ESENCI@L

La australiana F45 acelera su incursión en España

Ultima un mínimo de cuatro aperturas para este año

f45-training-salamanca

F45 debutó en España en 2019 con dos clubes en Madrid ubicados en el distrito de Azca y en el barrio de Salamanca (en la imagen). A principios de 2020 abrió F45 Ibiza, el cual sufrió el impacto de la pandemia tan sólo 6 semanas después de ponerse en funcionamiento. Aún así, la enseña asegura haber conseguido "adaptarse a la situación" y "recuperar la gran mayoría de clientes".

(22-3-2021). Dos años después de su debut en el mercado español, la cadena australiana de centros boutique quiere acelerar su crecimiento en España, de la mano del fondo Regiment Group, el cual liderará una expansión que pasa por la apertura, mínimo, de cuatro clubes en este 2021, que se sumarán a los tres ya operativos.

F45 pone el foco en el mercado español, en el que ha trazado una estrategia para incrementar su penetración y consolidarse en un periodo de dos años.

La expansión correrá a cargo del fondo de gestión estadounidense Regiment Group, el cual dispone de la multifranquicia de F45 para operar esencialmente en el mercado europeo y norteamericano.

En España, gestiona el club que la enseña australiana inauguró en la isla de Ibiza a principios de 2020, al que se ha sumado recientemente el traspaso de la franquicia del estudio con el que F45 debutó en España en 2019, situado en el distrito financiero de Azca, en Madrid.

Además de estos dos centros, F45 dispone de un tercer boutique en el mercado español, ubicado en el barrio de Salamanca de Madrid, y cuya gestión se mantiene a cargo del franquiciado original.

50 estudios en dos años

El objetivo de Regiment Group es implantar en un plazo de dos años 50 estudios de F45, repartidos por España, Suiza, Francia y Nueva York, según ha informado a CMDsport su Ceo, Adrià Jover. En el caso del mercado español, la compañía ha proyectado un mínimo de cuatro aperturas para este año. La más adelantada es la que prevé abrir en la isla de Mallorca, con la que reforzará su posicionamiento en el archipiélago balear. También busca emplazamientos en la zona norte y centro de Madrid, así como en Barcelona y en la localidad catalana de Sant Cugat del Vallés.

Regiment Group ha previsto realizar una inversión mínima de 1 millón de euros en estas aperturas, atendiendo que cada franquicia de F45 requiere de una inversión inicial media de 250.000 euros. Aunque la intención de la multifranquicia es seguir ampliando la presencia de la enseña boutique en el mercado español, por lo que no descarta cerrar más proyectos en los próximos meses.

En este sentido, Jover comenta que “España es un país estratégico dentro del sur de Europa, es el segundo país europeo por detrás de Suiza con más gasto en productos y servicios relacionados con la salud, y dispone de un mercado de gimnasios muy maduro, en el que F45 quiere consolidarse, estando presente en todas las regiones del país”.

Sobre posibles futuras ubicaciones, el ceo de Regiment Group admite que “vemos una gran oportunidad de desarrollo en ‘segundas ciudades’ -con menor densidad de población que las capitales-, en las que estimamos encontrar mayores facilidades para abrir y mayor capacidad de atracción de clientes”.

En este 2021, Regiment Group pondrá el foco en expandir F45 en el mercado español, mientras que de cara a 2022 se ha fijado como objetivo implantar la marca en Suiza, Francia y también Nueva York, donde se encuentra la sede del fondo de gestión.

Tres modelos adaptados a la pandemia

En el caso de F45, la pandemia por Covid19 ha supuesto una prueba de “adaptabilidad a un escenario cambiante e incierto”, como apunta el responsable de F45 Ibiza, Mattias Vidal, quien recuerda que su estudio “fue el primero de la cadena en el mundo en implantar entrenamientos online”. Pusieron en marcha el servicio bautizado como F45 Live un día después del decreto de Estado de Alarma en marzo de 2020, y a día de hoy “sigue utilizándose en los países donde las restricciones mantienen a los gimnasios cerrados”.

Este primer germen online derivó en la app F45 On Demand, producto que junto a la propuesta de fitness al aire libre F45 Track, Vidal asegura que “han contribuido a recuperar gran parte de los clientes que se habían dado de baja”.

Más dificultades ha entrañado adaptar el entrenamiento en interiores con la limitación de aforo. “Nuestro modelo está pensado para clases de 27 a 36 personas ejercitándose a la vez, y pasar a 12 fue un reto ya que cambia la dinámica de la clase y la energía que se respira”, señala Vidal.

Las adaptaciones a las distintas restricciones han llevado a F45 a crear tres propuestas de funcionamiento para sus centros a nivel mundial; estando la estructura convencional, una segunda en la que se prevé un mínimo desplazamiento por el club de los usuarios, y una última en la que el cliente no se mueve de su espacio y dispone de equipamiento propio que no comparte. Adaptaciones que Vidal asegura que “son percibidas de forma positiva por los clientes, que se sienten más convencidos de acudir a los clubes cuanta más sensación de seguridad ofreces”, afirmando estar operando a día de hoy con “cifras de cancelaciones mínimas”.

F45 propone un entrenamiento funcional HIIT, agrupado en sesiones de 45 minutos, de ahí el nombre de la cadena. Nacida en 2012 en Australia, se ha convertido en una de las franquicias con mayor ritmo de crecimiento a nivel mundial, estando actualmente presente en 50 países con más de 2.000 estudios boutique.

Su crecimiento se aceleró a principios de 2019 con la entrada en el accionariado del grupo de inversión del actor estadounidense Mark Wahlberg, el Mark Wahlberg Investment Group.

Recientemente ha anunciado su venta al fondo de inversión estadounidense Crescent Capital Group.


No hay comentarios

Añade el tuyo