ESENCI@L

El sector acusa un descenso en sus ingresos del 32%

La pandemia borra 10 millones de abonados de los gimnasios europeos

España factura un 43% menos y pierde un 21% de abonados

cifra-abonados-fitness-europa

Fuente:

(23-6-2021). La pandemia ha frenado en seco cinco años de bonanza en el sector europeo del fitness que durante el pasado 2020 acusó un descenso del 32% en su facturación y una pérdida del 15,4% de usuarios. Si bien, el mercado habría acusado un leve encogimiento, con tan sólo un 1,4% menos de instalaciones. España, con un descenso del 43,4% en su facturación, se mantiene entre los mercados principales.

El fitness europeo ha acusado el avance de la pandemia que durante el pasado 2020 propició que los ingresos de este sector se encogieran un 32,9% hasta los 18,900 millones de euros, frente a la cifra récord registrada en 2019 de 28.200 millones de euros, según apunta la novena edición del European Health and Fitness Market Report 2021, elaborado por EuropeActive y Deloitte.

Fuente: Elaboración propia de CMDsport a partir de las informaciones recabadas en el European Health Fitness Report 2020 realizado por Deloitte para EuropeActive.

Un descenso que se explica en gran parte por los cierres de las instalaciones deportivas dictados por los distintos gobiernos europeos, salvo Suecia, para intentar frenar el avance de la pandemia, y que en la mayoría de casos ha supuesto un bloqueo de entre el 40 y el 50% de los días operativos de estos clubes.

Escenario que ha propiciado un coste de 10 millones de bajas de abonados, alcanzando en 2020 la cifra total de 54,8 millones de clientes de centros deportivos, frente a los 64,8 millones de 2019, lo que supone un descenso del 15,4%.

Menor criba en el número de gimnasios

Por su parte, la cifra de instalaciones deportivas en el conjunto de Europa disminuyó en el pasado 2020 un 1,4%, hasta los 62.775 clubes, una leve pérdida de efectivos que no fue mayor, según estiman los autores del informe, por la positiva mochila en forma de apalancamiento que llevaban los principales operadores del mercado tras cinco años de bonanza y crecimiento en el sector, así como por el apoyo brindado al sector por parte de los gobiernos que, si bien, el sector ha manifestado su disconformidad con las cantidades y plazos gestionados para emitir ayudas, las que han habido, habrían contribuido a la supervivencia de muchos negocios.

Fuente: Elaboración propia de CMDsport a partir de las informaciones recabadas en el European Health Fitness Report 2020 realizado por Deloitte para EuropeActive.

El sector mantiene su tendencia hacia la concentración

A pesar del escenario pandémico, que ha supuesto un importante freno al positivo avance que venía registrando el sector en los últimos años, el mercado ha proseguido con su proceso de maduración y también de concentración, contabilizándose durante el pasado año según el informe un total de 16 operaciones de fusiones y adquisiciones que involucraron a 854 clubes. Asimismo, se registraron 505 clubes que cambiaron de propietario.

Destacable es el papel de los inversores externos, como los fondos de inversión, en este proceso de concentración del mercado, siendo señal de que el sector del fitness sigue mostrándose atractivo a ojo de inversores. En este sentido, de las 16 transacciones cerradas el pasado año, 12 se corresponden a ventas a inversores estratégicos.

España acusa un mayor descenso de ingresos que de abonados

En el caso del mercado español, durante el pasado 2020 el fitness acusó un descenso del 43,4% en su facturación, pasando de los 2.352 millones de 2019 a 1.340 millones. Se trata de un descenso mayor que el registrado por la principal potencia europea, Alemania, la cual habría visto disminuidos sus ingresos en un 24,5% hasta los 4.160 millones, pero que habría mantenido mejor el tipo que otros países como Reino Unido, el cual ha acusado un descenso del 51,9% de su facturación, hasta los 2.650 millones de euros.

Fuente: Elaboración propia de CMDsport a partir de las informaciones recabadas en el European Health Fitness Report 2020 realizado por Deloitte para EuropeActive.

En lo que se refiere a la cifra de abonados, España habría registrado el pasado 2020 un descenso de 21,7% hasta un total de 4,32 millones, frente a los 5,5 millones de 2019. Se trata de un descenso ligeramente más acusado que Reino Unido, que ha perdido un 20,3% hasta los 8,28 millones de abonados, mientras que Alemania se desmarca percibiendo tan sólo un 11,6% de retroceso en su cifra total de abonados que en 2020 se situó en 11,6 millones.

Por su parte, el escenario pandémico se llevó por delante en el pasado 2020 un total de 242 instalaciones deportivas en España, lo que encoge el mercado un 5%, hasta un total de 4.501 clubes. Se trata de una mayor pérdida que la registrada en Reino Unido, que ha perdido un 2,1% de gimnasios hasta los 7.082 centros, o Alemania, que ha perdido 131 instalaciones, un 1,4% menos que las 9.669 que disponía en 2019.

Cae casi a la mitad la facturación media

De estos datos se recoge que la facturación media por gimnasio en España durante el pasado 2020 se sitúo en 297.711 euros, prácticamente la mitad de la facturación media registrada en 2019 que era de 495.886 euros, lo que supone un descenso del 39,96%.

La facturación media de los gimnasios ingleses se situó en 374.188 euros, un 50,84% menos que la cifra de 2019 (761.154 euros), mientras que en el caso alemán, la facturación media ha sufrido un retroceso del 23,46% hasta lo 436.150 euros, frente a los 569.862 euros de antes de la pandemia.

España se mantiene como potencia

Estos datos evidenciarían que la evolución seguida por el fitness español no difiere demasiado de la vivida por las grandes potencias del sector, manteniéndose entre los principales mercados de Europa. Si bien, por primera vez, el informe no ha facilitado los datos relativos al mercado francés ni italiano, habituales del Top5 del fitness europeo, por lo que no podemos hacernos una idea de qué puesto ocuparía actualmente España en el podio del fitness europeo.

En el camino de la recuperación

Además de cifrar el impacto que la pandemia ha ocasionado en el fitness europeo, el informe también ha arrojado positivismo para un 2021 en el que se prevé que la mayoría de operadores acabe recuperando las cifras que manejaba antes del estallido de la pandemia durante los próximos meses, si bien desde Deloitte han advertido que “desde la perspectiva financiera la situación va a ser más dura en este 2021 que en 2020, para muchos operadores”, situando la vuelta a la senda del crecimiento para finales de 2022.

En cuanto a la recuperación de abonados, el informe muestra un elevado interés por volver a entrenar en las instalaciones deportivas, mientras que el fitness online registrará durante este 2021 un descenso en la demanda hasta estabilizarse con datos similares a los de la prepandemia y quedando como “un complemento para los entrenamientos en casa de los usuarios de gimnasios”.


No hay comentarios

Añade el tuyo