ESENCI@L

Según el fundador de Marketing Para Gimnasios, Nacho Perelló

Instan a los gimnasios a cuidar las imágenes con que promocionan su centro

Conviene emplear fotografías actuales y evitar las de antes del Covid-19

Marketing-para-gimnasios-(MPG)-nacho-Perelló-2-bis

Nacho Perelló, fundador de Marketing para gimnasios (MPG), señala que “ahora es un buen momento para que los gimnasios hagan publicidad y marketing para atraer a gente nueva, porque se puede captar a más gente interesada por el deporte de la que había antes”.

(22-10-2020). Si una imagen vale más que mil palabras, en un contexto de pandemia las fotografías elegidas por los gimnasios para publicitar sus instalaciones, servicios y medidas de seguridad cobran aún más importancia. El fundador de Marketing para Gimnasios (MPG), Nacho Perelló, aporta una serie de consejos al respecto.

Marketing Para Gimnasios (MPG), empresa que ayuda a los centros de fitness a captar y fidelizar clientes con distintas estrategias de comunicación y marketing, recomienda a los gimnasios tener especial cuidado con las fotografías que publiquen en su web y redes sociales durante un momento tan delicado como esta pandemia.

Hay gimnasios que ponen fotos en sus redes sociales inapropiadas para el momento actual

“Hay gimnasios que son muy respetuosos a la hora de gestionar su red social y saben qué fotografías poner. Pero estamos viendo que algunos ponen fotos que son poco apropiadas para el momento”, alerta Nacho Perelló, fundador de MPG. El riesgo en el momento actual, advierte, es tirar de imágenes de archivo en las que se vean aglomeraciones de personas o usuarios sin distancia de seguridad ni mascarilla.

Compartir imágenes de abonados con mascarillas o de las instalaciones del centro donde se vean las medidas, afirma, puede ayudar a mejorar la reputación de los gimnasios. “Esta estrategia no solo sirve de cara a la parte social, sino que también para las campañas publicitarias. Son detalles muy importantes que hay que cuidar”, añade Perelló.

BUEN MOMENTO PARA HACER PUBLICIDAD

Aunque asume que habrá empresas que no puedan invertir en campañas comunicativas por las dificultades económicas que están pasando, el experto considera que “ahora es un buen momento para hacer publicidad y marketing para atraer a gente nueva, porque puedes captar a más gente interesada por el deporte de la que había antes”.

El dirigente de MPG invita a los gimnasios a que sigan comunicando las medidas de seguridad que han implementado y que, asegura, en muchos casos “son mejores que las que hay en algunos centros de salud”.

ADAPTAR EL MENSAJE A LAS VIRTUDES

La pandemia ha obligado a los gimnasios a reforzar un mensaje, el de la seguridad, que es básico para lograr fidelizar a los clientes y obtener nuevas altas. Según el fundador de MPG, “la gran mayoría están comunicando muy bien las medidas tomadas para evitar los contagios”. Sin embargo, hay otros elementos que los gimnasios deben cuidar en sus publicaciones y comunicaciones, y que deben adaptarse a las características de cada negocio e instalación.

La clave promocional radica en adaptarse a las necesidades que ahora tiene la gente

“En los gimnasios con muchas instalaciones al aire libre trabajamos mucho la posibilidad de hacer actividades exteriores. Habrá gimnasios más pequeños y cerrados, sin embargo, que no podrán aspirar a vender esto y que tendrán que buscar promocionarse a través de otros elementos, como la proximidad en el trato con el cliente o el precio”, desarrolla.

En este sentido, Perelló pone el ejemplo de un centro boutique, que tal vez no pueda aspirar a comunicar grandes ofertas a nivel de precio, pero sí podrá promocionar mejor otro elemento clave como la salud, haciendo hincapié a programas de entrenamiento especializado. “Por otro lado, un macrogimnasio que no puede ofrecer esa atención personalizada, puede apostar más por promocionar el tema económico o el del espacio disponible”, anota.

La clave de los mensajes que quiera transmitir cada centro, según el experto, es adaptarse “a las necesidades que tiene la gente ahora”. Es decir, pensar qué valor añadido puede aportar cada centro a unos clientes que están sufriendo de manera muy distinta los efectos colaterales de la pandemia.

CONTRARIO A BAJAR CUOTAS

Una estrategia que preocupa al máximo responsable de Marketing Para Gimnasios son las políticas agresivas de descuentos. “Personalmente, soy partidario de atraer a nuevos clientes con la estrategia de aplicar un descuento en el primer mes y luego mantener la cuota normal. Pero no de hacer un descuento en la cuota que se alargue en el tiempo. Hacer eso es casi ponerte la soga al cuello”, alerta Perelló.

Este experto en marketing cree que bajar los precios es una estrategia errónea y felicita a aquellos “gimnasios valientes” que han decidido subirlos. Una política que, según comenta desde la experiencia vivida, no está provocando “excesivas bajas” en aquellos centros con los que trabaja que la han implementado. “A muchos les está saliendo bien la jugada”, concluye.


No hay comentarios

Añade el tuyo