ESENCI@L

El programa está dotado de 9 millones de euros

La receta deportiva, ¿un punto de inflexión para la salud de la sociedad española?

La medida apuesta por formar a personal del ámbito médico y deportivo

file-20200301-166496-1qxkfiq

El sector deportivo ha recibido con optimismo, pero también con ciertas dudas, la implementación del programa de receta deportiva impulsado por el Gobierno español

(12-9-2022) El sector deportivo se acerca al ámbito médico. El Plan de Prescripción de Actividad y Ejercicio Físico aprobado por el Gobierno español pretende generar sinergias entre dos mundos colindantes que necesitan trabajar codo con codo para sustituir muchos fármacos por el deporte. La medida ha sido recibido con opiniones dispares dentro del sector deportivo, que celebra el plan, pero reclama un redactado más amplio.

El Gobierno español ha lanzado este verano un programa de recetas deportivas que supone un paso hacia adelante para crear sinergias entre el sector médico y el deportivo. A través del Consejo Superior de Deportes, se habilitarán un máximo de 9 millones de euros que servirán para que las diferentes Comunidades Autónomas vayan ejecutando distintas actividades que deberán estar finalizadas antes del 31 de diciembre de 2023. 

El sector deportivo aplaude esta medida, reivindicada desde hace años por varios agentes, pero la acepta con algunas dudas y también otras críticas. ¿Servirá realmente como un punto de inflexión para mejorar la salud de la sociedad española? ¿Es suficientemente amplio el Plan de Prescripción de Actividad y Ejercicio Físico? CMDsport ha tratado de responder a estas y otras cuestiones a través de la opinión de distintos expertos del sector deportivo. 

Uno de ellos es el presidente del Colegio Oficial de Licenciados en Educación Física de la Comunidad Valenciana, José Luis Herreros, quien asegura que la receta deportiva “supondrá sin duda un punto de inflexión para toda la sociedad”. Un paso hacia adelante que considera como mayúsculo para un sector que lleva tiempo reivindicándose como salud. “Supone un gran avance en  la interrelación entre el servicio médico y el deportivo”, destaca. 

UN AHORRO PARA EL SISTEMA SANITARIO 

Ahora, cuando un paciente con determinadas patologías vaya a un centro médico de atención primaria, el médico de cabecera podrá dispensarle esta receta deportiva, que significa que le derivará a determinados centros deportivos. Ahí, los profesionales adaptarán el diagnóstico del médico a una serie de actividades o ejercicios para tratar esa patología. El deporte, por primera vez, puede ser visto desde el sector médico como una herramienta de salud complementaria a determinados fármacos. El ejercicio se verá consolidado como una herramienta que ayudará a la terapia tradicional. Una iniciativa que, a la larga, puede suponer un gran ahorro para el sistema sanitario español. 

Con este plan, las CCAA deberán implementar las herramientas digitales que aseguren y faciliten la prescripción en el ámbito sanitario y la derivación al sistema deportivo de personas inactivas o con patologías que puedan requerir determinadas pautas de actividad y ejercicio físico para su tratamiento. Serán los ayuntamientos o direcciones generales de deportes las administraciones que decidan en qué proyectos o programas destinan los fondos habilitados. 

“NO PUEDE LIMITARSE AL ÁMBITO PÚBLICO”

Para muchos colegiados, este plan estatal supone un “avance histórico” para la sociedad. Sin embargo, la medida ha sido recibida con ciertas reticencias por parte de algunos profesionales del sector deportivo, que entienden que es demasiado restrictiva en la medida que de momento sólo apela a una pequeña parte del total de centros médicos y deportivos. Hasta finales de 2023, esta medida solo se vehiculará a través de la sanidad pública y los ayuntamientos. Es decir, que el sector privado queda fuera de esta ecuación. Y los centros concesionales no están obligados a aceptar implementarla si no se establece previamente en los pliegos o se pacta con el ayuntamiento, patronato o fundación titular de la instalación que gestionan. 

“No considero que sea una medida especialmente significativa ni que termine siendo muy relevante para el desarrollo del sistema deportivo”, aporta el director de proyectos de DeporteMBA y Gimnasiarca, Fernando Casillas. El sector privado reclama una medida más inclusiva que tenga en cuenta también la participación de los numerosos fisioterapeutas, traumatólogos y demás profesionales de centros médicos privados, así como de los centros deportivos de ámbito privado. 

Hay que puntualizar que en los programas que se diseñan no se excluye la participación de traumatólogos y fisioterapeutas, dado que estos intervienen dentro del ámbito sanitario. Es una vez el paciente está estabilizado que les derivan a los profesionales del deporte. “Cada uno ejerce su función en un momento concreto”, puntualiza Herreros. Los fisioterapeutas no tienen competencia legal para diagnosticar, los traumatólogos sí, porque son considerados médicos por la ley de ordenación de profesiones sanitarias. Por tanto, son los médicos los que tienen la competencia de diagnóstico, prescripción y, en su caso, si se cumplen ciertos criterios, derivación de las personas a un profesional de las Ciencias de la Actividad Física y el Deporte.

“Si no vinculamos este plan al sector privado y solo queda en lo público, esta medida no se generalizará ni permeará en la sociedad: es necesaria la participación del sector privado”, reclama Casillas. El consultor celebra que se haya producido un acercamiento entre los sectores médicos y privados -”es bueno para ellos y para nosotros”, puntualiza-, pero considera que este plan, con el redactado actual, excluye demasiados profesionales. 

“No podemos desprestigiar a los fisioterapeutas o los traumatólogos, tenemos que llevarlos a nuestro terreno y que ellos puedan diagnosticar y prescribir, y luego nosotros poder garantizar, porque han visto que somos capaces de entender lo que dicen, que transformaremos eso en trabajos concretos”, reivindica Casillas. Para que eso ocurra, eso sí, el director de proyectos de DeporteMBA asegura que es necesario que el sector deportivo “se gane la confianza” del sector médico. “Ellos no saben tanto de deporte como un profesional de la actividad física, por eso tenemos que convencerles, a través de argumentos, de que la medicina está muy vinculada a esto”, insiste. 

EL REPARTO ECONÓMICO 

El dinero se vehiculará a través de cada uno de los territorios autónomos, que tendrán que crear Unidades Activas de Ejercicio Físico o denominación equivalente. Éstas fomentarán los programas que ya se están llevando a cabo e impulsarán nuevos programas en aquellos territorios donde todavía no se habían emprendido y consolidado acciones de este tipo. Cada territorio podrá destinar estos fondos a contratar personal, desarrollar un software que integre a todos los pacientes o bien mejorar las instalaciones deportivas. 

El texto publicado en el BOE establece una serie de criterios de reparto. Todas las comunidades autónomas recibirán una cantidad fija de 100.000 euros. A partir de aquí, cada comunidad tiene asignada una determinada cifra (ver tabla que acompaña esta información) que se establece en función del porcentaje de población, el número de municipios de cada comunidad autónoma, compensaciones por la insularidad o el tener más provincias pertenecientes a la denominada “España despoblada” o el número de centros de salud y consultorios locales. 

Castilla y León y Cataluña son las dos comunidades que podrían percibir un mayor reparto económico procedente de la receta deportiva

Castilla y León, con 1,24 millones, será la comunidad autónoma que podría recibir más dinero dentro de este plan. Le sigue de cerca Cataluña, con 1,2 millones. El podio lo completa Andalucía (993.456 euros). Ninguna de las demás comunidades autónomas o ciudades autónomas llegan a los 700.000 euros. 

Para poder obtener estas subvenciones, las comunidades autónomas deberán cumplir una serie de hitos u objetivos. La mayoría de ellos están ligados a programas de formación. Uno de ellos es formar, como mínimo, a un 10% de los educadores físicos y deportivos en programas de actividad y ejercicio físico saludables. Como mínimo, serán 14.806 los educadores físicos y deportivos colegiados de toda España los que deberán participar en estos planes de formación. 

También se pide formar a un 5% del personal sanitario en prescripción de actividad y ejercicio físico. Esta medida afectará a un mínimo de 36.259 médicos de atención primaria y a 30.689 personas miembros de personal de enfermería y atención primaria en todo el país.  También se tiene en cuenta el número de municipios y personas que intervienen en el proyecto. 

El sector médico deberá formar a más de 60.000 profesionales del ámbito sanitario en programas de actividad física para poder derivar pacientes a centros deportivos

El BOE especificó el número de profesionales de la actividad y ejercicio físico colegiados que tendrían que formarse para acceder al plan de receta deportiva


No hay comentarios

Añade el tuyo