ESENCI@L

Planea iniciar su avance por el norte del país

Keasy Fit capta 800.000 euros para abrir 30 gimnasios en España

keasyfit

Keasy Fit está presente en España desde 2018, contando en la actualidad con cuatro gimnasios operativos, todos ellos ubicados en la Comunitat Valenciana. En la primera fase de su plan de expansión, la enseña se centrará en la zona norte del país.

(17-3-2021). La cadena italiana de gimnasios Keasy Fit pone el foco en España, donde actualmente opera con cuatro clubes, y traza un ambicioso plan de expansión que contempla la apertura de al menos 30 gimnasios en cinco años. Para lograrlo ha cerrado una ampliación de capital por valor de 800.000 euros con los que impulsará una primera fase de crecimiento, centrada en el norte peninsular.

El próximo 28 de marzo está previsto que Keasy Fit oficialice esta apuesta por el mercado español con la celebración de su convención internacional anual en Castellón. Con el mercado italiano bloqueado, la enseña va a focalizar todos sus esfuerzos en España por el momento, lo que marcará “un antes y un después para la marca”, según opina Miguel Ángel Prieto.

Ofensiva de Keasy Fit al mercado español. Con la actividad paralizada en Italia, aún sin fecha definida de reapertura de gimnasios, la veterana cadena ha decidido focalizar sus esfuerzos en su segundo mercado, España, donde está presente desde 2017.

Para ello, la compañía ha culminado una ampliación de capital por valor de 800.000 euros que se destinarán a cumplir un ambicioso plan de expansión. Según explica a CMDsport el director general para España de Keasy Fit, Miguel Ángel Prieto, “inicialmente, se había previsto un plan de apertura de entre 25 y 30 instalaciones en España en el periodo 2019-2025, que se paralizó por la eclosión de la pandemia. El objetivo ahora es superar esta cifra en los próximos cinco años, aprovechando las oportunidades que ofrece en estos momentos el mercado y que antes no se daban”.

El norte, punto de partida

En una primera fase, Keasy Fit centrará su expansión en la zona norte de España, “desde Zaragoza hasta Logroño”, para continuar después expandiendo la enseña por el resto del territorio nacional.

El modelo de Keasy Fit encaja con locales de entre 1.000 y 1.500 m2 de superficie en poblaciones medianas de a partir de 28.000 habitantes. Sobre las ubicaciones, Prieto señala que “no se descarta ninguna opción, teniendo la cadena experiencia en aperturas sobre planta nueva, traspaso de negocios cerrados y en locales tanto a pie de calle como en centros comerciales”.

En el caso de España, la enseña aterrizó en 2017 abriendo un primer centro en Valencia (Mestalla) en 2018. Le siguió un segundo también en la capital del Turia, en concreto en la Ciudad de la Justicia, también en 2018. En 2019, dio el salto a Castellón con un gimnasio emplazado en el centro comercial Estepark que se ha convertido en su buque insignia, al que se sumó en diciembre de 2020, pocos días antes del segundo decreto del Estado de Alarma, una cuarta apertura en Aldaia.

En las próximas semanas, además, iniciará las obras de ampliación de su club en Estepark, donde se incluirá un espacio de 200 m2 dedicados al entrenamiento personal de fuerza.

Además de estos cuatro clubes en la Comunitat Valenciana, Keasy Fit opera desde el año 2000 en Italia donde dispone de 7 instalaciones, emplazadas en Milán y poblaciones limítrofes.

Sala de fitness, la gran apuesta

Prieto explica que en sus orígenes, Keasy Fit nació como una cadena de centros deportivos multiactividad con zonas de agua que “ha ido evolucionando su modelo de negocio hacia la premisa de que en dónde verdaderamente se obtienen resultados que repercuten directamente sobre la salud de las personas, es en la sala de fitness”.

Actualmente, la cadena dispone de gimnasios centrados en ofrecer un servicio preventivo de salud, cuyo centro neurálgico son las salas de fitness. Cada centro dispone de una sala principal de entre 600 y 900 m2 de superficie, que se complementa con otras salas, todas equipadas con equipamiento de fuerza y cardio, proporcionado por las marcas Technogym y Panatta.

A raíz de la pandemia, se ha reforzado además el servicio de entrenamiento personal, área para la que cada centro destina entre uno y dos entrenadores propios.

Prieto explica que el perfil de clientes “es muy variado, teniendo también un bajo porcentaje de personas vinculadas al culturismo, si bien la mayoría busca mejorar su salud a través del ejercicio físico”.

Crecimiento controlado

Con un enfoque de “pensamiento global pero aclimatándonos a los espacios locales, como reza nuestro lema Think Global, Act Local”, el objetivo de la compañía italiana es codearse en un futuro con los principales operadores del sector español, para lo que apuesta por “un crecimiento controlado”.

Dentro de esta primera fase de expansión por España, la marca ha cerrado un acuerdo de patrocinio con el Club Deportivo Castellón, con el que aspira a ganar en visibilidad y conocimiento de marca a nivel nacional.

Una vez se reactive la actividad fitness en Italia, la cadena reemprenderá también el crecimiento en su país natal, para después iniciar un plan de internacionalización que le debe llevar a estar presente en los principales países europeos.


No hay comentarios

Añade el tuyo