ESENCI@L

Galisport-Hispano: “El reto ahora es ofrecer una recompensa tangible y casi instantánea”

Para atraer a las nuevas generaciones a los gimnasios

hispano-galisport

Sala de fitness de Hispano Happiness Club, en Sevilla.

(26-6-2019). La cadena sevillana cree que, en los 23 años de su trayectoria, el sector español del fitness “se ha profesionalizado mucho”, pero tiene un fuerte reto por delante: atraer a las nuevas generaciones, para lo que considera que será necesario innovar en los productos e incluir más tecnología.

Para Manuel Delgado, director técnico de Hispano Happiness Club y Galisport Happiness Club, “cada vez hay mejores profesionales gestionando los centros deportivos y esto está llevando a que el servicio que estamos prestando en el sector sea cada día mejor”.

Sin embargo, admite que queda mucho camino por recorrer en la lucha contra el sedentarismo y en aumentar la tasa de penetración de los gimnasios. Metas que, a su modo de ver, requieren de un cambio de mentalidad. “La práctica deportiva regular es un tema de hábito y conseguir que algo se convierta en hábito en nuestra vida es difícil y lleva tiempo de práctica continuada”, señala. A lo que añade que “vivimos en una sociedad muy cambiante donde la inmediatez se ha convertido en un mantra, vivimos un momento social de gran cambio en el que las nuevas generaciones que se incorporan por primera vez a los centros deportivos son muy diferentes a las generaciones anteriores y tienen prioridades distintas”.

La inmediatez se ha convertido en un mantra

Atraer a los jóvenes

Ello hace que para Delgado, “el gran reto de los gestores deportivos para los próximos años será precisamente ofrecer servicios atractivos para las nuevas generaciones, donde la recompensa comience a ser tangible de un modo claro y casi instantáneo”. Para ello, cree que “debemos apoyarnos en las nuevas tecnologías y evolucionar en este sentido”.

Del ‘happiness’ al ‘wow’

Una evolución que el propio grupo andaluz de gimnasios ha abrazado en sus carnes. La empresa debutó en el mercado del fitness en 1996 con la apertura en Sevilla del centro deportivo Hispano Club, al que se sumó un segundo, Galisport Club, también en Sevilla, en 1998.

“Galisport comenzó su actividad cuando en Andalucía no existía ningún espacio con una oferta deportiva tan amplia”, recuerda Delgado. En estos más de 20 años, “el sector ha ido evolucionando mucho”, asegura, “pero cuando se ha producido el gran cambio ha sido en los últimos 8 años con la aparición del modelo low cost y la gran evolución tecnológica del equipamiento, lo cual nos ha obligado a todos los agentes a evolucionar nuestros modelos e invertir para adaptarnos al nuevo escenario”.

Una evolución, que en el caso de la empresa sevillana, “ha estado en consonancia con los servicios que los centros iban ofertando en cada momento”. Así, “pasamos de vender fitness a introducir servicios como fisioterapia, tratamientos de belleza y spa, más relacionados con el wellness”.

Hasta, continúa, que “en Galisport quisimos ir un paso más allá creando el concepto Happiness”. “Nuestra idea es convertir nuestros centros en un punto de encuentro de usuarios donde puedan compartir experiencias a todos los niveles. El concepto gira en torno a ampliar nuestra cartera de servicios introduciendo actividades culturales, de ocio, viajes…, que nos permitan traspasar las paredes del centro y satisfacer las necesidades de ocio de nuestros clientes”, especifica Manuel Delgado.

El concepto Happiness nos permite traspasar las paredes del centro y satisfacer las necesidades de ocio de los clientes

Un nuevo adjetivo para las instalaciones deportivas que requiere de dos ingredientes principales, según apunta el director técnico: “Lo más importante y lo más difícil de conseguir es tener un equipo humano que comparta la visión del club, ya que son los mayores generadores de experiencias ‘wow’. Apostar por la cultura es esencial en este aspecto. Por otro lado, hay que tener programas de actividades culturales y de ocio adaptado a las distintas tipologías de clientes que conviven en la instalación”, apunta.

Aún así, Delgado afirma que “ser una instalación Happiness no es fácil y requiere de un esfuerzo importante en definir muy claramente los componentes de la experiencia, medirlos y tener planes específicos para su desarrollo”.

El ansiado ‘efecto wow’

Las experiencias y sobre todo aquellas que contengan el componente descrito como ‘wow’ se han convertido en una constante en el sector, ávido de soluciones que mantengan satisfechos a los clientes y aumenten su permanencia.

El efecto wow lo generan los trabajadores con cada interacción con el cliente

En el caso de Hispano-Galisport, Manuel Delgado explica que “las experiencias que más gustan a nuestros socios son las actuaciones de música en directo en sala de fitness, DJ en clases dirigidas, o experiencias en las que llegas al centro y te encuentran alguien pintando un lienzo gigante sobre un andamio mientras otra persona toca el saxo. Además, organizamos cada año un concurso de fotografía cofrade con interesantes premios en metálico, exposiciones de fotografía y actividades fuera de nuestras instalaciones”.

En cuanto al efecto wow, asegura que “lo generan las personas que trabajan en la instalación, con la atención que prestan diariamente a los clientes. La experiencia worw debe generarse en cada contacto, en cada interacción con el cliente”.

Acompañarse de tecnología

Pero no todo es ocio y experiencia. “El rendimiento deportivo sigue presente en nuestro servicio y es un factor clave del componente funcional de la experiencia”, señala Delgado. “Es evidente que si el cliente no consigue el objetivo por el que viene a nosotros, habremos fracasado”.

Para ello, considera clave “apostar e invertir en tecnología, ya que ayuda a hacer un seguimiento más exhaustivo de la consecución de los objetivos de nuestros clientes y nos permite ayudarles a conseguirlos”, opinando que “todos los operadores debemos seguir apostando por la tecnología, la innovación y sobre todo la formación”, tres conceptos que cree que “nos hacen mejores a todos”.

Todos los operadores debemos seguir apostando por la tecnología, la innovación y sobre todo la formación

Reto solidario Let’s Move

Otro aspecto que considera crucial para generar conexiones con los clientes es celebrar retos solidarios. Precisamente, en este 2019 Galisport-Hispano ha resultado ser uno de los ganadores del reto internacional Let’s Move For a Better World de Technogym. Un triunfo que ha permitido a la compañía donar 13.000 euros en material deportivo al Hospital Infantil Virgen del Rocío, colaborando con La Azotea Azul a través de la Fundación El Gancho.

Una actividad que “te ayuda a dinamizar el centro en el tiempo que dura la competición. Además, fomenta el sentimiento de pertenencia y fidelización, a la vez que te proporciona un reto para el equipo que hace que trabajen mano a mano por algo que trasciende del día a día”, explica Delgado.

El grupo sevillano se muestra muy satisfecho de su participación en el reto y afirma que el próximo año intentará revalidar triunfo, estando convencidos de “dar batalla por estar entre el Top10 mundial”.

Galisport-Hispano suma entre los dos centros deportivos unos 16.000 m2 de superficie (4.000 Hispano, 12.000 Galisport) que dan servicio a cerca de 10.000 abonados, sumando ambos centros. La compañía espera cerrar 2019 superando esta cifra de clientes para lo que ha introducido novedades y mejoras como los nuevos espacios G-Shape, boxes para actividades dirigidas HIIT, y espacios para Pilates y Yoga aéreos. Asimismo, ha apostado recientemente por las clases de Fit-Remo de entrenamiento en remo.


No hay comentarios

Añade el tuyo