Quantcast

ESENCI@L

Dirigido a los entrenadores personales

El gimnasio Inspira Fitness introduce el coworking en sus instalaciones

El centro prevé facturar 200 mil euros en 2021

El fundador y CEO de Inspira Fitness, Enric Gracia

El fundador y CEO de Inspira Fitness, Enric Gracia, afirma que detectó “un aumento del número de entrenadores personales y de su creciente necesidad de espacio para atender a sus clientes”.

(30-9-2021). El gimnasio Inspira Fitness ha decidido apostar por la introducción en sus instalaciones del servicio de coworking dirigido a los entrenadores personales. El club de Barcelona estudiará el próximo año si inicia su expansión con un segundo centro.

Inspira Fitness es un centro deportivo situado en la C/ Caballero, 76 de Barcelona que abrió sus puertas en 2019. Cuenta con un total de 600 m2 de superficie, distribuidos en dos plantas. Su fundador y CEO, Enric Gracia, explica que han introducido el modelo de coworking para entrenadores personales entre los servicios de su club. “Tardamos dos años en definir todos los detalles”, afirma, “y lo iniciamos cuando detectamos un aumento del número de entrenadores personales y de su creciente necesidad de espacio para atender a sus clientes”.

En la actualidad, el club dispone de una aplicación móvil en la que los profesionales interesados se dan de alta y adquieren créditos que dan derecho a un número de accesos al gimnasio, tanto de él mismo como de sus clientes. “De éstos últimos, el centro no sabe sus datos que permanecen sólo en conocimiento del entrenador personal”, confirma Gracia.

El directivo añade que “en Barcelona no hay nada similar y nos está funcionando muy bien, aunque siempre con el dilema de no saturar las instalaciones, equilibrando hasta dónde podemos llegar con el desarrollo de ésta opción”.

Inspira Fitness cuenta con un total de 600 m2 de superficie, distribuidos en dos plantas.

Entrenadores como clientes

Enric Gracia reconoce que tener a los entrenadores personales como clientes del club es, en relación a los otros usuarios, diferente. “Por supuesto son más autónomos”, señala, “pero también más exigentes, ya que es su negocio. Son los primeros en reclamar aspectos relacionados con el material de entrenamiento”.

El perfil de los entrenadores que utilizan el coworking es muy variado. Gracia afirma que “los hay veteranos, y otros con muchos seguidores en las redes sociales. Existe un amplio abanico”.

Sistema de coworking

El CEO del centro destaca que los entrenadores que acceden a este servicio han de contar con todas las titulaciones requeridas (mínimo ROPEC O COPLFEC) y estar colegiados, así como estar dado de alta como trabajador autónomo y contar con un seguro de responsabilidad civil.

Una vez aportan la documentación se les da acceso a la APP móvil de Inspira Fitness y se les asigna una membresía en función del número de créditos de acceso que van a necesitar durante el mes. Ésta irá ligada después al volumen de trabajo mensual del entrenador. Estos créditos de acceso son los que usarán para dejar acceder a sus clientes externos al centro. Tienen disponibles tres tramos de modalidades: Premium de 40 créditos, Gold de 80 créditos e Iridium de 120 créditos al mes. Por ejemplo si el entrenador quiere hacer uso de los despachos para hacer una revisión a un cliente sin entrenarle, el entrenador deberá usar también un crédito. Los créditos se asocian a una entrada de un cliente del entrenador autónomo, sea para realizar un entrenamiento o hacer uso de cualquier parte de las instalaciones.

Cuando el cliente del entrenador personal autónomo llega al centro es el mismo entrenador quien le da acceso a la instalación mediante el código QR que le ha genera la APP Inspira Fitness, el entrenador hace el ‘check-in’ y seguidamente el cliente ya puede acceder al centro. En cualquier momento el entrenador puede consultar los créditos de acceso que le quedan disponibles a través de la APP.

El perfil de los entrenadores que utilizan el coworking de Inspira Fitness es muy variado.

Proyectos y previsiones

Cuando apenas quedan tres meses para el cierre de 2021, las previsiones de facturación de Inspira Fitness son muy positivas. Enric Gracia asegura que “durante el pasado año 2020, el club creció con respecto a 2019 un 45% más. Prevemos seguir creciendo este 2021 hasta un 60% más respecto al 2020 y cerrar este año con una facturación de unos 200.000 euros”.

La evolución es muy positiva, y el CEO explica que ya se plantean “una nueva apertura, aunque no será este año, pues aún vamos a remolque de la pandemia. Queremos alcanzar los tres años de actividad y entonces lo estudiaremos”, concluye Enric Gracia.


No hay comentarios

Añade el tuyo