ESENCI@L

Crece la opción de autoempleo entre estudiantes y trabajadores en ERTE

La pandemia dispara el emprendimiento entre los entrenadores

Los gimnasios optimizan sus plantillas apostando por la polivalencia

jacomet-santiago

Santiago Jacomet (Orthos) destaca que gran parte de los estudiantes de fitness que antes querían trabajar en gimnasios como entrenadores personales, "ahora buscan el autoempleo", mientras que MªÁngeles de Santiago (MAS) apunta a que los gimnasios están "siendo cautos en no ampliar sus costes fijos hasta que no se palpe esa recuperación que se espera para septiembre y octubre".

(28-7-2021). Mientras los centros deportivos buscan optimizar sus plantillas para convertirlas en más polivalentes y no dar ningún paso en falso hasta la llegada del esperado septiembre, crece entre los entrenadores el deseo de emprender por cuenta propia o apoyándose en una franquicia. Ello estaría contribuyendo a dinamizar aún más un mercado que, pese el duro golpe del Covid19, mantiene su expansión con nuevos gimnasios.

“Hace 7 u 8 años, nuestros estudiantes se formaban para trabajar como entrenadores en centros deportivos y gimnasios, ahora la gran mayoría optan por el autoempleo”. Son afirmaciones del director técnico de la academia Orthos, Santiago Jacomet, quien admite haber percibido en los últimos meses un mayor interés por el emprendimiento entre los estudiantes de esta escuela de formación.

Tendencia que también habría detectado la gerente de la consultoría MAS, MªÁngeles de Santiago, la cual, sin disponer de datos concretos que marquen la magnitud del fenómeno, admite que “ha crecido el número de entrenadores que durante la pandemia han decidido probar suerte emprendiendo negocios fitness por su cuenta, y han optado por no volver a la instalación deportiva en la que trabajaban”.

Nuevos perfiles para las franquicias

A pesar del proceso de concentración en el que se encuentra inmerso el sector español de gimnasios, lo cierto es que el emprendimiento ha estado siempre presente en el mercado, primero con los clásicos gimnasios de barrio y ya últimamente con las propuestas nacidas de la corriente boutique. Sin embargo, la paralización de la actividad de las instalaciones deportivas, que se han visto coartadas con cierres y restricciones, sumado a una parece mejor capacidad de adaptación y resistencia a la crisis pandémica del modelo boutique y el entrenamiento personal, estaría alimentando que en los últimos meses haya crecido esta vía de salida laboral para los profesionales del fitness.

Aunque una parte lo estaría acometiendo por su cuenta, son también muchos los que habrían optado por empezar esta aventura en solitario amparados por una franquicia. Así lo han constatado franquicias del sector como Sano Center o Brooklyn Fitboxing. Desde esta última señalan haber detectado, durante este 2021, un repunte de interés por su formato entre “entrenadores que durante la pandemia decidieron lanzarse al autoempleo y crear su propio negocio en su localidad, evitando tener que desplazarse a lugares de trabajo lejos de su residencia, y que quieren hacerlo con el respaldo de una franquicia”.

Crece la competencia

En opinión de Jacomet, este fenómeno tan sólo constata que “el sector se está reinventando” y que “está surgiendo un nuevo segmento dentro del mercado, que la industria ya está alimentando, en tanto que cada vez se crean más aplicaciones de gestión de clientes encaradas a los entrenadores autónomos”.

Preguntado sobre cómo puede afectar al sector esta eclosión de nuevos negocios independientes, el director de Orthos considera que “no deja de ser más competencia en el mercado”, sobre la cual los centros deportivos tendrían en sus manos la opción de reducirla. “Si se replantearan las condiciones de pago de espacio dentro del club y de reparto de ingresos entre la instalación deportiva y los entrenadores personales, se podría conseguir retener en el centro a ese profesional y por ende a su clientela, en vez de que se convierta en competencia”.

Alta rotación, un mal endémico

Desde Orthos constatan que el sector adolece de una importante rotación de profesionales en las instalaciones deportivas. “Con datos antes de pandemia, la rotación se situaba en torno al 50% de la plantilla, lo que quiere decir que cada año, se renovaban la mitad de las plantillas de los centros deportivos, con los consiguientes problemas de fidelización de clientes que ello conlleva”, señala Jacomet, quien añade que “los autónomos no se ven afectados por rotación, mientras que su trabajo de fidelización de clientes permanece y se incrementa con los años”.

Optimización de las plantillas

Y mientras aumentan las propuestas de autoempleo, ¿en qué se estarían centrando las instalaciones deportivas? Mª Ángeles de Santiago de la consultoría MAS, señala que “los operadores están siendo cautos e intentando no dar ningún paso en falso a la hora de introducir costes fijos hasta que no se palpe una recuperación real del sector”.

La experta añade que, a día de hoy, “no me consta que existan dificultades en la contratación de ningún perfil de trabajador de instalaciones deportivas”, lo cual apuntaría a que el aumento de la competencia por autoempleo no estaría afectando a la confección de las plantillas de los gimnasios. Con todo, precisa que “se están dando casos de centros que llaman a ex trabajadores y éstos rechazan volver porque han emprendido su propio negocio mientras que otros prefieren mantenerse en ERTE hasta que la situación mejore”.

Desde Orthos, Santiago Jacomet añade que las instalaciones deportivas estarían optando por optimizar sus plantillas formando a sus trabajadores para que éstos ganen en polivalencia.

El deseo de un septiembre espectacular

Sin embargo, ambos profesionales coinciden en destacar que la situación de contratación y de irrupción de nuevos negocios puede cambiar a la vuelta del verano. MªÁngeles Santiago opina que “todos los operadores hablan de un septiembre y un octubre buenos, y están poniendo todos sus esfuerzos para que sean dos meses históricos para el sector”. Sin embargo, la consultora admite que “se trata más de un deseo que de un hecho, porque dependemos mucho de terceros, así como de la evolución que siga la pandemia o las medidas que adopten las administraciones públicas”.

Aplacar la incertidumbre

De hecho, la consultoría MAS estaría en estos días recabando previsiones de los principales operadores del sector sobre cómo esperan finalizar 2021, “previendo la mayoría poder cerrar el año habiendo recuperado entre el 85 y el 90% respecto a 2019, siempre que no haya restricciones y se elimine la obligatoriedad de la mascarilla”, señalando que “existe aún demasiada incertidumbre en el mercado”.

Un mercado en el que actualmente “está preocupando que la mayoría de contagios se haya concentrado en el público de 20 a 30 años, el perfil que actualmente más estaba acudiendo a los centros deportivos”, pero que ha recibido una buena noticia y es que “se ha demostrado que las vacunas son eficaces”.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Página web

    Ha disparado el emprendimiento a nivel general, parece ser que estar confinados y vernos en esa situación a despertado muchos sentimientos y cosas que tenemos por hacer o que siempre hemos querido. Me parece estupendo el post, un saludo.


Responder a Página web Cancelar respuesta