ESENCI@L

Arrancarán con una fabricación inicial de 1.000 unidades

Gimadd lanza un soporte para móviles para ayudar a digitalizar los gimnasios

De fácil implantación en cualquier tipo de equipamiento y maquinaria del centro

gimadd-support-3-bis

GIMNASIOS 'MOBILE FRIENDLY'. Los gimnasios que compren 20 o más unidades del soporte para teléfonos móviles Gimadd Support, recibirán una pegatina conforme son gimnasios ‘Mobile Friendly’.

(17-11-2021) La empresa valenciana Gimadd ha creado un soporte para facilitar el uso del móvil en los gimnasios. El dispositivo se pega a las máquinas de fitness y permite a los usuarios guardar los móviles en un sitio seguro y, a la vez, poder seguir contenidos de los centros mientras desarrollan su actividad.

Nace Gimadd Support, un soporte con cinco brazos extensibles que se adhiere en las máquinas de los gimnasios y que sujeta los teléfonos móviles durante la práctica deportiva. Este novedoso dispositivo, que Gimadd ha empezado a comercializar esta misma semana, se presenta como la solución a distintos problemas que los usuarios se encuentran en los centros deportivos: un espacio donde guardar el móvil que permite, además, poder seguir clases dirigidas de la app de cada centro (o cualquier otro contenido) desde una posición cómoda. 

El dispositivo tiene un soporte que se adhiere a la máquina de fitness, y luego, a través de dos imanes, se conecta con el brazo extensible, cuya posición se puede ajustar. Aunque se puede quitar y volver a poner, la recomendación de la compañía es que se quede de forma fija en las máquinas. Los soportes disponen de una placa de metal que también se puede fijar en las paredes. Gimadd ya ha establecido negociaciones con cadenas como Gymage y estima que en un centro medio o grande podrían caber entre 30 y 40 soportes. 

SÓLO PARA GIMNASIOS

La empresa, nacida en la Comunidad Valenciana, empezará fabricando una tanda inicial de 1.000 unidades que esperan tener listas a finales de este mes de noviembre. La intención de la compañía es limitar su venta a B2B, es decir, solo a gimnasios que quieran equipar sus máquinas con estos soportes.

La parte principal de la fabricación se realiza en Alicante, y su precio por unidad es de 69 euros. Desde Gimadd, eso sí, no descartan hacer descuentos en función del volumen de la compra. 

BUSCAN DISTRIBUIDORES

Gimadd empezará a comercializar este producto a través de dos vías: de forma directa y a través de un distribuidor que dispone de una marca de máquinas propia. La empresa busca distribuidores para España y el extranjero, aunque antes de decidirse por alguno quiere esperar a ver qué salida tienen sus primeras 1.000 unidades para determinar las condiciones que ofrece a los distribuidores. 

La compañía ya ha registrado la patente de este dispositivo, y espera poder renovarla tanto para España como a nivel internacional. 

GIMNASIOS ‘MOBILE FRIENDLY’ 

“Creemos que podemos ayudar a digitalizar los gimnasios. No todos pueden comprar máquinas de fitness con pantallas, porque son equipamientos caros, y de esta manera facilitamos a los usuarios el uso del móvil dentro del gimnasio mientras entrenan”, expone uno de los socios fundadores de Gimadd, Radu Chercheja. 

Los gimnasios que compren 20 o más unidades recibirán una pegatina conforme son gimnasios ‘Mobile Friendly’, algo que desde Gimadd entienden que puede ayudarles a adaptarse a las nuevas tendencias de usuarios -sean o no influencers- a los que les gusta hacerse fotos y vídeos mientras hacen fitness. También puede resultar de ayuda para que los usuarios puedan seguir mejor algunos consejos deportivos para utilizar las diferentes máquinas de cada centro. 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo