ESENCI@L

La cadena cuenta con 5 de sus 21 centros cerrados por restricciones

Holiday Gym congela dos proyectos en Madrid y sitúa la remontada para 2022

holiday-gym-ibiza

La última apertura de Holiday Gym se produjo el pasado 2020 con la adquisición de un centro Fraile Gym en Ibiza (en imagen). En la actualidad la cadena opera 21 gimnasios.

(1-2-2021). Holiday Gym ha congelado los proyectos de construcción de dos centros deportivos que la cadena tenía previsto emplazar en Madrid. Con la incertidumbre haciendo mella en la captación de clientes, se centrará en “resistir” pensando en una remontada de cara a 2022.

La veterana cadena de gimnasios Holiday Gym se muestra prudente y ha decidido congelar los dos proyectos de nuevos clubes en los que estaba trabajando. Así lo ha confirmado a CMDsport el fundador y presidente de la enseña, Luís Guerra, quien ha asegurado contar con “los papeles en regla y los contratos firmados” para ambos proyectos que, sin embargo, se mantendrán paralizados, al menos “hasta que se normalice la situación”.

Se trata de dos centros deportivos que la cadena proyecta abrir en el distrito de Moncloa, en Madrid, donde ya opera actualmente con dos instalaciones. “Se trata de una zona de oficinas y, en su momento, era una excelente ubicación, aunque ahora haya perdido fuerza”, señala el directivo que a pesar de ello mantiene sus intenciones de hacer de este distrito su principal zona de actuación en la capital.

Para Guerra, “los últimos giros de guión con las restricciones, los retrasos con las vacunas y la aparición de nuevas cepas del virus, están generando mucha incertidumbre en la sociedad y en el mercado”, motivo por el que considera más adecuado adoptar una posición de pausa en el proyecto de crecimiento.

La cadena gestiona actualmente 21 gimnasios que suman una superficie aproximada de 38.000 m2, ubicándose 15 en Madrid, 4 en Alicante, 1 en Zaragoza y otro en Ibiza, éste último fruto de la adquisición en el pasado 2020 de uno de los dos centros que la marca Fraile Gym operaba en la isla.

La de Ibiza fue la última apertura contabilizada por Holiday Gym hasta el momento. Antes de esa, habría que remontarse hasta 2018 para encontrar su último movimiento expansivo. Tras 37 años, la cadena se ha consolidado dentro del segmento de precio medio, concentrando el grueso de su actividad en Madrid.

Psicosis e incertidumbre

Tras un 2020 que la cadena cerró con una pérdida del 40% de los abonados y un descenso en la facturación “en línea con la media del sector”, el 2021 ha empezado para Holiday Gym de forma muy plana, con un enero “flojo en altas”, admite Guerra.

Actualmente, la enseña dispone de cinco de sus 21 instalaciones cerradas por restricciones y el resto “operando al 50%”. Sin embargo, lo que más estaría afectando al negocio según Luís Guerra es “la incertidumbre y el miedo de los clientes”. Prueba de ello sería el perfil de abonados que se han dado de baja de la cadena, siendo estos “los adultos mayores por miedo a contagiarse y los más jóvenes que están en contacto con mayores por miedo a contagiarles”. Y ello a pesar de existir estudios que demuestran que las instalaciones deportivas son estancias seguras con un índice de contagio mínimo y con “haber adoptado todas las medidas de seguridad necesarias” que no estarían logrando combatir “la psicosis imperante”.

Ante esta situación, Holiday Gym afronta el 2021 con la tranquilidad de “ser autosuficientes económicamente, por ahora” y con el objetivo de “aguantar y resistir hasta 2022”, fecha en la que la cadena confía empezar la remontada.


No hay comentarios

Añade el tuyo