ESENCI@L

Según el presidente de Adecaff, August Tarragó

La aplicación del IVA de lujo a los gimnasios genera pérdidas millonarias para los españoles

"Es urgente que reduzcan el tipo del 21% en los centros deportivos"

Adecaf-presidente-August-Tarragó-2-bis

El presidente de la patronal de las instalaciones deportivas y gimnasios catalanes, August Tarragó, reflexiona sobre la aplicación de un IVA de lujo en los gimnasios

(28-2-2021) La aplicación del tipo máximo de IVA, del 21%, en los gimnasios, genera pérdidas económicas mucho más importantes que la diferencia de recaudación obtenida tras la subida de este impuesto. Así lo constata Adecaff, que reclama la reducción de la fiscalidad que sufren los gimnasios.

El sector deportivo vuelve a reivindicar la bajada del IVA en sus servicios. En paralelo a la presión que Fneid ejerció la semana pasada frente la Ceoe, a quien reclamó un tipo impositivo “acorde con la promoción de la salud”, Adecaff ha desglosado algunas de las consecuencias económicas que supone mantener el tipo del 21% de IVA, el mismo que tienen los refrescos azucarados, el alcohol o el tabaco, en los centros deportivos. 

El presidente de la patronal catalana de los gimnasios, August Tarragó, recuerda de entrada que, según el cálculo facilitado por el Partido Popular en 2018, cuando estaba al mando del Gobierno español, el incremento del IVA de los gimnasios, entre 2013 y 2017, supuso un incremento estimado de la recaudación de unos 39,8 millones de euros anuales. 

Una cantidad que, a su entender, es sumamente baja teniendo en cuenta que la subida del IVA (del 8% al 21%) que sufrió el sector deportivo en 2012 supuso poner en peligro “la creación de empleos, creación de riqueza para el sector, beneficios en la salud y bienestar de la población y un ahorro en la sanidad pública”. “Muchas personas abandonaron la  vinculación que tenían con su centro deportivo y presumiblemente también abandonaron la práctica de actividad física regular, continuada y segura”, añade. 

La patronal recuerda que el Congreso de los Diputados declaró que la actividad física y el deporte son una actividad esencial, hecho suficiente como para justificar un mayor esfuerzo por parte de las administraciones para fomentar la actividad física en la sociedad. 

Recuerdan desde Adecaff que la subida del IVA, hace una década, provocó el cierre de hasta 800 centros deportivos y gimnasios por el efecto de la medida fiscal y el hecho que un 50% de las instalaciones tuviera que reducir su personal. Entienden desde la patronal catalana que deshacer ese camino andado ayudaría al sector a “generar más ocupación y más volumen de negocio”. 

EL GASTO PARA LOS ESPAÑOLES

Las cifras en las que cifró el PP -en respuesta a una pregunta formulada por el PSOE, actualmente en el Gobierno estatal- el impacto de la subida del IVA para las arcas del Ejecutivo se encuentran aún muy lejos del enorme gasto que supone para todos los españoles una inactividad física que se ve favorecida con medidas como el incremento de este impuesto. 

Como señala Adecaff, que cita el Estudio de la Actividad Física y Prevalencia de Patologías en la Población Española realizado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en 2016, el sedentarismo “tiene un enorme impacto en el ámbito económico”. 

Según este informe, la inactividad física “supone a España un coste de 990 millones de euros por su incidencia en enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer de colon y de mama”. 

Una cifra a la que hay que añadir los 5.000 millones de euros que se estima como “el coste de la inactividad física relacionado con la productividad laboral, turismo, crimen, educación o problemas de salud mental”. 

El estudio también hace hincapié en los 2.500 millones de euros anuales en los que se cifran las pérdidas solo en el ámbito laboral por la incidencia de determinadas patologías, bajas laborales, depresión o baja productividad. 

Todo ello, factores que podrían evitarse o, al menos, reducirse, desarrollando una vida saludable en la que la actividad física tuviera un papel destacado. “Es evidente que los efectos beneficiosos de la actividad física generan, en términos económicos, también un ahorro que supera de mucho la recaptación incremental que significa tener en nuestro sector el tipo normal en vez del tipo reducido”, explaya Tarragó. 

Adecaff también protesta ante la recuperación del IVA reducido en otros sectores que también se vieron afectados por la subida de este impuesto tiempo atrás, y que tienen menos incidencia en la salud que el sector deportivo: los objetos de arte, las flores, espectáculos en vivo, discotecas, fiestas taurinas o cines gozan de un IVA reducido que se aleja del que tienen los gimnasios y demás centros deportivos. 

LA PROPUESTA DE ADECAFF

Desde Adecaff muestran su incredulidad por el hecho de que el sector deportivo mantenga un IVA normal e insiste en la necesidad de “una reducción del tipo de IVA de forma urgente como medida importante en la reactivación del sector, que se ha visto muy afectado por la pandemia y las restricciones derivadas”. 

En este sentido, la patronal catalana de los gimnasios propone aplicar a los centros deportivos un IVA reducido del 10%, de forma general, y hacer una exención de IVA o aplicar un IVA súper reducido (4%) a la actividad física prescrita por facultativos médicos. 

“El IVA que se aplica en el sector deportivo no es exclusivamente una cuestión de fiscalidad, estamos frente a un asunto de salud pública, creación de empleos y de creación de riqueza”, manifiesta Tarragó. 


No hay comentarios

Añade el tuyo