ESENCI@L

Pere Solanellas propugna pensar más a largo plazo y lograr un nuevo status

Instan a los gimnasios a reivindicar su acreditación como centros de salud

"Hay que unificar la comunicación del sector"

pere-solanellas-fundador-y-ceo-de-wuics-bis

Pere Solanellas, fundador y CEO de Wuics, Solanellas considera “injusto” que los políticos no hayan considerado el deporte como un elemento de salud a la hora de tomar distintas medidas.

(6-11-2020). Pere Solanellas cree que el sector deportivo debería cambiar su estrategia y, en vez de limitarse a pedir medidas concretas como ayudas económicas o la rebaja del IVA, pensar más a largo plazo y conseguir un nuevo estatus: ser reconocidos como centros de salud.

Según el CEO de la consultoría deportiva Wuics, Pere Solanellas, el sector deportivo no puede conformarse con lanzar reclamaciones puntuales que ayuden a superar la pandemia, sino que debería aspirar a lograr una nueva condición que le sirva como paraguas de cara a futuras crisis que puedan llegar. Un nuevo estatus que ayudaría, en el futuro, a evitar algunas de las restricciones que sufren hoy algunos gimnasios, penalizados por las pérdidas registradas por los cierres y demás medidas impuestas.

La acreditación como centro de salud supondría trabajar con un IVA del 0%

“Los centros deportivos deberían lograr ser acreditados como centros de salud. Todos los gimnasios que cumplan unas determinadas condiciones de calidad aprobadas por el Ministerio de Sanidad deberían ser acreditados por los gobiernos, y así lograrían ser un servicio esencial y, de paso, tener un IVA como el del sector sanitario, que es del 0%”, asegura Solanellas, que apuesta decididamente por un camino que ya siguen en Colombia. “Allí los llaman Centros Médicos Deportivos y no tienen IVA. Este debe ser el objetivo del futuro: posicionarnos como algo importante para la sociedad”, constata.

Solanellas considera “injusto” que los políticos no hayan considerado el deporte como un elemento de salud a la hora de tomar distintas medidas, y anima a los centros deportivos a hacer un esfuerzo para concienciar a los ciudadanos y a los propios políticos de la importancia de la actividad física para la salud. “Se va a los centros deportivos a sumar salud, y esa extrapolación debe ser el objetivo de futuro. Encajar más los gimnasios en el sector salud que en el deportivo será una de las soluciones a futuro”, anota.

TRES DEBERES PENDIENTES

Para lograr esto, comenta el consultor, es fundamental que el sector deportivo cumpla tres deberes que tiene pendientes “desde hace tiempo”. El primero es lograr que el sector esté “unido” a través de “un único interlocutor con la administración”. “El sector debe elegir bien un interlocutor que ejerza un liderazgo, que lidere una tabla de expertos y vaya al gobierno estatal a defender un modelo acordado por todas las comunidades deportivas”, propone.

Aunque hay más unidad sectorial que antes, hace falta más fortaleza

“Ahora hay demasiados interlocutores y esa dispersión hace daño, porque los políticos desvían la atención. Aunque hay más unidad que antes, hace falta más fortaleza, un interlocutor que sepa hablar de tú a tú con los políticos y pueda presionar al lobby”, desarrolla.

La segunda tarea pendiente que plantea es lograr “un estudio fiable, contrastado y fehaciente, hecho por algún experto reconocido, que analice el impacto de la actividad física en la salud y de qué manera ayuda a mejorar la eficiencia en el gasto del sistema de salud”. Según Solanellas, es clave hacer llegar esos datos a la ciudadanía y a la administración.

Falta un mensaje más potente que sea compartido por todo el sector e ir todos a la una con él

Por último, este experto reivindica la necesidad de encontrar “un eslogan que comparta todo el mundo”. “Se habla del 0,28% o del 0,41% y de que el deporte es parte de la solución, pero hace falta crear un mensaje más potente que sea compartido por todo el sector e ir todos a la una con él. Hay que unificar la comunicación del sector”, afirma.

Según Solanellas, si el sector deportivo logra culminar estos tres deberes, “tendrá un poder muy grande sobre la política”. “Nos queda mucho trabajo si queremos ser reconocidos. Y si no estamos dentro de sus planes, no nos tendrán en cuenta y seguirán tomando medidas como la subida del IVA de hace 8 años”, advierte.

LAS AYUDAS NO SON SUFICIENTES

El CEO de Wuics cree que sólo siendo declarados como centros de salud lograrán los centros deportivos protegerse de los baches económicos y sanitarios que aparecen periódicamente. “La situación es grave en este segundo confinamiento, muchas empresas empezarán a hacer EREs, habrá despidos y reducción de salarios hasta que, si todo va bien, en febrero o marzo empiece la recuperación y los centros deportivos repunten. Pero será difícil llegar hasta entonces”, avisa.

La ayuda de 20 millones que la Generalitat destinará al deporte catalán es un insulto

Solanellas califica la ayuda de 20 millones que la Generalitat destinará al deporte catalán como “un insulto”, e insiste que el sector deportivo no puede limitarse a “pedir limosna”. “El reconocimiento no lo ganaremos con 20 millones, sino posicionando el sector como un servicio esencial. Es necesario un cambio estructural, pero para ello hace falta gente potente y con ideas y que tenga capacidad de innovación, conocimiento del sector y que sepa negociar”, reivindica al concluir.


No hay comentarios

Añade el tuyo