ESENCI@L

Las más reconocidas son las más restrictivas

Las entidades financieras acentúan sus precauciones ante los gimnasios

precaucion-financiera-ante-los-gimnasios-bis

Las fuentes consultadas coinciden en señalar que "las limitaciones de las entidades financieras son especialmente acusadas hacia los pequeños y medianos gimnasios, sobre todo, entre los que trabajan con recursos propios y con créditos de entidades financieras".

(14-9-2020). El ahogo financiero entre operadores y proveedores de gimnasios no decrece. Las entidades financieras se muestran cada vez más reacias a apoyar a un mayor número de actores del sector. Pronostican un auge de su polaridad.

Bancos y aseguradoras de crédito están agudizando sus restricciones ante los gimnasios. Así lo han reconocido operadores del parque español de gimnasios y también proveedores del sector del fitness. Las entidades financieras han metido en el mismo ‘saco de prudencia económica’ generalizada al fitness, que a otros negocios como el ocio nocturno, los hoteles y, en cierto modo, la restauración y el retail, a raíz de las limitaciones de actividad que las administraciones están prodigando entre ellos por considerarlos de riesgo para la población ante la amenaza de rebrotes de la pandemia del Covid-19 que persiste y los efectos que ello pueda tener en sus ventas y, consecuentemente en su viabilidad.

SECTOR ‘EN EL CONGELADOR’

Según ha afirmado uno de los suministradores consultados, “los bancos y aseguradoras de crédito han metido en el ‘congelador’ a nuestro sector, como han hecho, y están haciendo, con el ocio nocturno y con aquellos otros sectores que propician mayor concentración de ciudadanos en espacios cerrados”.

De este modo, las entidades bancarias más reconocidas serían las que más están restringiendo sus ayudas porque, según otra fuente consultada, “son las que tienen mayor exposición y más multi sectorial e intentan reducir al máximo su riesgo”.

Lo mismo está sucediendo con las entidades de crédito, como Crédito y Caución y otras, que han reducido las cantidades que se muestran dispuestas a asegurar ante el riesgo de incidencias en los cobros.

PEQUEÑOS Y MEDIANOS

Gimnasios y suministradores coinciden en señalar que “las limitaciones de las entidades financieras son especialmente acusadas hacia los pequeños y medianos gimnasios, sobre todo, entre los que trabajan con recursos propios y con créditos de entidades financieras”.

Las cadenas que cuentan con fondos de inversión, según reconocen operadores y suministradores, “serían las que gozarían de mayor tranquilidad porque es el propio fondo en que posee el capital y, por tanto, la opción de inyectar liquidez”.

También les estaría sucediendo lo mismo a los pequeños y medianos proveedores cuya operatividad comercial depende de que sus clientes obtengan créditos de las entidades financieras para poder realizar inversiones. “A la prudencia inversora que va consolidándose entre los operadores, se suma, además, la dificultad de éstos para obtener apoyo económico de los bancos”, explica un suministrador.

VENTAS MUY FRENADAS

Éste reconoce que “las ventas a los operadores esta muy frenada. Lo ha estado notablemente en el primer semestre y todo parece presagiar que esa tendencia va a agudizarse durante la segunda mitad y que lo hará con mayor o menor intensidad según la evolución que siga la pandemia”.

Entre los grandes suministradores del fitness y alguno de no tanta envergadura pero que en su modo de actuar incluye la financiación directa a los operadores reconocen que las peticiones de ayuda en ese sentido por parte de los operadores “no se han disparado porque las adquisiciones se han visto muy relentizadas a causa del aplazamiento de sus proyectos de expansión los cuales sólo están manteniendo no llega a la decena de operadores”.

DISTINTO QUE EN 2008

La situación que vive hoy el sector del fitness “no es equiparable con la vivida en la crisis de 2008”, según aseguran algunas de las fuentes consultadas entre los proveedores. Argumentan que “la desvalorizacion de los activos de por aquel entonces se produjo de forma prácticamente súbita. Ahora todo va más despacio y, además, ha cogido al sector con unas formas de trabajar más racionales, con la situación económica más controlada y con un nivel de profesionalidad en la gestión superior”.

POLARIDAD ASCENDENTE

Estas peculiaridades, no obstante, no han sido referidas por los proveedores de modo unánime. Según otros proveedores consultados, “estamos ante un parque de operadores de gimnasios que ya empieza a acusar una polaridad en ascenso que va a acentuar su tendencia alcista y, por tanto, unas diferencias cada vez más acentuadas entre ‘gimnasios ricos’ y ‘gimnasios pobres’. Nos encontramos ante un escenario que puede propiciar, según lo que dure la incertidumbre de la pandemia y la continuidad de la ‘persecución’ de los gimnasios por parte de las administraciones, una desaparición de numerosos centros que puede llegar a ser muy acusada y que acabará por favorecer a los operadores más fuertes económicamente, los cuales tienen, a su vez, el apoyo de los suministradores más grandes”.

Los que se muestran menos ‘apocalípticos’ en sus vaticinios lo justifican en base a que “ésta coyuntura actual, pese a la incertidumbre imperante, va a acabar por reforzar y agilizar la tendencia del deporte asociado a la salud, lo cual favorecerá al sector en general y los operadores que logren salir adelante”.

CALENDARIO DE RECUPERACIÓN

Por de pronto, tras la anticipación inesperada de rebrotes registrado durante los meses de julio y agosto (se esperaban a partir de octubre) ha provocado que numerosos operadores del parque español de gimnasios hayan retrasado sus calendarios de recuperación. La evolución de los cobros procedentes de los abonados durante este septiembre va a ser determinante para reajustar esos calendarios. Y, luego, habrá que ver, según coinciden operadores y proveedores, la evolución que siguen los rebrotes y los efectos que éstos tienen sobre hospitalizaciones, muertes y medidas dictadas por las administraciones para atajar los contagios de la pandemia. El horizonte más esperanzado bascula sobre la obtención de la vacuna y su suministro a la población, algo que numerosas fuentes sanitarias no creen que llegue hasta mediados del primer semestre del próximo 2021.


No hay comentarios

Añade el tuyo