ESENCI@L

La empresa construye spas, swimspas e hidromasajes

Un incendio destruye la fábrica de Aquavia Spa

En Cervera, LLeida

Imagen de la plantilla de Aquavia Spa que la empresa ha publicado en su web.

Imagen de la plantilla de Aquavia Spa que la empresa ha publicado en su web.

(23-7-2019). Un incendio ha destruido los 7.000 metros cuadrados, distribuidos en diferentes naves, de la empresa Aquavia Spa en Cervera, Lleida. Desde la empresa se está trabajando para definir el nuevo proyecto y así seguir con la fabricación de spas y swimspas.

Un incendio de gran virulencia ha destruido la fábrica de la empresa Aquavia Spa en Cervera, Lleida. La empresa ha emitido un comunicado oficial en el que explica que el pasado día 1 de julio se originó un incendio en la planta de producción donde, afortunadamente, no ha habido que lamentar ningún daño personal.

La empresa, asegura la compañía, cumplía con todas las medidas de prevención obligatorias y siguió en todo momento el plan de seguridad que establece la industria. “Actualmente estamos a la espera de recibir un informe que concrete las consecuencias del incendio, pero las pérdidas han sido considerables”, se afirma en el comunicado.

El Comité de Dirección ha mantenido diversas reuniones para comenzar con la reorganización de los empleados y determinar el plan de actuación a seguir. El equipo de Aquavia Spa está trabajando activamente para definir el nuevo proyecto, para así seguir con la fabricación de spas y swimspas. Además, la compañía traslada el “emocionado agradecimiento por todas las muestras de apoyo y cariño recibidas de clientes, proveedores y demás colaboradores”.

Incendio devastador

Según informa el diario Segre, el incendio consumió en sólo una hora las instalaciones. El fuego se inició en el almacén a causa de las altas temperaturas. En aquel momento solo quedaban trabajadores en las oficinas que, al ver el incendio, abandonaron las instalaciones, por lo que no hubo que lamentar ningún herido. Tras arder el almacén y la planta de trabajo, las llamas destruyeron también las oficinas. Al parecer, el complejo tenía una gran cantidad de resinas y poliuretano, materiales altamente inflamables, lo que hizo que en muy poco tiempo la totalidad de las naves, unos 7.000 metros cuadrados, estuvieran en llamas.

Se da la circunstancia de que esta empresa había ampliado el pasado mes de abril su plantilla pasando de 50 a 70 trabajadores.


No hay comentarios

Añade el tuyo