ESENCI@L

Lo bueno (y lo malo) que trajo la subida del IVA de los gimnasios en 2012

Estrategias para contrarrestar los efectos de este tipo impositivo obligatorio

iva-gimnasios

La subida del IVA provocó muchos cierres de gimnasios, pero también ha dado paso al surgimiento de nuevos modelos de negocio modernos y adaptados.

(30-7-2018). Cuando parece que una hipotética rebaja del IVA de los gimnasios está más cerca que nunca de realizarse, José Antonio Santacruz, de la consultora Management Around Sports, reflexiona sobre los efectos negativos, pero sobre todo positivos, que trajo la subida del impuesto en 2012 y cómo es posible contrarrestar el efecto del IVA en el precio de cara a los clientes de las instalaciones.

En el momento en el que, en la primavera de 2012, se anunció desde el Gobierno el incremento del IVA del 10% al 21% a las instalaciones deportivas y gimnasios a partir del 1 de septiembre de ese año, el sector entró en un pánico alarmante. En ese momento convulso en el que convivían en el mercado (y lo siguen haciendo) instalaciones deportivas de bajo coste, concesiones administrativas, instalaciones deportivas Premium, entre otros modelos de negocio, las dudas y resignaciones fueron considerables.

Destacable es también el sentimiento que se generó entre los empresarios españoles que pensaban que no estaban compitiendo en igualdad de condiciones ante instalaciones deportivas de gestión directa por la administración pública ni con los clubes deportivos sin ánimo de lucro (ambos exentos del impuesto del IVA).

Distintas varas de medir

En la actualidad, la sensación es que el gobierno desoye las recomendaciones que realiza el Consejo Europeo (2013) a los países de la Unión Europea para la elaboración y aplicación graduales de estrategias nacionales y medidas intersectoriales encaminadas a la promoción de la actividad física beneficiosa para la salud

Y el sentimiento generalizado en el sector es que los servicios deportivos no están teniendo la misma vara de medir que otros servicios de ocio en los que el gobierno sí ha accedido a bajar el IVA del 21% al reducido del 10%, como es el caso de los espectáculos en directo o la industria cinematográfica.

Muchos centros deportivos optaron por realizar ofertas interesantes en precio en agosto de 2012, antes del incremento del IVA, obteniendo un repunte de tesorería en un mes tradicionalmente bajo

800 gimnasios menos y un 30% de reducción de clientes

Por otro lado, la voracidad del mercado conllevó tener que tomar decisiones rápidas y cruciales para su modelo de negocio preguntándose: ¿Repercutimos el IVA al cliente? ¿Lo asume la instalación deportiva? ¿Le repercutimos una parte al cliente y otra la asume la empresa? Muchos centros deportivos optaron por realizar ofertas interesantes en precio durante el mes de agosto de 2012, antes de que se aplicara el incremento del 10% al 21% en el IVA de los servicios deportivos, que se tradujo en un repunte de tesorería en un mes como agosto que suele ser de temporada baja para el sector de las instalaciones deportivas y gimnasios.

Según datos de la Fneid, el incremento del IVA del 8% al 21% fue la causa principal por la que 800 gimnasios echaran el cierre desde el 1 de septiembre de 2012. Además, parece que los centros deportivos perdieron el 30% de los usuarios que decidieron dejar de ser abonados de los centros deportivos españoles por el incremento que sufrieron las tarifas.

El incremento del IVA ha dado paso a nuevas instalaciones con modelos de explotación adaptados a la situación tributaria actual

Sobreponerse a la subida del IVA

Pero ante tanto dato negativo, lo cierto es que el sector de las instalaciones deportivos también ha buscado y aprovechado nuevas oportunidades en el mercado dado que en los últimos años también han aparecido nuevos negocios (entre 2016 y 2017 se inauguraron unos 200 nuevos centros deportivos y en el primer semestre de 2018 han abierto sus puertas más de 60 nuevas instalaciones deportivas).

Por tanto, nos encontramos en una situación en 2018 en la que podríamos afirmar que el incremento del IVA influyó negativamente en una parte del sector de las instalaciones deportivas y gimnasios (donde la mayoría de los gimnasios que cerraron tenían una estructura de personal considerable y con poco margen de maniobra) pero que en su lugar han aparecido nuevas instalaciones deportivas con un modelo de explotación moderno y adaptado a la nueva situación tributaria.

En este sentido positivo, los datos que ofrece el Consejo Superior de Deportes en referencia a la tasa de práctica deportiva de los españoles pasa de 2010 a 2015 del 37% al 46,2% (práctica deportiva semanal) por lo que se aprecia un aumento de la práctica deportiva en España, a pesar del incremento del IVA. Aunque sí es cierto que la población que practica actividad física o deporte en instalaciones deportes va del 13% al 23%.

¿Beneficia realmente una rebaja del IVA? El caso de los cines

Si repasamos lo que ha ocurrido recientemente con la bajada del IVA a la industria cinematográfica, los datos que ofrece el Ministerio de Cultura y Deporte no parecen indicar que esta rebaja se esté traduciendo en que haya más asistencia a los cines españoles ni que aumente la recaudación, aunque es pronto para sacar conclusiones. En 2017, la industria recaudó 103.721.266 euros, y a fecha de julio de 2018 se ha recaudado 52.148.171 euros. En el número de espectadores, en 2017 fueron 17.297.886 espectadores y hasta julio de 2018 ha habido 8.646.617 espectadores.

¿Qué recomendaciones hacemos desde MAS a los centros deportivos?

  • Conocer los hábitos de consumo de actividad física y deporte de los clientes: los datos que ofrece el Consejo Superior de Deportes es que la tasa de actividad física y deporte fue en 2015 del 46,2%, cuando en 2010 era de del 37%. En este sentido, es crucial conocer las características sociales y demográficas de los clientes potenciales, así como sus hábitos de consumo (tipo de práctica, horarios de práctica, recursos empleados, etc.)
  • Empleo de la tecnología al servicio de las necesidades de cada instalación deportiva: cada modelo de negocio requiere unas necesidades tecnológicas diferentes. Es clave decidir qué herramientas tecnológicas son las idóneas para los procesos de venta, puesta en escena del servicio y fidelización. Un error que se puede cometer es estar al servicio de la tecnología en lugar de a la inversa.
  • La importancia de la experiencia de cliente: en un sector tan competitivo, la capacidad para emocionar al cliente se está convirtiendo en elemento primordial para lograr que los clientes repitan la compra y aumenten la frecuencia de uso de los servicios deportivos.
  • Implantar caminos fáciles al cliente: en relación con el punto anterior. Es esencial establecer procesos donde el cliente disfrute y alejarnos de procesos con burocracia o que sean molestos para el cliente.
  • Implementar servicios de últimas tendencias: al consumidor de hoy le gusta comprar a organizaciones innovadoras y preocupadas por mejorar constantemente. Es por tanto casi una obligación conocer la evolución del mercado fitness para decidir en todo momento las actualizaciones que necesitamos.
  • Tener como prioridad la comercialización servicios atípicos: cada vez más un centro deportivo se ha convertido en un centro social y de consumo de servicios y productos relacionados directa o indirectamente con la actividad física y el deporte. Por tanto, solo hay que tener como prioridad el propiciar procesos de compra de estos servicios. Nuestro sector no es un sector que haya trabajado tradicionalmente bien los servicios atípicos.

¿Comenzamos el próximo ciclo escolar sorprendiendo a nuestros socios?

José Antonio Santacruz. Responsable del área de consultoría en Management around Sports

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo