ESENCI@L

La cadena estima que hay hueco para 300 de sus gimnasios en nuestro mercado

L’Orange Bleue se reactiva en España con entre 5 y 10 aperturas previstas para este año

Ultima el lanzamiento de un nuevo concepto de gimnasio

lorange bleue

Uno de los puntos fuertes de L'Orange Bleue es su parrilla de clases dirigidas, diseñadas por la propia compañía, y responsables de que el 60% de la clientela de los gimnasios de esta cadena francesa sean mujeres.

(17-1-2021). El gigante francés se ha propuesto crecer “rápido y valorando todas las posibilidades” en España, su segundo mercado, en el que opera desde hace cuatro años, actualmente con tres clubes. Ultima su desembarco en Italia además del lanzamiento de un nuevo concepto de gimnasio que estrenará en primavera y que llegará a España en verano.

L’Orange Bleue retoma su ofensiva sobre el mercado español. Cuatro años después de su desembarco en nuestro país, donde opera actualmente con tres clubes, la cadena francesa de gimnasios Smart Price intensifica su interés por el fitness español, donde se ha propuesto emplazar 200 de sus clubes en los próximos 5 años, calculando que existe hueco para 300 de sus gimnasios en nuestro mercado. A nivel global, el objetivo de la empresa es llegar a los 850 gimnasios en 2027.

Entre 5 y 10 gimnasios en 2022

José Nercellas se incorporó a L’Orange Bleue el pasado octubre como director general de la compañía, tras tras 25 años de trayectoria como directivo en compañías como Auchan, Decathlon, Alstom, Okaidi, Jacadi, Orchestra, Ïd Kids y Oxybul. Aterriza en la cadena francesa con el objetivo de liderar su expansión internacional.

La reactivación del plan de expansión coincide con el nombramiento el pasado octubre del español José Nercellas como nuevo director general de la compañía, el cual posee de una dilatada experiencia de más de 25 años en el retail y especialmente en la apertura de mercados internacionales.

Nercellas explica a CMDsport que, “hasta la fecha, L’Orange Bleue se había centrado en crecer en Francia”, mercado donde la enseña finalizó 2021 con 374 gimnasios operativos y que cuenta con potencial para “albergar hasta 700 L’Orange Bleue”. Para este 2022, la cadena ha previsto inaugurar otros 50 clubes en el país galo, además de arrancar con la expansión en España.

“Queremos ir rápido”, comenta Nercellas, quien señala que “no descartamos ninguna opción”, en referencia a las posibilidades que contempla la cadena tanto de apertura de centros propios, como de venta de licencias de marca tanto a inversores como a centros operativos. “Tras el Covid, van a producirse muchos movimientos en el fitness español y para un gimnasio independiente puede resultar más interesante ahora que antes el sumarse a una gran compañía”, apunta al respecto.

En un principio, la enseña ha previsto inaugurar este año en España “entre 5 y 10 gimnasios”, que se ubicarán en grandes capitales, sin entrar en avanzar localizaciones concretas.

El ‘Zara’ del fitness

Para el mercado español, L’Orange Bleue optará por su modelo de negocio de gimnasios de 650 m2 de media de superficie, con fuerte oferta de clases dirigidas de entre 30 a 55 clases a la semana, una experiencia de cliente enfocada a la proximidad con el usuario, con una capacidad para un millar de socios de media y una cuota de 29,90 euros al mes.

Actualmente, la enseña opera con un centro propio en Barcelona y con dos clubes licenciados en Castellón y Valencia.

El objetivo que persigue es “convertirnos en el Zara del fitness español” a nivel de concepto, precio y percepción cliente, en un símil con el sector de la moda sobre el que Nercellas comenta que la cadena no tiene interés por “entrar en el mercado del low-cost”.

Nuevo concepto de gimnasio

Como Zara pero con “un trato mucho más cercano y personalizado”. En este sentido, L’Orange Bleue ultima el lanzamiento de un nuevo concepto de gimnasio para sus clubes, en el que “se seguirán potenciando las clases colectivas y la digitalización, pero se abordarán conceptos más innovadores y una experiencia de cliente centrada en la proximidad y el contacto con el cliente”, describe Nercellas, quien afirma que el cambio no implicará modificaciones en las tarifas.

Está previsto que el nuevo concepto se estrene en Francia dentro de tres meses. Entre los meses de julio y agosto de este año aterrizaría también en España, a través de la reconversión del club que opera la enseña en Barcelona.

Desembarco en Italia

Asimismo, la cadena trabaja en ampliar su alcance internacional, para lo que se habría fijado en el mercado italiano. La cadena francesa ha ubicado el desembarco en Italia en su hoja de ruta para este año, si bien, admite Nercellas, “nos encontramos en fase de establecer contactos”.

La compañía no se plantea de momento sumar más países, descartando a corto plazo en concreto Portugal, aunque asegura contar con “buen producto, buen concepto de negocio y nueva salud financiera para seguir creciendo”.

De hecho, la compañía cerró el pasado ejercicio 2021 con una facturación global de 135 millones de euros, lo cual supone “una pérdida en ingresos respecto a antes de la pandemia, pero no en rentabilidad, puesto que el Gobierno francés ha brindado una importante ayuda al sector”, admite José Nercellas, quien lamenta que no ha sido así en el territorio español.


No hay comentarios

Añade el tuyo