ESENCI@L

Invierte en nuevas zonas de musculación y fitness outdoor

Grupo Demmero creció un 34% en 2022 facturando cerca de 8 millones

La cadena roza la recuperación total al alcanzar los 25.500 socios

suma fitness alfafar

Demmero prepara la apertura a principios de febrero de un área de 300 m2 en el centro deportivo Suma Fitness Alfafar, con la que extenderá al exterior la sala de fitness, equipando el espacio con equipos de musculación, peso libre y cross training. La cadena espera así descongestionar su sala indoor de fitness, además de atraer a practicantes del fitness outdoor.

(26-1-2023). Grupo Demmero cerró el 2022 con 25.500 abonados, sin contar cursillistas ni servicio de pádel, y con una facturación cercana a los 8 millones de euros, que supera en un 34% la cifra de 2021. La cadena amplía su oferta de áreas de musculación y peso libre, así como de fitness oudoor, para responder a las tendencias actuales de entrenamiento y alcanzar este año el 100% de recuperación de socios.

Grupo Demmero cierra el ejercicio 2022 por encima de sus previsiones, alcanzando una facturación cercana a los 8 millones de euros, según han confirmado a CMDsport fuentes de la cadena.

La cifra supone un crecimiento del 34% respecto a los 5,9 millones girados en 2021 y, sumado a una cifra total de 25.500 socios, sin contar cursillistas y practicantes de pádel, sitúa a la cadena valenciana cerca de la recuperación total de las cifras pre-covid.

Desde la gestora precisan que estas cifras ya se habrían recuperado, e incluso, superado en dos de las seis instalaciones que opera el grupo. Entre ellas, destacaría el centro deportivo Suma Fitness Club Alfafar, en Valencia, el cual se encontraría ya por encima de las cifras que el club gestionaba en 2019, especialmente debido a la entrada de público más joven que estaría compensando el aún no retorno del perfil de adulto mayor.

Musculación y  fitness outdoor

De hecho, el club de Alfafar estrenará a principios de este mes de febrero una nueva área de 300 m2 al aire libre, que ha sido equipada con maquinaria de musculación y peso libre, además de elementos para la práctica de crosstraining. Todo bajo un manto de césped artificial y acompañado de zonas de descanso.

Desde Demmero explican que la apuesta por esta extensión outdoor del club de Alfafar responde a la necesidad de “descongestionar la sala de fitness, especialmente el área de musculación, que ha experimentado un importante incremento de uso en los últimos meses”, además de ofrecer a los usuarios “un área complementaria de entrenamiento al aire libre con la que atraer, también, a los aficionados al crosstraining outdoor de la ciudad”.

Esta nueva área para el entrenamiento outdoor es solo la última de las inversiones que el Grupo ha realizado en varias de las instalaciones que gestiona y que se han centrado principalmente en renovar y ampliar la oferta de musculación de sus salas de fitness, en respuesta al auge que han experimentado en este segmento y que se corresponde con el sentir general del sector.

Factores más allá de la pandemia

Para la cadena valenciana, la pandemia ya ha quedado atrás, existiendo “otros factores externos que están determinando las actuales tendencias de consumo de las instalaciones deportivas”. La preferencia por la musculación y el peso libre es una, pero también apunta “una mayor competencia, habilidades de gestión, servicios ofertados y las ofertas” como condicionantes en la captación de nuevos clientes.

Actualización de tarifas

El precio sería otro factor a tener en cuenta, aunque Demmero le resta peso. La cadena ha aplicado al inicio de este año una actualización de tarifas que ha supuesto, en el caso más extremo, una subida de precios de dos euros. “En Alfafar llevábamos 10 años sin subir precios, y en las instalaciones que los convenios con los ayuntamientos nos permiten, hemos actualizado tarifas lo suficiente como para compensar mínimamente el sobrecoste energético sin que ello suponga un fuerte cambio de tarifa”, comenta.

De hecho, las tarifas medias de las instalaciones gestionadas por el Grupo Demmero se sitúan en torno a los 40 y 50 euros, una tarifa situada en el precio medio actual del mercado.

Pendiente de seis concesiones en Valencia

Para este 2023, el principal objetivo de la cadena es alcanzar el 100% de recuperación en aquellos centros que aún se encuentran al 85%, además de seguir invirtiendo en la mejora de instalaciones.

En lo que se refiere a sus planes de crecimiento, Demmero se mantiene pendiente de los seis centros deportivos que el Ayuntamiento de Valencia debería sacar a concurso en los próximos meses.

Se trata de los centros deportivos de Orriols y Patraix, actualmente gestionados por el Grupo Demmero pero cuya concesión ha concluido, encontrándose actualmente en régimen de prórroga y a la espera de la posible renovación de contrato. Una renovación que, de producirse, llevaría al grupo a cambiar la nomenclatura de ambos centros e incluirlos bajo el paraguas de la marca Suma Fitness, en un movimiento de reforzar su propia marca de instalaciones deportivas.

Las otras cuatro se corresponden, dos a las concesiones operadas por Sidecu de la Piscina Municipal Ayora y del Centro Deportivo y Cultural Abastos; el Polideportivo Municipal Ricardo Ten de Benimámet, gestionado por la Federación de Natación de la Comunidad Valenciana, y el Polideportivo Marxalenes-Saïdia,  gestionada por Centre Esportiu Marxalenes.

Se trata en todos los casos de instalaciones antiguas que necesitan una importante inversión en renovación y que Demmero estudiará con el objetivo de ampliar su presencia en el mercado valenciano.

Actualmente, el Grupo gestiona seis instalaciones, cinco de ellas en régimen de concesión administrativa (Complejo Orriols, Complejo Patraix, Suma Fitness Alfafar, Suma Fitness Patacona y Suma Fitness Piscina Valencia). Además, gestiona el centro privado Suma Fitness Rafalafena.


No hay comentarios

Añade el tuyo