ESENCI@L

La compañía clausuró en febrero del año pasado un Snap Fitness en la Gran Via de Barcelona

Lift Brands cerró 2020 con un 40% menos de abonados

Seis de sus centros Snap Fitness percibirán 72.000 euros de ayudas de la Generalitat

snap-fitness

De los 6.000 abonados que los gimnasios de LiftBrands (Snap fitness y 9Round) tenían antes de la pandemia del Covid-19, han pasado a poco más de 3.000.

(13-1-2021). 2020 ha supuesto un freno en seco para la expansión de la gran mayoría de cadenas de fitness que operan en suelo español. Lift Brands, la empresa matriz de las franquicias Snap Fitness y 9Round, ha cerrado este difícil año con un centro menos (10), de los que tenía al iniciar el año (11).

y 9Round, ha tenido que congelar los planes de expansión previstos durante el 2020. “Se nos han frenado algunos proyectos por el Covid-19. Esperamos a que se estabilice el sector”, reconoce la directora de operaciones del grupo en España, Ester Ribera.

En estos momentos, la enseña cuenta en España con 9 gimnasios low cost de la marca Snap Fitness y un único centro de la marca boutique de boxeo 9Round, que entró en el país en enero de 2019.

Un año más tarde, en febrero de 2020, Lift Brands tuvo que cerrar uno de los siete gimnasios que tenía en Barcelona y su área metropolitana, el de la Gran Via de Barcelona. En la actualidad, la compañía mantiene seis centros en Barcelona, además de dos establecimientos más en tierras catalanas, Reus y Tarragona, y otro en Madrid.

Lift Brands pretendía alcanzar los 100 gimnasios en España al final del 2020. Un crecimiento que no se ha podido desarrollar aún por la decisión que tomaron a principios de 2019 de redimensionar los planes de expansión de la compañía.

PÉRDIDA DE ENTRE EL 35% Y EL 45% DE SOCIOS

Al cierre de 2020, los 10 gimnasios que suma el grupo entre Snap Fit y 9Round acumulaban algo más de 3.000 socios. Antes de la pandemia eran unos 6.000. “En función del gimnasio, calculamos una pérdida de entre el 35% y el 45%, reconoce Ester Ribera.

Los centros que tienen en Cataluña, donde han vivido cuatro cierres, son los que han salido peor parados. Las restricciones de movilidad han reducido el número de usuarios en sus centros, mientras que el toque de queda han limitado las horas de servicio de sus gimnasios, de 24 a 16 horas.

POR DEBAJO DEL PUNTO DE EQUILIBRIO

Según reconocen desde la enseña, el punto de equilibrio de sus gimnasios se sitúa en torno los 600 abonados. Antes de la pandemia superaban esta cifra con creces, hasta el punto que algunos de sus centros rozaban los 800 socios. La media por centro actual gira alrededor de los 300 y los 400 socios.

La cadena cerró el 2020 con una caída de su facturación cercana al 30% en comparación con la registrada en 2019. Tras la recentralización vivida hace un año, es la sede del grupo en el Reino Unido la que gestiona los datos de facturación de la división española de Lift Brands.

El último dato de ingresos publicado fue en 2018, cuando los gimnasios españoles de la enseña giraron 3,8 millones de euros.

PENDIENTES DE LAS AYUDAS

Seis de los franquiciados de Snap Fitness se encuentran entre los 1.234 gestores de instalaciones deportivas que tuvieron acceso a las ayudas extraordinarias anunciadas por la Generalitat de Cataluña para compensar el cierre de octubre y noviembre.

Los centros barceloneses de las calles Nicaragua, Aragó y Sant Gervasi, además de los de Gavà, Santa Coloma y Reus, percibirán cada uno 12.000 euros. En total, Snap Fitness obtendrá 72.000 euros procedentes de este paquete de ayudas.

Inicialmente, estaba previsto que la Generalitat repartiera estas ayudas al sector antes de terminar el 2020. Sin embargo, el proceso de reparto se aplazó dos semanas debido a las reclamaciones presentadas. Solucionados estos trámites, se espera que sea a partir de esta semana cuando se haga efectivo el reparto.

Mientras tanto, los franquiciados de la enseña han tenido que ajustar sus gastos logrando, en muchos casos, rebajas de los alquileres que van desde los seis a los doce meses. Algunos de ellos, además, también han conseguido moratorias de los préstamos bancarios.

PARALIZAN LA CAMPAÑA DE ABONADOS

Como el resto del sector, en Snap Fitness esperaban tener una campaña de enero que, pese a no tener las cifras de otros años, les ayudara a recuperar un cierto porcentaje de abonados. La realidad, sin embargo, ha sido muy distinta tras el cierre anunciado a principios de este enero por la Generalitat, y que se alargará, en principio, hasta el 17 de dicho mes.

“Varios clubes han hecho inversiones en marketing digital, y la realidad es que los resultados no han sido los esperados. Por mucha campaña que hagas, si arrancas y te cierran… El sector está parado, no hay movimiento”, lamenta Ester Ribera.

La directora de operaciones de Snap Fitness reclama a las autoridades “varios meses de estabilidad” para demostrar que el sector no es un foco de contagio y permitir a sus empresas sobrevivir a la pandemia.


No hay comentarios

Añade el tuyo