ESENCI@L

Retrocede un 19% respecto a 2020

Fitnessdigital factura 21 millones en 2021, su segundo mejor año en ventas

Auguran un 2022 con ventas aún superiores a la era pre covid

4px-BW84_n0QJGVPszge3NRBsKw-2VcOifrJIjPYFYkOtaCZxxXQ2SVH1KdT8yJf9coCrMfdKtewcREXuJox0BE9cgwIFltoeUbQLfnqccCxslS4cWe75g

Fitnessdigital dispone de presencia física en 30 tiendas repartidas por 11 comunidades autónomas distintas

(10-5-2022) Fitnessdigital cerró 2021 girando la segunda mayor cifra de su historia, algo más de 21 millones. Se trata de una cantidad condicionada por el impulso que se arrastraba el pasado año por la pandemia. En 2020, la enseña giró 26 millones, un 19% más.

Fitnessdigital culminó el pasado ejercicio fiscal con una facturación que superó los 21 millones de euros. El líder del retail online especializado en homefitess retrocedió un 19% respecto a la cifra récord girada en 2020, 26 millones de euros, pero firmó su segunda mejor marca histórica. Pese al retroceso experimentado, las ventas del año pasado supusieron un 63% más que en 2019, cuando la compañía (Fitnessbit) vendió por valor de 12,9 millones de euros. Antes de la pandemia, su mejor registro eran los 18,2 millones de 2016. 

Según explican a CMDsport desde la enseña, las cifras obtenidas en los dos últimos ejercicios no son comparables con las de los años sin covid dado que la pandemia provocó un aumento extraordinario de la demanda de productos de homefitness. De cara a este 2022, el fundador y gerente de Fitnessdigital, José Ignacio Rodríguez, vaticina un regreso a “cifras más normales”, lejos de las de los dos últimos años, aunque “por encima de 2019”. 

De cumplir estos pronósticos, Fitnessdigital se movería entre los casi 13 millones de euros de 2019 y los 21 obtenidos este 2021. “Todavía no tenemos una prevision clara porque hay mucha incertidumbre”, puntualiza Rodríguez, quien admite que la demanda ha bajado en este inicio de año con respecto a los precedentes. 

LA DEMANDA, A LA BAJA

Según el gerente de Fitnessdigital, 2022 empezó con un buen ritmo de ventas, “incluso un poco mejor de lo esperado”, pero a partir de febrero la demanda de homefitness empezó a caer. Desde entonces, indica, son varios los factores que han ido rebajando el consumo de productos de este segmento. 

El primero, el impacto de la guerra en Ucrania. “Desde finales de febrero, la incertidumbre mundial de la guerra en Ucrania y la inflación han provocado que todos los mercados en los que se compran productos de inversión el cliente opte por esperar a ver qué ocurre”, aporta. 

Históricamente, el consumo de productos de homefitness se eleva en los meses más fríos del año. “En enero se vende más que en febrero; en febrero más que en marzo y, en marzo, más que en abril, pero la caída este año ha sido más pronunciada de lo que la industria del fitness esperaba”, añade Rodríguez, quien introduce la variante del tiempo. A más calor, menos consumo de productos de fitness para el hogar. 

Otro factor a tener en cuenta es la caída de restricciones como las mascarillas en los centros deportivos, lo que ha ayudado a impulsar la recuperación de los gimnasios. “Se han juntado varios factores que han bajado la demanda en los últimos meses, pero es difícil saber cuál pesa más”, indica Rodríguez. 

Desde Fitnessdigital, sin embargo, consideran que el consumo de productos de homefitness a medio plazo “será alto” porque se hará más deporte en casa y porque el cuidado de la salud entre la población será mayor que antes de la pandemia. La apuesta cada vez más generalizada por la digitalización de equipamientos de fitness para el hogar es otro factor que elevará el atractivo de este tipo de productos para los consumidores. 

SUMINISTROS A TIEMPO, PERO CON ALTOS PRECIOS

El alto nivel de sobreestock que persiste, y que podría mantenerse hasta finales de año de forma más o menos generalizada en la práctica totalidad de países europeos, está provocando distintas consecuencias. La primera, que muchos operadores estén optando por “liquidar sus productos viejos con ofertas muy agresivas”. 

La segunda, que se hayan acortado los plazos de entrega de suministros por parte de los fabricantes asiáticos. “Pides un producto y te lo sirven en un tiempo normalizado porque no se está pidiendo mucho producto a China. En casi todos los países hay stock suficiente para unos meses, eso ha provocado que haya una fabricación más baja”, incide Rodríguez. 

Pese al restablecimiento de tiempos de entrega, hay un factor, el precio, que aún no ha vuelto a los niveles previos a la pandemia. “Los contenedores siguen costando siete veces más que antes. Importar ahora sigue siendo más caro que antes. Además, el dólar está a 1,05”, apunta. Por esos factores, comenta, las marcas no tienen prisa en importar de Asia unos productos de homefitness que ahora son más caros que hace dos años. 

Fitnessdigital tiene en la actualidad presencia física en 30 tiendas, la gran mayoría de la mano de Intersport. Éstas se reparten en once comunidades autónomas: Canarias (6 establecimientos), Galicia (4), Cataluña, País Vasco y Baleares (3), Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana, Navarra, Andalucía y Murcia (2) y Asturias.


No hay comentarios

Añade el tuyo