X
    Categories: CMD FitnessGym

Ferrovial mantiene “completa confianza” en el proyecto Inacua

Inacua inauguró su última instalación (la número 15 de la cadena) el pasado mes de diciembre en Aranda del Duero. Un centro que tan sólo ha podido mantener las puertas abiertas tres semanas, debido a las restricciones por Coronavirus decretadas en Castilla y León.

En marzo de 2020, Inacua enfilaba un ejercicio de “máximos históricos” para la cadena, según relata su gerente Carlos Leal, quien, como la gran mayoría de operadores del sector, vio como esos buenos números se truncaban debido al estallido de la pandemia.

En el caso de la cadena de centros deportivos concesionales perteneciente a Ferrovial, la situación derivada de la expansión del virus en España se tradujo en una pérdida de prácticamente la mitad del total de su masa de abonados, así como un descenso del 40% de su facturación, que se habría situado en torno a los 17,4 millones de euros, frente a los 29 millones referidos en 2019.

Un impacto que habría sido amortiguado en parte por el comportamiento estable de la división de prestación de servicios, de la que, señala Leal, “no depende directamente la afluencia de abonados”.

Desconfianza ante las políticas de ‘abre-cierra’

Antes del confinamiento domiciliario, los centros Inacua sumaban cerca de 60.000 abonados, mientras que, en noviembre del pasado año, la cifra se había reducido ya a 28.000 socios. Ello, contando un ligero repunte derivado de la apertura en septiembre de 2020 de su décimo cuarto centro en Torrejón de Ardoz.

En diciembre de este pasado año, la cadena abrió las puertas de su décimoquinta instalación, en Aranda del Duero, cuya inauguración estaba prevista inicialmente para el 9 de noviembre y que fue retrasada provocando entonces “una penalización en el número de altas”, lamenta Carlos Leal.

Sin embargo, las restricciones dictadas por la Administración de Castilla y León han llevado que hasta este preciso momento, la instalación sólo haya podido mantener abiertas sus puertas tres semanas, lo cual “genera unos costes que no se suplen con ingresos y la gestión de un personal que prácticamente acababa de empezar y se ve obligado a estar parado”.

Leal reprueba las políticas de ‘abre-cierra’ que los gobiernos autonómicos han adoptado con el sector de los gimnasios, generando “incertidumbre en un cliente que ya se plantea esperar a que todo pase para volver a apuntarse al gimnasio”.

También lamenta las diferencias de criterios entre administraciones que, en su opinión, estarían provocando “desconfianza” entre los clientes, ya que “no se entiende porqué en algunos lugares los gimnasios son considerados espacios seguros y esenciales, y en otros no”, creyendo necesaria una “unificación de criterios entre Comunidades”.

‘Maltrato’ al fitness

En este sentido, critica igualmente el hecho de que “se ponga en el mismo saco del ocio a los gimnasios con los bares y restaurantes”. En su opinión, “tanto algunas administraciones como los medios de comunicación están maltratando al sector del fitness, al calificarlo de ocio y no de salud”.

Una percepción que cree que contrarresta los esfuerzos realizados por las instalaciones para convertirse en entornos seguros, percibiendo “mucho miedo” entre los usuarios de instalaciones deportivas. Especialmente en la franja de adultos senior, donde Inacua habría perdido durante el pasado año un 75% de clientes. “Ahora nuestro usuario mayoritario son jóvenes, cuando en algunas instalaciones predominaban los adultos mayores”.

Alcanzar los 55.000 abonados

De cara a este 2021, la compañía mantiene su actividad de captación de clientes, si bien, Leal admite que “no es fácil plantear e invertir en campañas de márketing cuando no sabes si mañana te van a cerrar la instalación”.

También sigue estudiando nuevos proyectos de licitaciones, teniendo actualmente “algunos en cartera que podrían acabar materializándose este año”.

Para el gerente de Inacua, no se podrá hablar de recuperación en el sector del fitness “antes del verano”, previendo que ésta sea “muy progresiva” y que podría culminar en 2021, fecha en la que la cadena se ha propuesto alcanzar la cifra de 55.000 abonados.

Para ello, la firma cuenta con el respaldo de Ferrovial, la cual, relata Leal, “entiende la situación y que viene dada por agentes externos, manteniendo por el momento completa confianza en el proyecto Inacua”.

Mireia Arjona :