Quantcast

ESENCI@L

Ofrecerá servicios gratis y congelará cuotas a cambio de pactar su regreso

Fitup diseña una estrategia para minimizar las bajas veraniegas

Confía llegar a los 20 gimnasios en 2022

Fitup-vic-bis

FitUp cuenta con un único gimnasio en Cataluña. Éste se encuentra en la localidad de Vic.

(5-7-2021). Fitup encara el verano con la difícil misión de minimizar las bajas de abonados en un contexto en el que el fitness aún se está recuperando de los estragos causados por la pandemia. La cadena asume que tendrá bajas, pero ha diseñado una estrategia para mantener el vínculo con los usuarios que se vayan.

La llegada del verano está suponiendo un freno en el ritmo de recuperación de altas de los gimnasios. El sector asume que no será hasta septiembre cuando, si la pandemia no lo impide, vivirá un impulso importante a nivel de nuevos abonados, pero aspira, mientras tanto, a estabilizar sus cifras durante una época estival que se presume más complicada que la de años anteriores por la menor cantidad de abonados apuntados.

“Estamos viviendo un parón en la recuperación que se ha sumado a una serie de bajas anticipadas: la gente quiere irse de vacaciones para olvidarse de la pandemia”, admite el fundador y CEO de Fitup, Carlos Castañeda. La cadena que dirige se ha caracterizado históricamente por no imponer matrículas y por facilitar tanto los procesos de alta como de baja de sus usuarios.

PREVISION DE CAÍDA ESTIVAL

Este verano asumen que será similar a los anteriores en lo relativo al comportamiento de sus abonados, de forma que estiman que podrían sufrir una caída de entre un 20% y un 25% de su masa social. Sin embargo, desde Fitup han diseñado una estrategia con la que confían en poder reincorporar a cerca del 80% de los usuarios que se den de baja este verano.

Dicha fórmula pasa por ofrecer a sus usuarios la posibilidad de congelar el pago de su cuota durante uno o dos meses, con la única contrapartida de dar el consentimiento a Fitup a pasarles el recibo de agosto o, si lo prefieren, directamente el de septiembre.

PROPUESTA ONLINE

Durante este período de parón, la cadena ofrece a los usuarios que se acojan a esta oferta una línea de clases y entrenamientos online de su plataforma, descuentos con marcas de proveedores de equipamientos deportivos como TRX o colchonetas para que puedan entrenar con su material desde casa o el lugar de vacaciones que elijan y, por último, un servicio básico de consulta individual con entrenadores de la empresa para poder diseñar entrenamientos durante el verano.

A través de esta estrategia, Fitup ofrece una solución fuera de la cuota para satisfacer a los usuarios, que obtienen servicios gratuitos o a muy bajo coste y se ahorran el pago de una o dos cuotas de gimnasio. A cambio, la cadena se asegura la reincorporación de un importante volumen de abonados entre agosto y septiembre.

CONEXIÓN CON EL CLIENTE

“Es algo que no habíamos hecho hasta ahora. Nos parece fundamental mantener el vínculo y la conexión con el cliente. Por ahora está teniendo bastante aceptación. Sin este servicio, no sabríamos si muchas de las bajas volverían”, comenta Castañeda.

Se trata de una fórmula inédita en esta enseña que, si da buen resultado, confían en poder mantener más allá de la pandemia. La posibilidad de consultar el aforo real de los centros a cada minuto y el sistema de reserva de clases a través de su aplicación serán otras de las novedades que ha traído la pandemia y que se quedarán en el futuro.

Fitup aglutina, en la actualidad, algo más de 30.000 abonados. La previsión de la cadena es poder cerrar el año con entre 40.000 y 44.000 usuarios.

4 NUEVOS GIMNASIOS EN CARTERA

La llegada del verano y el mantenimiento de muchas restricciones por todo el país han frenado los planes de expansión de Fitup. La enseña quería iniciar ahora las obras del centro que quiere abrir en Gijón, pero las ha aplazado ante la incertidumbre causada por las estrictas medidas dictadas en Asturias.

“Hasta que no tengamos claridad de que va a haber continuidad no vamos a meternos en inversiones. No nos preocupa posponerlo un poco más. No tenemos prisas”, reconoce el CEO de Fitup. El empresario puntualiza, eso sí, que sólo necesitarán un mes de reformas para adaptar el que será su primer local en Asturias.

Además de este proyecto, Fitup trabaja en otras tres aperturas en la Comunidad de Madrid: dos en Madrid capital y una en las afueras. La enseña prevé iniciar las obras de uno de estos proyectos a finales de agosto para inaugurarlo a finales de este año. “Los otros dos siguen su ritmo, pero sin ser prioritarios”, añade Castañeda, que por ahora no pone fecha a estos proyectos.

Fitup, que en la actualidad gestiona 16 gimnasios, podría alcanzar los 20 en 2022. Con los tres previstos en la Comunidad de Madrid, consolidará su posición en este territorio, donde crecerá hasta los 15 locales.


No hay comentarios

Añade el tuyo