ESENCI@L

Llegan a sus centros más jóvenes de entre 15 y 17 años

La Generación Z empuja a Smartfit a lograr el mejor febrero de su historia

Algunos clubes de la cadena mejoraron en un 100% las altas obtenidas en el mismo mes en años anteriores

1-1

Smartfit cerró el pasado 2021 con una facturación de 3,9 millones de euros

(28-2-2022) Smartfit cierra hoy uno de los mejores meses de febrero de su historia en lo que a altas se refiere. La sexta ola y el certificado covid aplazaron a este mes una campaña de enero que se ha visto enormemente impulsada gracias a la llegada de jóvenes de la Generación Z.

La pandemia ha modificado notablemente el perfil de los usuarios que van a los gimnasios low cost. Si este segmento de centros han perdido usuarios mayoritariamente de las franjas de mayor edad (por miedo a los contagios) y del público femenino (por las restricciones en las actividades dirigidas, principalmente), en los últimos meses están consiguiendo captar un perfil de usuario, joven y varón, de menor edad del que tenían antes de la pandemia. 

Así lo corrobora el socio fundador y CEO de Smartfit, Ignacio Usera, quien admite a CMDsport están llegando a sus instalaciones muchos jóvenes de entre 15 y 17 años: “Por nuestra tipología de centros siempre hemos tenido un perfil de usuario muy joven, pero ahora estamos teniendo un aluvión de altas desde los quince años. Antes teníamos algunos usuarios de esas edades, pero ahora ya representan un porcentaje grande”. 

Otras cadenas de gimnasios de bajo coste consultadas por este medio confirman que también están recibiendo un mayor número de usuarios de la denominada Generación Z, es decir, aquellos que nacieron entre finales de los 90 y principios de los 2000. Más allá del precio, más asumible para el público de menor edad, Usera apunta al peso de “las redes sociales y la imagen” como uno de los posibles factores que expliquen ese mayor aumento de jóvenes de estas edades hacia un tipo de servicios deportivos que, habitualmente, aglutinaba un perfil de usuarios medios de mayor edad. 

La llegada de nuevos abonados de estas edades ha permitido a Smartfit registrar “el mejor mes de febrero de nuestra historia” en lo que a altas se refiere. “Lo que no logramos en enero, lo recuperamos en febrero”, comenta Usera, que reconoce que en algunos de los clubes de la cadena las altas han superado en un 100% a las registradas en otros meses de febrero de años anteriores. 

10% MENOS DE SOCIOS

La enseña se sitúa ahora con entre 18.000 y 19.000 socios, lo que representa entre un 9% y un 10% menos de abonados totales de los que tenía antes del estallido de la pandemia. Eso sí, ahora tienen un centro más, diez, de los nueve que tenían en marzo de 2020. Si solo se tienen en cuenta los nueve centros comparables, la enseña se encuentra entre un 15% y un 16% de abonados menos de los que tenía hace dos años (unos 21.000 usuarios). 

El máximo responsable de la cadena espera que este 2022 sirva para acercarse a las cifras de socios que tenían a principios de 2020, si bien pone en duda que todos los centros sean capaces de lograrlo. “Creo que habrá gente, sobre todo público mayor, que no volverá a los gimnasios. Durante la pandemia se han extendido otros modelos de negocio, aunque es verdad que el pastel a repartir será más grande, y todo hace indicar que la tendencia de uso de los servicios de fitness a largo plazo irá al alza”. 

MÁS USOS DE SUS INSTALACIONES

Pese a la diferencia negativa de socios con respecto a antes de la pandemia, los centros de Smartfit ya registran tasas de uso prácticamente idénticas a las que tenían en 2019. “En usos estamos entre un 5% y un 10% por debajo de la era precovid, porque la gente que viene, ahora está más fidelizada y viene más a entrenar”, puntualiza Usera. 

Esta puede ser una consecuencia positiva de la pandemia: hay más heavy users en las instalaciones deportivas. “La gente que no se ha dado de baja, gente a la que conoces su cara, viene porque tiene la percepción de que se trata de un servicio que es bueno para su salud, por eso lo utilizan mucho”, desarrolla el CEO de Smartfit. Usera, eso sí, admite que algunos usuarios aún ven con un poco de recelo, por miedo al covid, que los centros vuelvan a masificarse. 

PENDIENTES DE LAS LICENCIAS

Smartfit se encuentra actualmente pendiente de la licencia de dos centros deportivos. En el de Torrelavega (Cantabria), su décima adquisición, esperan lograr esta semana el permiso de obra del Ayuntamiento del municipio para poder reformar el centro (las obras se prevé que duren entre cinco y seis semanas), que compraron a Metropolitan. 

Una vez que reciba el beneplácito del consistorio, la cadena cubrirá una piscina para ubicar allí una gran zona de peso libre. Luego, distribuirá otros espacios. En la actual zona de peso libre, por ejemplo, creará una zona de entrenamiento de boxeo. La instalación no cerró pese al traspaso y ha seguido operando. Según Usera, han tenido una “buena acogida” en su debut en Cantabria. 

Algo más tendrá que esperar su tercer centro en Andalucía. En un principio estaba previsto que lo abrieran el próximo mes de abril, pero la cadena finalmente aplaza su inauguración a septiembre por culpa de los retrasos burocráticos del ayuntamiento del municipio al que quieren llegar. 

Ésta podría no ser la única apertura de Smartfit de este 2022, ya que la cadena sigue atenta al mercado para estudiar oportunidades que puedan surgir. De momento, eso sí, no hay nada más cerrado. 

3,9 MILLONES

Smartfit cerró 2021 con una facturación de 3,9 millones de euros, lo que representa un 18,7% por debajo de la cifra girada en 2019, 4,8 millones. De cara a este 2022, el retraso en la apertura de su tercer gimnasio en Andalucía obliga a la enseña a rebajar un poco sus previsiones iniciales, que eran de 5,9 millones. 

La cadena empezará el próximo mes de mayo a amortizar el 85% de los ICOs que solicitó a causa de la pandemia. La enseña, que antes del covid mantenía un apalancamiento bastante bajo, logró amortizar un 15% de los ICOs solicitados en los últimos meses, en un gesto para dar sensación de fortaleza de cara a los bancos. La cadena dispone de hasta ocho años para amortizar estos préstamos. 


No hay comentarios

Añade el tuyo