ESENCI@L

Enjoy Wellness aterrizará Avilés y no descarta crecer inorgánicamente

Gimnasios temen que no se materialicen las prórrogas de los créditos ICO

El gerente de Enjoy Wellness advierte que muchos gimnasios “no podrían soportarlo”

oscar-tejada-enjoy

Mantener un centro cerrado le cuesta a Enjoy Wellness entre 20.000 y 30.000 euros al mes, cifra su Ceo, Óscar Tejada, quien se muestra preocupado por la situación de tesorería que atraviesan muchos gimnasios en España, y que dificultaría hacer frente a nuevos mazazos económicos.

(15-1-2021). Óscar Tejada, ceo de la cadena Enjoy Wellness, advierte de la “creciente preocupación en el sector” por la no materialización de las prórrogas de los créditos ICO solicitados a raíz de la crisis sanitaria. A pesar de existir un Decreto Ley aprobado, Tejada lamenta que “no se está sabiendo instrumentarlo por parte de la banca”.

Con las restricciones impuestas por todo el territorio nacional y los procesos de apertura y cierre de gimnasios que se están sucediendo, la principal prioridad de los negocios fitness actualmente es asegurar su tesorería, cueste lo que cueste.

Objetivo, admite el ceo de la cadena Enjoy Wellness, Óscar Tejada, que “no es nada fácil actualmente”, teniendo en cuenta las inversiones que deben realizarse en materia de seguridad e higiene para adecuar las instalaciones y, en el caso de los perjudicados por cierres, los costes derivados de no facturar y seguir manteniendo los pagos. “De media, cada club que cerramos nos supone unos costes de entre 20.000 y 30.000 euros al mes”, cifra.

En el caso de Enjoy Wellness, la cadena -que cuenta actualmente con 9 centros-, mantiene cerradas las dos instalaciones que opera en Castilla y León (Salamanca y Aldehuela), así como las restricciones horarias en el de Sevilla, que debe cerrar sus puertas a las 18 horas, en Madrid y Extremadura. Tejada no descarta además que alguna Administración autónoma pueda decretar más cierres debido a la evolución de los datos de la pandemia, previendo que ésto “pueda suceder en los próximos días en Extremadura”.

INCIERTA VÁVULA DE OXIGENO

Cierres que Tejada lamenta que son “consumo de caja, cuando la caja es ahora la prioridad”. Por ello, celebra que el Gobierno publicara el pasado noviembre el Decreto Ley que permitía relajar los plazos de devolución de créditos ICO puestos en marcha debido a la crisis sanitaria. “El funcionamiento de los créditos ICO fue bueno para Enjoy Fitness y nos otorgaron la cantidad que pedimos”, admite. Aunque se muestra cauto a la hora de afrontar en este 2021 la posible devolución de dichos créditos. “El Decreto Ley está hecho, pero no se han dictado las directrices de cómo debe la banca instrumentar estas prórrogas, lo que está generando preocupación en el sector”, lamenta. Tras ello, subraya que “nos podemos encontrar con que en marzo, en mayo, o cuando venzan los 12 meses desde que se pidió el crédito, la banca reclame la devolución, y estamos hablando de millones que habría que devolver cada mes”.

Tejada confía en que “el decreto ley prevalga” y se respeten las prórrogas. Sin embargo, esta preocupación por la posibilidad de tener que afrontar estas devoluciones de crédito acentúa las dificultades económicas por las que están pasando muchos negocios fitness en España, y de las que es consciente el propio Tejada: “Hay empresarios que aguantan a base de créditos personales, hipotecándose por completo para mantener sus negocios. La situación en el sector es preocupante, dándose una máxima tensión en la tesorería de los gimnasios”.

Ebitda positivo

En el caso de Enjoy Fitness, la cadena cerró el pasado 2020 con una facturación cercana a los 10 millones de euros, lo que supone un retroceso del 35% respecto a los 15,5 millones facturados en 2019.

Tampoco habría salvado la cifra de abonados, calculando una pérdida de un 40% del total de socios, que en tiempos pre-pandemia se había situado en algo más de 70.000 abonados.

Con todo, Óscar Tejada se muestra satisfecho por haber conseguido cerrar el año con un Ebitda positivo. “Estamos muy bien capitalizados y afrontamos con salud financiera el futuro”, asegura.

Afirma haber sacado dos importantes aprendizajes del 2020: “Por un lado, la gran capacidad de adaptación ágil a cambios que hemos demostrado tanto Enjoy como el resto de operadores, evidenciando que tenemos más cintura de lo que pensábamos”. Y, por otro, “el tremendo compromiso de los trabajadores y de un alto porcentaje de clientes, que nos han apoyado”. También se muestra positivo con la evolución que puede seguir la situación de los gimnasios en España en los próximos meses, aunque ve difícil que la estabilización y recuperación se produzca “antes del próximo mes de octubre”.

Crecimiento orgánico e inorgánico

A pesar de ello, para este 2021, Enjoy Wellness mantiene sus planes de crecimiento, tanto orgánico como protagonizando operaciones corporativas. En el plano orgánico, la cadena ha iniciado las obras de construcción del centro deportivo de 6.000 m2 que implantará en Zaragoza, previsiblemente durante 2020. También está trabajando en la inauguración de Enjoy Wellness Oviedo, prevista inicialmente para el 1 de enero de este año y que se ha pospuesto hasta inicios de marzo, “siempre que las restricciones legales nos lo permitan”.

Asimismo, la cadena se encuentra a la espera de la obtención de la licencia para un proyecto en Avilés, que se convertiría en el décimo segundo centro de la cadena.

Paralelamente, Óscar Tejada admite estar “atentos a las oportunidades de absorciones que surgen en el mercado”. De hecho, explica que la cadena ha presentado ofertas para materializar alguna absorción, pero que no han acabado fructificando.

Aún así, mantiene la puerta abierta. “Nos encontramos en un escenario nuevo, diferente, con nuevas condiciones y oportunidades que no se habían dado antes, y estaremos atentos”, afirma augurando que en los próximos meses “en el sector vamos a asistir a nuevas operaciones de fusiones y compra-venta por parte de operadores importantes”.


No hay comentarios

Añade el tuyo