ESENCI@L

Los de la Ciudad Condal pierden un 32% frente al 75% de los de la capital

Los CEM de Barcelona logran retener el doble de abonados que los de Madrid

34 instalaciones barcelonesas siguían registrando pérdidas a finales de 2020

Comparativa-número-de-abonados-a-centros-deportivos-municipales-de-Barcelona-y-Madrid-OK2-BIS

FUENTE: Para los datos de los centros deportivos municipales de Barcelona, Ayuntamiento de Barcelona y para los de Madrid, informaciones de 2Playbook.

(27-5-2021). Los centros deportivos municipales (CEM) de Barcelona han resistido mejor la pandemia que los de Madrid. Los datos proporcionados por ambos consistorios revelan que la pérdida de abonados de la Ciudad Condal ha sido la mitad que la sufrida en la capital.

Según los datos del Ayuntamiento de Barcelona, a los que ha tenido acceso CMDsport, los centros deportivos municipales barceloneses (CEM) perdieron un 34,8% de sus abonados en 2020 debido a la pandemia. Pasaron de los 197.645 abonados que registraban en diciembre de 2019 a los 129.883 con los que cerraron 2020.

Posteriormente, de enero a abril de este 2021, y pese a los nuevos cierres y/o restricciones decretados para los gimnasios barceloneses y catalanes desde el Gobierno de la Generalitat durante los meses de enero, febrero y marzo, principalmente, se consiguió, según fuentes sectoriales, una recuperación del 5% en relación a la cifra de abonados de diciembre de 2020 (129.883), lo cual supuso concluir abril con 136.771 abonados.

Esas serían unas cifras muy distintas a las que viven los centros municipales gestionados por el área de deportes del Ayuntamiento de Madrid, y que según ‘2Playbook’, perdieron al 75,2% de sus abonados entre febrero de 2020 y abril de 2021, tras pasar de dar servicio a 44.026 socios, a principios de 2020, a  los 10.692 que atendían a la conclusión de abril.

Tomando el mismo tramo, los centros deportivos municipales de Barcelona habrían pasando de atender a 200.105 abonados en febrero del pasado 2020 a atender a 136.771 usuarios. La evolución entre ambos periodos supuso una regresión del 31,6%. La caída de abonados de los centros deportivos municipales de Barcelona, por tanto, fue la mitad que la sufrida por los de la capital del Estado.

CARA Y CRUZ El gráfico superior refleja la trayectoria desde el récord de abonados que alcanzaron los centros deportivos municipales de Barcelona en octubre de 2020 (202.839), hasta el récord de menos abonados sufrido en diciembre del pasado 2020 con 129.883 abonados de dichas instalaciones. FUENTE: Ayuntamiento de Barcelona.

EL MODELO BARCELONÉS, “MÁS CONSOLIDADO”

Según Josep Viladot, presidente de Gestiona, ente que aglutina a las instalaciones deportivas públicas catalanas, el modelo de instalaciones municipales de Barcelona juega con un aspecto a su favor: su mayor bagaje y trayectoria.

Según destaca el directivo, “el modelo de Barcelona funciona mucho mejor que las réplicas que se están haciendo en otras comunidades porque aquí hay más experiencia, ya que nació a finales de los ochenta; mientras que el modelo de Madrid es más reciente y aún se está desarrollando. Antes de la pandemia había muchas licitaciones abiertas ahí”.

La buena comunicación con el Institut Barcelona Esports (IBE) y la mezcla entre la homogeneidad de los proyectos sociales en todos los CEM con la heterogeneidad y variedad de las ofertas que desarrolla cada operador son otros elementos que ayudan a explicar el buen funcionamiento de los centros municipales barceloneses.

COOPERACIÓN PÚBLICO-PRIVADA

La cooperación entre entidades públicas y privadas a la hora de desarrollar estos CEM ha permitido que la red de centros de la capital catalana disponga de un modelo que, según Viladot, es “eficaz, eficiente y da mucha calidad al ciudadano”.

Otro factor que también ya ayudado a que los CEM barceloneses sufrieran menos los efectos de la pandemia ha sido el mayor porcentaje de penetración de la ciudadanía en el sector deportivo: mientras que en Barcelona se sitúa alrededor del 25%, en Madrid es del 15%.

En 2019, los CEM barceloneses obtuvieron, en su conjunto, un beneficio de 2,9 millones de euros tras lograr una facturación global de 110,2 millones de euros.

NEGOCIAN LOS REEQUILIBRIOS

Josep Viladot fue uno de los asistentes al encuentro que el Ayuntamiento de Barcelona celebró ayer en la sede del Disseny Hub, que acogió a los operadores de todos los centros deportivos municipales barceloneses.

En la reunión se puso de manifiesto que, al término del 2020, 34 instalaciones deportivas municipales aún registraban pérdidas, mientras que sólo 24 estaban equilibradas.

El Ayuntamiento consensuó con los centros el reequilibrio para el primer cierre (de marzo a junio de 2020), pero en muchos casos aún se está negociando la compensación a percibir por los tres cierres autonómicos que llegaron después.

El Ayuntamiento de Barcelona no será la única administración que se haga cargo de los reequilibrios de estos centros, dado que la Generalitat, que ya ayudó con un primer paquete de ayudas que repartió a principios de año, efectuará en breve un segundo reparto que ayudará a aminorar los efectos adversos de los cierres y restricciones sobre las cuentas de los centros deportivos afectados por la pandemia.

INICIATIVAS DE FUTURO

La cita sirvió, asimismo, para consensuar mensajes sobre la importancia de la actividad física en la ciudadanía, que se verán plasmados en campañas para fomentar la participación como ‘#Esportemdonasalut’.

También se trataron cambios en el modelo de los CEM que, al igual que el resto del sector fitness, deberán apostar por una oferta híbrida, indoor y outdoor, y omnicanal, en la que los servicios online convivan con los offline.

En la reunión también se planteó la necesidad de que los CEM desarrollen proyectos conjuntos para poder optar a los fondos europeos.


No hay comentarios

Añade el tuyo