ESENCI@L

Ve la falta de formación un escollo para la evolución del entrenamiento personal

Funziona presagia “meses fuertes” de contratación de entrenadores personales

Alcanza los 15 clubes y supera los 50 entrenadores en nómina

entrenador-personal

Desde Funziona se perciben dos escollos a la proyección de la figura del entrenador personal. Por una parte, "la percepción de que no es necesaria una formación continua", a lo que se sumaría aún "una falta de valor en la sociedad", que poco a poco "estaría cambiando a mejor", consideran.

(25-3-2021). La empresa de entrenamiento personal en grandes superficies Funziona espera un gran movimiento en la contratación de entrenadores personales y directores técnicos en los próximos meses. Asegura que la pandemia ha dejado en el paro a perfiles “muy cualificados”, en un momento en el que el entrenamiento personalizado se ha revalorizado.

Jorge García, Ceo de Funziona, considera que la pandemia ha dejado en el paro a “profesionales de muy alta cualificación”.

La contratación de entrenadores personales, así como de directores técnicos en instalaciones deportivas, podría vivir un repunte durante este 2021. Así lo vaticinan desde Funziona, empresa especializada en ofrecer servicios de entrenamiento personal en centros deportivos, que espera que la demanda se incremente considerablemente dándose unos “meses muy fuertes”, en cuanto a contrataciones.

Tras siete años de andadura, la compañía vivió el pasado 2020 como “el más complicado desde la creación de la compañía”, como valora su Ceo, Jorge García González. Aún así, “con las herramientas que nos dio el estado”, la empresa consiguió capear el temporal de la pandemia conservando gran parte de los 50 entrenadores que tenía en nómina en el estallido de la crisis, así como aumentar la cifra de instalaciones en las que presta servicio de entrenamiento personal, pasando de 13 a 15 clubes, todos ellos pertenecientes a las cadenas Basic Fit y Vivagym.

Entrenadores más cualificados

Para este 2021, la empresa cuenta con altas expectativas de crecer tanto en número de clubes como de entrenadores personales, en concordancia con el auge de contrataciones de servicio de entrenamiento personal que prevén.

Y esperan poder hacerlo con un notable incremento en la calidad del servicio a ofertar, derivado del alto nivel de los profesionales que están recalando en Funziona y que la pandemia ha dejado en el paro. Especialmente en lo que se refiere a puestos de dirección, García destaca que “tenemos grandes directores que están con muchas ganas de poder crecer en equipos a los que dirigir”.

Poca preocupación ante el intrusismo

Para el Ceo de Funziona, la pandemia ha revalorizado la figura del entrenador personal, llevando a que “la sociedad española se haya dado cuenta de lo frágil que es a veces su salud y que la actividad física puede mejorarla en poco tiempo”. Escenario en el que el entrenador personal ha ganado peso, impulsado por el auge del entrenamiento virtual y al aire libre.

Preguntado por la amenaza para este segmento que supone a proliferación de profesionales sin cualificación que se han sumado a la moda, Jorge García se muestra “poco preocupado”, puesto que “la sociedad es lo suficientemente inteligente como para seleccionar bien los servicios que consume y con quien”.

En todo caso, prosigue, “somos los profesionales y las empresas del sector las que tenemos que hacer un gran trabajo exigiendo la colegiación y la máxima formación posible, y los resultados llegarán por sí solos”. En este sentido, aplaude “el gran trabajo, a veces invisible” que realizan los colegios profesionales autonómicos en la defensa de la profesión.

Denunciar malas praxis

Aún así, invita “a todos a no callarse ante una mala práctica en el sector, porque para Funziona es tan malo el que lo hace como el que lo permite”. Cree que “nos hacemos un flaco favor si lo vemos y no hacemos nada”, esperando que “con el trabajo de organismos públicos y colegios profesionales, las malas prácticas se reduzcan hasta la mínima expresión y en el menor tiempo posible”.

Dos frenos al crecimiento del entrenamiento personal

Con todo, considera que la figura del entrenador personal en España todavía debe evolucionar más, presentándose a ojos de García dos principales escollos para su proyección profesional.

“La profesión del entrenamiento personal tiene un gran problema y es el conformismo y la creencia de que no es necesaria una formación continua”, lo cual redundaría en la calidad del servicio ofrecido. Por otra parte, continúa, “existe un segundo escollo y es la falta de valor que tenemos en la sociedad que, aunque está mejorando poco a poco, todavía queda mucho que crecer en este sentido. Tenemos que seguir dando razones a la población para que quieren hacer actividad fisica en compañía de profesionales cualificados”.


No hay comentarios

Añade el tuyo