ESENCI@L

La empresa acaba de trasladarse a varias naves nuevas

Las ventas de Happy Dance crecen un 7%

Texto Happy Dance CMDsport

Happy Dance es una marca especializada en textil para fitness.

(23-11-2016). El aumento del número de personas que practican fitness ha tirado de las ventas de Happy Dance, que crecen un 7% durante 2016. La empresa acaba de trasladarse a una nueva nave que triplica el espacio de la anterior. En 2017 apostará por los mercados internacionales, acudiendo a varias ferias en EEUU.

Gonzalo Magaña, gerente de Happy Dance

Gonzalo Magaña, gerente de Happy Dance.

Gonzalo Magaña, gerente de Happy Dance, asegura que el mercado del textil en el sector del fitness “está experimentando un crecimiento positivo como resultado de un aumento del número de centros, la diversificación del perfil de personas que practican fitness y la innovación tecnológica en este campo”. Así, las ventas de Happy Dance han aumentado en este ejercicio un 7% respecto al año pasado.

El gerente de la empresa textil destaca el creciente interés que despierta el sector del fitness en grandes cadenas de ropa prêt-à-porter, que han introducido en sus colecciones líneas deportivas, cuando tradicionalmente nunca se habían dedicado a este mercado. Este factor determina que “aunque el mercado va creciendo, los resultados que genera el sector del fitness se tengan que repartir entre más empresas que trabajan en él, unas especializadas y otras no”, asegura el responsable de Happy Dance.

Expectativas navideñas

Magaña asegura que las expectativas de cara a esta Navidad “son positivas ya que, junto al periodo final de las vacaciones de verano, el inicio del año nuevo es una época en la que todo el mundo toma conciencia del deber de llevar unos hábitos saludables”. Gracias a ello, explica, las inscripciones en los gimnasios se disparan y hay una intención generalizada de hacer ejercicio y, por tanto, se adquieren más prendas de fitness.

Prendas con valor añadido

Las ventas de  Happy Dance constatan un aumento del interés por las prendas de fitness que incorporan un valor añadido, bien porque están confeccionadas con sustancias con propiedades cosméticas que ayudan, entre otras cosas, a combatir la celulitis, o bien porque están fabricadas con tejidos compresores que estilizan la figura femenina y se adaptan a todo tipo de anatomías, explica el ejecutivo.

Gonzalo Magaña destaca además los tejidos con “printers, una línea de leggings compresores con estampados muy actuales, que están funcionando muy bien entre las clientas más atrevidas, seguidoras de  nuevas tendencias y que valoran el diseño además de la funcionalidad”.

Nuevo local

La empresa acaba de trasladarse a un nuevo local que triplica su espacio disponible. La nueva nave, en Castellón, cuenta con tres plantas de 360 metros cuadrados cada una. La primera de las naves está destinada a oficinas y las otras dos son talleres de confección. El local, que ocupaba hasta ahora Happy Dance, de unos 300 metros cuadrados, se convierte en almacén de la empresa.

Las nuevas instalaciones proporcionan “una mejor exposición y organización de nuestros productos y repercute en una mejor calidad de vida de nuestros trabajadores y, en última instancia, en la capacidad de dar un mejor servicio a nuestro cliente final”, explica Magaña.

Mercado internacional

Happy Dance, opera en numerosos países, como Italia, Alemania, Japón y Francia. Su gerente resalta “los costes de internacionalización, que son muy altos para una PYME. Hacerse notar en el exterior supone un gran esfuerzo, pero estamos contentos con nuestra evolución en el mercado internacional”. Durante este año la empresa ha abierto nuevos mercados y se ha consolidado en diversos países europeos.

“Para el próximo año”, anuncia Gonzalo Magaña, “vamos a ampliar nuestra presencia en ferias internacionales, especialmente en Estados Unidos. Con todo, la lectura que hacemos en este sentido es muy positiva”.


No hay comentarios

Añade el tuyo