ESENCI@L

"Constituyen el elemento fidelizador más importante", consideran

Los gimnasios apuestan por “crear experiencias” con sus actividades dirigidas

Claror, Áccura, Smartfit y Holmes Place participaron de una mesa redonda

fitness

Los gimnasios reconocen a las actividades dirigidas como uno de los elementos más importantes para fidelizar a sus abonados.

(21-2-2018). La presentación de un estudio sobre las actividades dirigidas en los centros deportivos dio lugar a una mesa coloquio de cuatro de las principales cadenas de gimnasios de España, que reconocen la importancia de las sesiones como elemento fidelizador.

Tras la presentación del estudio ‘Oferta y Demanda de las Actividades Dirigidas, su Inversión e Impacto en el Centro Deportivo” en Barcelona, los gimnasios han valorado los resultados de esta investigación de la Universidad de Sevilla que concluye que las sesiones en grupo constituyen un elemento de fidelización y retención de los abonados.

La mesa coloquio organizada por Aerobic&Fitness que precedió a la presentación del estudio reunió a algunas de las cadenas de centros deportivos más importantes a nivel estatal. Como ejemplo de cadena de centros concesionales acudió Nicolás Sánchez, director de desarrollo y proyectos del Grupo Claror; los directores de operaciones de los grupos Áccura y Holmes Place, Lluís Boada y Jordi Bonich; además de Nacho Usera, socio fundador y consejero delegado de la cadena de gimnasios low cost Smartfit.

Todos los ejecutivos coincidieron en confirmar que los datos presentados coinciden con los análisis que cada grupo realiza internamente sobre el perfil de sus usuarios, y que dicho estudio no hace más que reforzar su apuesta por las clases dirigidas. Jordi Bonich, de Holmes Place, aseguró que en sus 17 clubes en España el 55% de los asistentes a actividades dirigidas son mujeres y el 60% son mayores de 40 años, coincidiendo con el perfil del usuario de las sesiones grupales que describe el estudio.

No obstante, todos los asistentes admiten que hay que potenciar las actividades que den cabida a los hombres. Por otro lado, el director de operaciones de Holmes Place asegura que están trabajando en sesiones más cortas de los 90 minutos de media que apunta el estudio.

EXIGENCIA CON LAS ACTIVIDADES DIRIGIDAS

El director de operaciones de Áccura, Lluís Boada, considera que “el usuario es muy exigente con las clases dirigidas porque el mercado del fitness ha madurado en España”. Boada asegura que la cadena que opera siete centros en territorio español está “trabajando en el concepto de comunidad, para entender como se mueven sociológicamente nuestros abonados en nuestro centro y adaptar la oferta de clases dirigidas a ello”. Áccura utiliza el big data a través de programas de CRM para segmentar en ‘comunidades’ y ofrecer actividades acordes a sus gustos.

Boada utiliza el ejemplo de los centros boutique como ejemplo de la “máxima expresión de profesionalización en las actividades dirigidas”. El responsable de Áccura invita a las grandes instalaciones a pensar como centros boutique para buscar la máxima calidad en todas sus sesiones.

EL EJEMPLO DE LOS CENTROS LOW-COST

El estudio de la Universidad de Sevilla señala a los operadores de bajo coste como las cadenas que más invierten en las actividades dirigidas. El grupo Smartfit, creado hace cuatro años, “ha apostado por ofrecer variedad de clases” y considera a este tipo de sesiones “un elemento básico de fidelización”, según su fundador Nacho Usera.

Smartfit ha decidido no ofertar clases virtuales, que en el estudio no son consideradas un elemento sustitutivo de las clases con instructor. “Preferimos ampliar nuestra oferta de actividades presenciales y así evitar la masificación”, añade Usera.

LAS CLASES DIRIGIDAS COMO ‘EXPERIENCIA’

“El usuario asiste a las clases dirigidas a vivir una experiencia, y el técnico es el factor más determinante para que te decidas a volver”. Es la opinión de Nicolás Sánchez, del Grupo Claror, que asegura que en sus ocho centros ofrece más de 200 actividades por semana, superando la media de 114 sesiones extraídas del estudio. “Nosotros somos un club social con un gran número de abonados de distintos perfiles. Por eso hemos diseñado una parrilla inclusiva para atraer todo tipo de usuarios”, afirma Sánchez, que considera que las actividades dirigidas “es la parte que más fideliza” en un gimnasio.

Boada considera que las nuevas tecnologías jugarán un gran papel en las clases dirigidas del futuro: “Viene una nueva era donde la información será muy importante, y el uso de la gamificación y los entrenamientos por equipos ayudarán a fidelizar a los clientes”. El director de operaciones de Áccura pide a los proveedores que trabajen en esta dirección cuando diseñen nuevos productos para las sesiones dirigidas.

LOS TÉCNICOS, UN COLECTIVO PERJUDICADO

Todos los participantes de la mesa coloquio reconocieron que la mejora de las condiciones de trabajo de los instructores es una de las asignaturas pendientes del sector del fitness en España. “Hay que reconocer que pagamos poco y el coste fijo en recursos humanos es bajo. Creo que no somos conscientes del impacto que eso tiene en nuestros resultados”, considera Boada. Usera admite que “la gestión del talento es complicada en los gimnasios, pero hay que fomentar el espíritu de equipo e involucrar a los técnicos en la toma de decisiones”.

En esta línea, Claror ha creado “un senado donde los mejores técnicos participan de la formación interna”. Sánchez afirma que el grupo trabaja en “dar salida al conocimiento y a las expectativas salariales” de sus trabajadores.


No hay comentarios

Añade el tuyo