un nicho comercial y para nada era una disciplina que debíamos dejar apartada”, comenta el propietario del centro, Carlos Arraiza.

Un 20% más de usuarios
Y tras dos meses en funcionamiento, se ha constatado que la apuesta de estos emprendedores no era equivocada. “La experiencia de apostar por las actividades coreografiadas progresivas no puede ser más satisfactoria (…) y tanto el Aeróbic como el Step se han convertido en una de las señas de identidad de nuestro centro”, afirma Arraiza.

Es tal la fuerza que ha adquirido, que el director asegura que sin la oferta de clases de aerobic ni steps en su programa de actividades, “el centro podría tener entre un 15 y un 20% menos de usuarios”.

Motivación y nuevos retos
Fitness 19 Ronda Norte imparte tres niveles de aeróbic, (iniciación, medio y avanzado), y el perfil de asistentes a estas clases es “un público exigente, que le gusta el mundo del gimnasio y que no se conforma con hacer siempre lo mismo, que busca cada día un nuevo reto”.

Precisamente, para Arraiza, el éxito del Aeróbic y los Steps en su gimnasio se debe a que “hace unos años que vienen proliferando actividades coreografiadas, no progresivas, que exigen aprender una sesión y que sistemáticamente se repiten durante uno o dos meses. Una simplificación para los clientes y también para quienes imparten las sesiones, ya que una vez aprendida la sesión, el esfuerzo es mucho menor”.

“Esta aparente ventaja en primera instancia, -continúa-, a medio plazo se convierte en un problema, ya que las clases se vuelven rutinarias, tanto para el usuario que se cansa antes de la actividad, como para el técnico que acaba sumido en la monotonía fruto de la falta de evolución”.

En cambio, “los usuarios de fitness necesitan que les motives, que les aportes nuevos retos cada día y ponerles pequeñas complicaciones. El Aeróbic es una disciplina que crece y que gusta a quien quiere cada día situarse frente al reto de ser sorprendido por una nueva sesión, una nueva coreografía o una nueva música”, añade.

Sin embargo, Arraiza asegura que esta se trata de la experiencia de su centro ubicado en Pamplona y que “la realidad de cada centro y su competencia dictará si puede o no ayudarle el apostar por las actividades coreografiadas progresivas”.


No hay comentarios

Añade el tuyo