ESENCI@L

Prevé cerrar el 2020 con un 30% menos de los ingresos previstos

Las ventas al sector médico aportan oxígeno a Rocfit

roc-fit-directora-ana-lopez-2-bis

La directora general de Rocfit, Ana López, indica que las ventas al sector médico representan en torno al 25% de la facturación de la empresa.

(8-9-2020) Rocfit se apoya en las ventas al sector médico para resistir el golpe provocado por el Covid-19. La firma se ha encontrado con un mercado de fitness que ha frenado sus inversiones y espera salvar en parte el golpe con una división en la que está en auge y que no se ha visto tan afectada.  

La pandemia del COVID-19 ha afectado sensiblemente las ventas de Rocfit al sector de los gimnasios. La enseña espera poder concluir este 2020 alcanzando el 70% del presupuesto que se había propuesto a principios de año. Desde 2017, la compañía venía manteniendo una facturación por encima de los 2 millones de euros (2,42 millones en 2017; 2,53 en 2018 y 2,18 en 2019).

Rocfit empezó a vender productos a centros médicos hace un par de años, pero este mercado, el que mejor respuesta les ha dado desde el inicio de la pandemia, ya representa el 25% de su facturación. “Ahí tenemos más esperanza de terminar el año mejor que respecto al fitness, que a priori no pinta bien”, revela la directora de la empresa, Ana López.
Rocfit descubrió este mercado de la mano de Sportsart, fabricante de aparatos de cardio. “Ellos están muy enfocados en la fabricación de máquinas de la línea médica. Llevamos tiempo trabajando con ellos, les hemos acompañado en este mercado y estamos contentos de la aceptación que hemos tenido y de cómo nos van las cosas ahí”, explica la directora de Rocfit. La marca también ofrece productos enfocados a tratamientos activos de neurorehabilitación que, según la directiva, les están funcionando “muy bien”.
A diferencia de las ventas a gimnasios, desde la firma constatan que el sector médico está viendo que “aunque los proyectos puedan implementarse más tarde de lo esperado, se harán, porque no se detecta que haya tantos problemas de inversión como entre los centros deportivos”. Así, desde Rocfit confían en poder terminar el año con todas las ventas previstas en el sector médico.

DIVERSIFICACIÓN DEL NEGOCIO

La firma española asume que la crisis provocada por la pandemia les obliga “reinventarse”, es decir, a encontrar “nuevos productos y mercados” que sirvan como alternativa ante la parálisis de su mercado habitual. “Ahora es el momento de buscar otras opciones por necesidad. Las comunidades de vecinos o el canal doméstico, que no habíamos atacado hasta el momento, son algunas de las opciones”, reconoce López.
Hasta la pandemia, en Rocfit ofrecían una máquina de Totalgym que representaba casi la totalidad de su catálogo doméstico.
Ahora, sin embargo, entienden que es el momento de ampliar su línea de productos destinados a los hogares. Eso sí, con un matiz: “A la hora de buscar un producto, siempre priorizamos la calidad al precio, aunque eso implique que tenga un menor volumen de ventas”, expone la directora de la compañía.
Para Rocfit, es fundamental “poder ofrecer un buen servicio postventa que incluya piezas de recambio o visitas de técnicos, va en nuestro ADN ofrecer un buen producto y servicio”.
Aunque sus ventas a operadores profesionales del fitness se han visto frenadas en los últimos meses, en este mercado también aportarán algunas novedades a los gimnasios. “Éstos siguen abiertos, y la mayoría quiere incorporar alguna novedad de cara a este mes, algo atractivo para atraer a sus clientes. Por ello, les ofrecemos algún producto que se sale de lo normal, como escáneres corporales o productos distintos de entrenamiento personal”.

No hay comentarios

Añade el tuyo