ESENCI@L

Estudio de la consultora MAS y la Universidad de Alcalá

La gran mayoría de abonados regresarán al gimnasio si no aumentan los precios

Material desinfectante y protector, y limpieza extrema del vestuario, claves

seguirás-inscrito-al-gimnasio-tras-el-confinamiento-bis

FUENTE: Estudio titulado ‘Impacto de la pandemia del Covid-19 entre los usuarios de centros deportivos’ elaborado por la consultoría MAS y la Universidad de Alcalá.

(6-5-2020). Más del 85% de los abonados a gimnasios tienen intención de regresar a sus centros una vez éstos vuelvan a abrir. Así se desprende de un estudio realizado conjuntamente por la consultora MAS y la Universidad de Alcalá. La respuesta no sería tan mayoritaria, en cambio, si los centros subieran sus cuotas.

El 87,9% de los abonados a gimnasios tienen previsto continuar inscritos a su centro cuando éste vuelva a abrir sus puertas y sólo un 9,4% dice que no volverá, mientras que 1,6% afirma no estar seguro y un 1% no se pronuncia al respecto. Esta es una de las principales conclusiones del estudio ‘Impacto de la pandemia del Covid-19 entre los usuarios de centros deportivos’ elaborado por la consultoría MAS y la Universidad de Alcalá que ha sido patrocinado por la plataforma intermediaria, Gympass, y ha contado con la colaboración de la empresa Aerobic & Fitness.

En el estudio, en el que han tomado parte 8.259 usuarios mayores de edad adscritos a 94 instalaciones deportivas del país, los que más se han pronunciado en un sentido favorable a su regreso al gimnasio han sido los abonados a una instalación en régimen de concesión, con un 89,2% de referencias. Entre los abonados a centros privados lo ha dicho el 88,04% y entre los apuntados en un establecimiento low cost, el 86,4%.

Han sido los abonados a los centros low cost en los que se ha apreciado mayor índice de respuestas negativas (un 3,2%), así como entre los indecisos (el 12%).

FUENTE: Extraído del estudio ‘Impacto de la pandemia del Covid-19 entre los usuarios de centros deportivos’ elaborado por la consultoría MAS y la Universidad de Alcalá.

PRECIO, DETERMINANTE

Preguntados sobre si continuarán adscritos a su gimnasios si éste decide subir sus cuotas hasta un 10%, los resultados ya no han sido tan espectacularmente favorables. De este modo, sin dintinción de tipología de centro, la mayoría ha continuado diciendo que sí continuarían, pero la diferencia con los que han declarado que no continuarían ha sido muy reducida. Así, un 54,3% ha manifestado que sí continuarían adscritos a su centro, pero el 45,7% ha manifestado que no.

FUENTE: Extraído del estudio ‘Impacto de la pandemia del Covid-19 entre los usuarios de centros deportivos’ elaborado por la consultoría MAS y la Universidad de Alcalá.

Los abonados a un centro low cost (“valor por precio”, según los han definido los autores del estudio) han sido los que más se han pronunciado en un sentido positivo en cuanto a su continuidad en caso de subida de precios: el 62,7%, mientras que los que han recabado un mayor porcentaje de respuestas negativas han sido los gimnasios concesionales: el 49,5%.

En el caso de los centros concesionales las respuestas han quedado muy parejas, a pesar del triunfo de la respuesta referida a la continuidad: el 50,4% ha dicho sí y el 49,5% ha dicho no.

FUENTE: Extraído del estudio ‘Impacto de la pandemia del Covid-19 entre los usuarios de centros deportivos’ elaborado por la consultoría MAS y la Universidad de Alcalá.

ABONADOS ACTIVOS DEPORTIVAMENTE

Durante el confinamiento, las personas usuarias de gimnasios han seguido practicando actividad física de intensidad moderada, pues el 64,3% afirma haberlo realizado en al menos 3 días durante la última semana. La duración de cada sesión de entrenamiento en la mayoría de casos iva de 31 a 60 minutos.

Para la práctica de actividad fisica durante el confinamiento, la mayoría la ha realizado siguiendo actividades y entrenamientos disponibles en internet (37,4%); el 24% ha elaborado sus propios planes de entrenamiento; y sólo el 20,4% han entrenado siguiendo las actividades y entrenamientos propuestos por su centro deportivo mediante su web, app o similares. En esta variable, los usuarios que en su mayor medida han usado las propuestas de su centro son los de las concesiones administrativas, seguidos de los usuarios de valor por precio (low cost), y los privados.

FUENTE: Estudio titulado ‘Impacto de la pandemia del Covid-19 entre los usuarios de centros deportivos’ elaborado por la consultoría MAS y la Universidad de Alcalá.

FALTOS DE EXPERIENCIA ANTE UNA COMPETENCIA MUY ESPECIALIZADA

María Ángeles de Santiago, fundadora y CEO de la consultora MAS, ha reconocido que la competencia con que se han encontrado los centros deportivos en esta faceta online “es muy profesional y, en cierto modo, éstos han acusado la tradición de poner el foco en la vertiente presencial más que en la online, aunque han intentado solventar esa falta de experiencia de la mejor manera”.

Según ha añadido de Santiago, “a los centros deportivos, este boom de las sesiones a través de internet les ha cogido demasiado jóvenes para competir con los expertos que ya llevaban muchos años trabajando en este ámbito y que están muy especializados en dar buenas experiencias a través de la red”.

LA SALUD, PRINCIPAL ATRACTIVO

Sobre los motivos aducidos por los encuestados para continuar en el centro donde estaban apuntados antes del cierre de los gimnasios a causa del estado de alarma, aquel aspecto que ha recibido mayor índice de alusiones ha sido el de “para mejorar mi salud”, con un 15,2% de referencias.

Los otros principales aspectos que compondrían el top-5 han sido: “para mejorar mi aspecto físico (11,3%); “para controlar mi peso” (10,8%); “para relajarme” (10,6%); y “para mejorar mi rendimiento físico (10,4%).

RAZONES DE ABANDONO

Los encuestados también se han pronunciado sobre la razón que podría llevarles a abandonar el centro al cual estaban abonados. El principal factor aducido ha sido el de que “el precio sería caro”, con un 23,3% de citaciones.

Tras este aspectos, los otros más aducidos han sido: “la falta de seguridad” (21,1%); “la falta de limpieza e higiene” (14,3%); “ya estoy practicando actividad física en casa o por mi cuenta (13,4%); y “no tendré tiempo” (4,4%). Cabe destacar que, según los autores del estudio, el factor ‘falta de seguridad’ englobaría, por un lado, la referente a la inseguridad laboral que podría propiciar que algunos abonados se vieran en la necesidad de abandonar el centro por motivos económicos y, por el otro lado, la falta de seguridad que pueda propiciarles el gimnasio a causa del temor al contagio por Covid-19.

Por modelos de dentro, tanto entre los concesionales como entre los privados el motivo más aducido ha sido el del precio, con un 22,4% y un 30%, respectivamente.

En el caso de los centros low cost el motivo más aducido ha sido el de “ya estoy practicando actividad física en casa o por mi cuenta”, con un 19,7%.

FACTORES CLAVE PARA EL REGRESO

Preguntados sobre cuáles son los aspectos básicos que los encuestados creen que debería tener un centro deportivo después del confinamiento por el Covid-19, el aspecto más destacado ha sido el de material desinfectante y protector (24,3%). Tras éste han señalado la limpieza extrema en los vestuarios (23,7%); las clases dirigidas con aforo limitado (19,1%); y el equipamiento de fitness lo suficientemente separado en la sala de fitness (16,5%).

Otros aspectos referidos por los encuestados han sido la diponibilidad de un horario ampliado al que había antes de la pandemia (9,1%); y la existencia de programas de entrenamiento para hacer en casa (5,2%).


No hay comentarios

Añade el tuyo