ESENCI@L

La asociación da los primeros pasos hacia su profesionalización

Gestiona estudia emprender “medidas de fuerza” para presionar a las administraciones

La entidad se renueva con la mirada puesta en el futuro

IMG-4932

Gabriel Domingo, Josep Viladot y Carles Meilan, miembros de la junta directiva de Gestiona, presentaron los retos de futuro de la asociación en la asamblea ordinaria

(30-6-2022) Gestiona estudia emprender medidas de fuerza para presionar a las administraciones si éstas no responden a sus peticiones respecto a los reequilibrios patrimoniales por la pandemia y a compensaciones para poder hacer frente a los sobrecostes energéticos.

Gestiona coge impulso para iniciar una nueva etapa. La Asociación de Gestores de Instalaciones Deportivas Públicas de Cataluña celebró ayer en el Museo y Centro de Estudios del Deporte Doctor Melcior Colet la asamblea general de este 2022, un encuentro en el que trazó los retos de futuro y se constató la incertidumbre que aún viven los centros deportivos concesionales, que mantienen abierto un pulso con las administraciones públicas por el covid y los precios de los suministros. 

La asociación impulsó hace varios meses un estudio para cuantificar el impacto económico que tenían en los centros deportivos municipales de Barcelona los sobrecostes energéticos. El informe, que compartieron con el Institut Barcelona Esport (IBE), reflejaba que si se mantenían los precios del primer trimestre del año, en el total de 2022 los CEM de la ciudad deberían afrontar un sobrecoste de 14 millones de euros. La proyección que hizo el estudio fue que cada centro, de media, podría llegar a pagar 120.000 euros más en luz y 70.000 euros más en gas que el promedio de coste energético de 2019. 

Eso supone que cada instalación municipal de Barcelona debería pagar este año 190.000 euros más en consumos energéticos. Una cifra que podría superar los 220.000 euros si se actualizasen los mismos cálculos con los precios que los consumos energéticos han tenido de media a lo largo de este primer semestre. “La mayoría de nuestros centros no tendrán un excedente o beneficios de 190.000 euros como para soportar estos sobrecostes, de forma que tenemos que pasar de la sensibilización a la presión a las administraciones”, comentó el director general de la Fundació Claror y miembro de la junta directiva de Gestiona, Gabriel Domingo. 

Gestiona mira al futuro con un proyecto renovado en el que quieren fomentar la participación entre sus asociados

Desde Gestiona insistieron en la necesidad de “lograr una reacción de los ayuntamientos” ante el “triple impacto” que sufren actualmente los centros municipales: la diferencia de ingresos y abonados; los sobrecostes energéticos y el no poder repercutir la inflación en los precios de las cuotas. Por todo ello abrieron la puerta a “tomar medidas de fuerza que insten a las administraciones a actuar”. Gestiona pondrá el foco en Barcelona, pero siendo consciente que lo que ocurra en la capital catalana puede suponer una referencia para otras ciudades. 

PLANTEARÁN RECURSOS DE ALZADA

Para lograr los reequilibrios económicos pendientes de recibir de los ejercicios 2020 y 2021, desde Gestiona se instó a los asociados a presentar recursos de alzada o de negociación para presionar a las administraciones. La intención es que estos recursos se tramiten y presenten a lo largo de este mes de julio. La asociación recordó que las consecuencias del covid no solo tuvieron impacto en 2020, sino que se han alargado hasta 2021 y 2022. 

Desde la asociación aseguraron que tienen otras ideas al respecto sobre la mesa para intentar conseguir que las administraciones ayuden a compensar los sobrecostes energéticos, pero puntualizaron que aún están estudiando cuáles pueden ser más efectivas. Descartaron el cierre de instalaciones deportivas, ya que eso podría provocar una pérdida de socios, pero estudiarán en cambio iniciar otras estrategias como impulsar una recogida de firmas. “Tenemos la sensación de que la administración se moverá por cuestiones políticas o electorales, así que conseguir una recogida masiva podría ser una buena medida”, planteó Gabriel Domingo. 

El fundador y presidente de CET10, Carles Meilan, reclamó a las administraciones públicas “que se hagan cargo de los sobrecostes, porque si esto no se controla muchos centros tendrán que cerrar”. Asimismo, planteó la necesidad de que los usuarios de los centros deportivos “tomen conciencia” acerca del impacto económico que las empresas tienen que soportar. “Es un servicio público que hay que seguir prestando”, reivindicó. 

NÉSTOR VILELLA, NUEVO GERENTE

La asamblea también sirvió para designar a Néstor Vilella como primer gerente de Gestiona. Con esta figura, la asociación intenta dar un paso hacia su profesionalización. “Queremos cerrar esta dura etapa, marcada por la pandemia, y abrir una nueva etapa en la que queremos darle un impulso importante a Gestiona, dejando atrás el voluntariado”, apuntó el presidente de Gestiona, Josep Viladot. 

Consultor en gestión deportiva y evaluador del modelo EFQM de excelencia, Vilella tiene formación en gestión económica y financiera, marketing deportivo y gestión integrada de proyectos. Ha trabajado en distintas entidades deportivas como el CEM Can Caralleu, del que fue director; Sport Assistance 2000, como responsable de proyectos y director ejecutivo; y en Esport i Gestió Alt Ter SLNE, como consultor estratégico y operativo y gerente. 

MÁS PARTICIPACIÓN E INGRESOS

Esta designación forma parte de Gestiona Future, el nombre que recibe la nueva etapa que ahora inicia la asociación. Uno de sus ejes será fomentar la participación. Ayer mismo, los asociados pudieron votar qué acciones estratégicas consideraban prioritarias para trabajar de cara a los próximos meses. “Queremos que el peso de la junta se diluya, de forma que todo el mundo se sienta más partícipe”, explicó Gabriel Domingo. 

La asociación reconoció que aún tiene que definir una hoja de ruta, que les falta estructura profesional, mayor representación territorial e ingresos. Gestiona cerró el ejercicio 2021 con pérdidas -por la campaña publicitaria desarrollada para fomentar el deporte- y prevé repetir números rojos también para este 2022 -por el gasto que supondrá tener una figura con sueldo-, pero se compensarán con las reservas propias de la entidad. 

De cara a 2023, la asociación aspira a “multiplicar por cinco o por seis” los recursos económicos de que dispone. Esperan incrementar sus fondos ampliando el número de asociados, consiguiendo más mecenazgos y patrocinios y construyendo un marketplace de proveedores. “Queremos ayudarnos a referenciarnos los unos a los otros para tener las mejores oportunidades de contratación y generar valor entre nosotros, y que por otro lado un proveedor considere un punto positivo estar bien referenciado en este marketplace”, explicaron. Gestiona pretende impulsar más sinergias con entidades de su entorno y crear una “comunidad virtual y real” que sirva como punto de encuentro para compartir “prácticas útiles” entre todos los miembros de cada empresa o entidad. 

La asamblea también aprobó abrir la posibilidad a que cualquier instalación deportiva pública con carácter integral en Cataluña y con contrato de gestión pueda formar parte de Gestiona, que hasta ahora limitaba su acceso a aquellas empresas que tenían un régimen de abono. De esta forma, empresas de prestación de servicios y otros operadores podrán entrar en esta agrupación. 


No hay comentarios

Añade el tuyo