ESENCI@L

Aseguran que cliente privado y público han reanudado las inversiones

Las exportaciones de Salter crecen un 80% y ya suponen el 20% de su facturación

Salter gimnasio Marriott Madrid

Recientemente, Salter ha equipado la sala fitness del Hotel Marriot Auditorium en Madrid.

(12-7-2016). La empresa de maquinaria y material fitness está entrando en nuevos países como Polonia, Rumanía, Grecia, Argelia o Chile y consolidándose en otros donde ya estaban, como Francia.

“El mercado está creciendo, aunque lentamente, porque acabamos de salir de un periodo de crisis donde el gimnasio privado y las administraciones públicas tenían parado todo proyecto”, explica la directora general de Salter, Marta Peydro, y añade que “en los dos últimos años esta situación ha cambiado y tanto el cliente privado como público han reanudado las inversiones”.

Marta Peydro Salter Fitness

La directora general de Salter, Marta Peydro, asegura que “la inestabilidad política está perjudicando al mercado”.

Según Peydro, se llegó a esa situación “porque los bancos no financiaban nada, lo que hizo mucho daño, pero algo está cambiando”. La proliferación de gimnasios es otro de los factores que cita la empresaria como claves que han ayudado a esta pequeña recuperación.

Crecimiento del 6% e internacionalización

A nivel particular, la ejecutiva menciona también las exportaciones como parte fundamental de su crecimiento: “un 6% más en facturación en 2015 respecto al 2014”.

Los números demuestran claramente el papel clave que tuvieron las exportaciones en Salter. En 2015, crecieron un 80%, llegando prácticamente a doblarse y alcanzando el 20% del total de facturación de la empresa, cuando en años anteriores habían supuesto un 5%.

La buena marcha se debe “a que hemos hecho un exhaustivo trabajo en ferias del que estamos recogiendo los frutos”, afirma Marta Peydro. “Estamos entrando en nuevos países como Polonia, Rumanía, Grecia, Argelia o Chile y consolidándonos en otros donde ya estábamos, como Francia”.

La estrategia se basa especialmente en abrirse a nuevos distribuidores y especialmente a tiendas de Internet como Vente Privée, Amazon, etc. “Este canal de venta está funcionando muy bien, tanto a nivel de ventas como por visibilidad, ya que aparecemos junto a grandes marcas que atraen a muchos visitantes; y son tanto a nivel nacional como internacional” reconoce la directora general de Salter.

Este tipo de campañas permiten dirigirse también al segmento “home fitness”, donde Peydro confiesa que han notado “un aumento en el consumo a nivel de maquinaria”.

La diferenciación, en la personalización

Uno de los productos estrella de Salter es la personalización de las carcasas de su nueva línea de musculación. Además de permitir que la maquinaria encaje con los colores corporativos del centro o hacerla única para cada gimnasio, permite renovar la sala de fitness y darle un aire nuevo cambiando solamente las carcasas con una mínima inversión.

Es precisamente este nivel de personalización el que permite a la empresa diferenciarse de la competencia. Según la ejecutiva, “las grandes multinacionales, que son nuestros máximos competidores, producen tales volúmenes que no pueden llegar a personalizar tanto el producto; y al final, todas las máquinas son iguales o parecidas en cuanto a funcionamiento, la diferencia en la apariencia y el servicio técnico”.

Confiada en su servicio técnico, la directora general de Salter explica que el suyo es ”si no el mejor, uno de los mejores del mercado. Además lo hemos mejorado con la nueva web, que permite tramitarlo todo online ganando en agilidad y eficiencia”.

Novedades recientes y futuro

Salter ha equipado recientemente la sala fitness del Hotel Marriot Auditorium en Madrid y la sala de pesos libres del Hotel Ritz de Madrid. Además, ha estrenado web y se ha adentrado en el mundo de las redes sociales.

Como planes de futuro y para seguir con la constante evolución, tienen previsto renovar toda su línea de cardio y añadirle conectividad; a nivel semi-profesional sacar una nueva gama y a nivel “home fitness” renovar parte de la línea. “Será un año de cambios”, concluye Marta Peydro.


No hay comentarios

Añade el tuyo