ESENCI@L

GymCraft introduce los videojuegos en las máquinas de fitness

“Los gimnasios tienen mucho interés por modernizarse”

gymcraft-freerider

El primer desarrollo de GymCraft es el videojuego Freerider para bicicletas de ciclismo indoor.

(19-6-2018). La startup GymCraft se ha propuesto llevar la gamificación en las salas de los gimnasios a otro nivel, uniendo dos industrias en crecimiento en la actualidad: el fitness y los videojuegos.

Jugar a videojuegos mientras se practica ejercicio en la sala de fitness del gimnasio o en el salón de casa. Esta es la propuesta de la startup alemana afincada en Málaga GymCraft, la cual se encuentra desarrollando diversos softwares que permitan aunar fitness y videojuegos, y ofrecer así a los usuarios de este tipo de maquinaria una nueva herramienta de motivación.

Anunci-NIKE-KIDS

“El objetivo es gamificar el uso de las máquinas de fitness”, comenta el portavoz de GymCraft, Cristian Gerhardt. Considera que en la actualidad, “la mayoría de soluciones de gamificación que se diseñan para la industria del fitness se basan en el uso de apps o en la simple emisión de contenidos audiovisuales en una pantalla. Nuestro objetivo es que el usuario de la maquinaria de fitness interaccione con el software de gamificación, introduciéndose en el juego y tomando el control de las acciones que allí realiza”.

El software sincroniza la acción del videojuego con el movimiento en la máquina de fitness, a tiempo que desplaza al usuario a un universo virtual a través de unas gafas de realidad virtual o la pantalla del equipamiento o de un dispositivo móvil.

“Cada usuario elige cómo quiere jugar”, señala Gerhardt, quien sin embargo admite que por el momento “se usan más las pantallas de las máquinas o de los dispositivos móviles que no las gafas de realidad virtual”. Aunque, confía que con el tiempo la tendencia cambie: “La sociedad aún necesita un periodo de adaptación a la realidad virtual que ahora se vive como una experiencia inusual pero quién sabe si en cinco años se habrá convertido en una tecnología habitual más”.

Una biblioteca virtual de videojuegos

Nacida en 2015, la startup ha invertido los últimos tres años en el diseño del ecosistema digital que haga esta fusión entre videojuegos y fitness posible. El plan de GymCraft es ofrecer una plataforma digital a modo de biblioteca donde se oferten distintos videojuegos que el usuario se descargará a un dispositivo móvil u ordenador, o directamente a la máquina de fitness que vaya a utilizar, ya sea de propiedad particular o dentro de una sala de fitness.

Una vez descargado, podrá practicar ejercicio mientras juega a ese videojuego, con el grado de inmersión que haya escogido. El programa también permite la competición con otros usuarios, fomentando la socialización y la motivación que genera el competir contra otros.

Videojuego para bicicletas estáticas

Además del ecosistema digital, GymCraft diseña y desarrolla los videojuegos que oferta en su plataforma, estando trabajando actualmente en tres títulos que verán la luz previsiblemente a finales de año.

El primer título que ha desarrollado y que ya está en comercialización es Freedriver. Un juego de gráficos realistas inspirados en las tierras andaluzas diseñado para ser jugado en bicicletas estáticas con conexión bluetooth, condición indispensable para que la máquina se conecte al videojuego.

“En una fase inicial, la plataforma detecta el tipo de maquinaria que se está usando y se muestra el catálogo de videojuegos disponible para ese modelo”, comenta Cristian Gerhardt. Pero el objetivo que persigue la compañía es más ambicioso. “Queremos que los videojuegos disponibles en nuestra plataforma sean compatibles con cualquier máquina de fitness, para que el usuario no encuentre limitaciones de juego en este sentido”, añade. Para ello, la compañía está trabajando con las empresas de maquinaria de fitness Precor y Kettler para integrar el software en sus equipos tanto de homefitness como profesionales antes de que finalice 2018.

Aplicación móvil

Paralelamente, GymCraft también ha trazado un acuerdo con la compañía Samsung para el desarrollo conjunto de un videojuego para móviles, pensado para “las personas que no disponen de maquinaria de fitness en casa o que acuden a gimnasios cuyo equipamiento no es compatible con nuestro software”. Un juego que podría comenzar a comercializarse también a finales de este año y que contará con una estética “más futurista y en la que se potenciará aún más la competitividad con otros usuarios”, explica.

Estación Superplay.

Estación de realidad virtual

GymCraft también ha pensado en un producto destinado a los gimnasios y se trata de una estación compuesta por una bicicleta estática, una pantalla y unas gafas de realidad virtual, desde donde el usuario pueda sumergirse en el videojuego mientras pedalea.

La estación, bautizada como Superplay, ya ha sido probada durante dos meses por el centro deportivo Inaqua en Málaga y está previsto que otros gimnasios realicen pruebas con esta estación a principios de próximo año. Sobre la experiencia en Inaqua, Cristian valora que “el feedback ha sido muy positivo. La práctica de ejercicio físico sigue creciendo y los videojuegos pasan por un buen momento actualmente. Lo normal cuando juntas dos tendencias en auge es que el resultado guste”. A lo que añade que “los gimnasios españoles están deseosos de innovación actualmente y la propuesta de GymCraft atrae”.

Proyectos a medio y largo plazo

Por el momento, GymCraft está centrado el diseño de videojuegos a un perfil de público que “le cuesta ir al gimnasio, que necesita una motivación extra”. Aunque su objetivo en un futuro es diseñar juegos también para “fanáticos del ejercicio físico”.

La compañía a su vez está valorando, en una segunda fase, crear sinergias con desarrolladores de videojuegos independientes para externalizar el diseño de juegos.

Y a largo plazo, ya sueña con organizar eventos y competiciones físicas. “Nuestra plataforma está pensada para motivar a la gente a practicar deporte con un contenido que le permita ejercitarse de forma entretenida. Las maneras de conseguirlo son muchas”, concluye Gerhardt.


No hay comentarios

Añade el tuyo