ESENCI@L

Ante las "erróneas" medidas decretadas contra el Covid-19

Gimnasios baleares denuncian la ineptitud de su Gobierno

El ejecutivo advierte que aplicará "más restricciones inmediatas" si crecen los contagios

gimnasio-covid-baleares

Las nuevas directrices dictadas por el gobierno balear permiten la reapertura de las salas de musculación, sin posibilidad de usar equipamiento cardio, lo cual se suma a la restricción de práctica en interiores de actividades de alta intensidad dictada en la anterior revisión de las restricciones.

(2-3-2021). El fitness balear lamenta que su gobierno haya optado por medidas en el sector “pioneras en el mundo”, pero completamente “descabelladas y erróneas” que evidenciarían el desamparo de un sector “menospreciado” y que vive con la constante amenaza de cierres fulminantes si crece la tasa de contagios.

La Rae define ‘ineptitud’ como la “falta de capacidad de una persona para realizar adecuadamente una actividad, función o trabajo”, y sería precisamente la cualidad que definiría, según operadores de gimnasios en las Baleares consultados por CMDsport, la manera como la administración autonómica ha gestionado las medidas restrictivas para frenar el avance del Covid en las islas, y en concreto en el sector del fitness.

Un compendio de decisiones que dichos gestores califican de “únicas en el mundo”, pero que estarían tan desprovistas de fundamento que dejarían entrever la “falta total de conocimiento del sector por parte del gobierno balear” así como su “ineptitud” a la hora de dictar las medidas antiCovid.

30% DE AFORO Y ACTIVIDADES “SUAVES”

El fitness balear comenzó su particular desescalada de la tercera ola el pasado 13 de febrero, con unas medidas que implican el regreso de las actividades indoor con un aforo del 30%, pero permitiendo sólo la práctica de actividades suaves, además de mantener una distancia de 3 metros y el uso de mascarilla.

En la clasificación de las actividades de bajo impacto se especificó que se permitían practicar: yoga; pilates; stretching; body art; body-balance; fit flow; corrección e higiene postural hipopresivos; mindfulness; core; abdominales; meditación; espalda sana y conciencia corporal. Lo cual ya levantó ampollas entre los operadores de gimnasios de las islas que no entendieron “qué baremo se ha usado para hacer la clasificación, puesto que se puede llegar a sudar más en una clase de Pilates que caminando sobre una cinta”, lamentan.

Flexibilización polémica

Desde este pasado 27 de febrero, el gobierno balear ha dictado una ligera flexibilización de las medidas restrictivas para los gimnasios, permitiendo abrir piscinas interiores con un aforo del 30%, vestuarios sin duchas también con aforo restringido al 30% y salas de musculación también al 30% pero prohibiendo el uso de máquinas de actividades cardioespiratorias. Lo cual, denuncian los operadores baleares, “vuelve a denotar el desconocimiento del sector al no permitir que personas con problemas con patología cardiovascular caminen sobre una cinta, algo absolutamente necesario”, por poner un ejemplo.

Ayudas congeladas

Para estos empresarios, la impresión es que para las autoridades “es más fácil prohibir” que entender las particularidades del sector y su contribución a la sociedad. A lo que se sumaría un paquete de ayudas urgentes aprobadas que no han llegado. “Nos dicen que están aprobadas pero que su ejecución ha sido congelada”, denuncia el propietario de un gimnasio en el archipiélago.

Salvar el turismo

Ante este escenario, el fitness balear lamenta que “no luchamos contra el virus, sino contra una administración que nos tiene prohibidos, no ayuda al sector con una desescalada con sentido común, y que no materializa las ayudas prometidas”. Y van más allá criticando las palabras de la presidenta autonómica, Francina Armengol, la cual “asegura que si no hay más contagios en las islas es gracias a la decisión de haber cerrado los gimnasios”.

El domingo 28 de febrero, las Islas Baleares contabilizaban 33 casos de nuevos positivos por Covid en total y, sin embargo, los gestores de gimnasios baleares ya habrían sido advertidos de que “en el momento en el que el número de casos vuelva a aumentar, el fitness retrocederá fases de desescalada de manera inmediata, pudiendo dictarse un nuevo cierre de instalaciones”.

Medidas todas, denuncia este colectivo, que responderían a una campaña orquestada por el gobierno balear que buscaría “salvar la temporada de turismo a través de una flexibilización de medidas en junio”. “Lo único que importa es el turismo y si hace falta arremeterán más contra sectores como el nuestro”, apuntan señalando que si bien “la Comunidad de Madrid es un ejemplo en cómo ha tratado al sector del fitness, la balear sería todo lo opuesto”.

Desescalada de restricciones en otros territorios

De las 10 comunidades autónomas que llegaron a dictar el cierre de gimnasios coincidiendo con la irrupción de la tercera ola del Covid19, tan solo la Comunitat Valenciana, parte de Aragón y Castilla y León mantendrían el nivel más alto de restricciones que comporta el cierre de instalaciones, habiéndose ido relajando en menor o mayor medida las restricciones en el resto de territorios afectados.

En el caso de Galicia, excepto en los 17 municipios que permanecen bajo el nivel máximo de restricciones, se permite ya la actividad deportiva en instalaciones deportivas como gimnasios y piscinas, con aforo limitado al 30%.

En Asturias, se han reabierto los gimnasios con aforo reducido, así como en La Rioja, donde se permite la apertura de interiores de gimnasios con un aforo máximo de 1/3 garantizando la distancia de seguridad y ventilación. En caso de no poder garantizarse deberán permanecer cerrados. En las actividades grupales se mantendrán los límites de personas aplicables a dicho nivel, con un uso obligatorio de mascarilla en todos los supuestos.

Igualmente, Canarias ha rebajado su nivel de alerta al dos, permitiendo la reapertura de interiores de gimnasios con aforo reducido del 75% en cada estancia, siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad.

Por su parte, la Comunidad Valenciana ha comenzado el 1 de marzo una desescalada gradual y lenta de las medidas que implica la práctica deportiva en instalaciones al aire libre, teniendo que esperarse aún dos semanas para la reapertura de interiores.

En el caso de Aragón, mantiene cerrados hasta el 4 de marzo los centros deportivos de tres municipios: Alcañiz, Calatayud y Teruel. El resto de territorios pueden mantener abiertos sus gimnasios con un aforo del 30%; el uso obligatorio de mascarillas; grupos de un máximo de cuatro personas y vestuarios y duchas abiertos con un aforo del 30%.

Por último, Castilla y León ha alargado el cierre del interior de los gimnasios y centros deportivos, en principio, hasta el 9 de marzo, según se recoge en el Boletín Oficial de Castilla y León en su edición del 23 de febrero.


No hay comentarios

Añade el tuyo