ESENCI@L

Según destaca el fundador y ceo de Fitness KPI

Los gimnasios abocados a conquistar la óptima eficiencia

ceo fitness kpi Pablo Viñaspre

RECORTE DE GASTOS. El fundador y CEO de Fitness KPI, Pablo Viñaspre asegura que “los gimnasios recortarán gastos prescindibles, entre ellos, algunos de personal”.

(19-10-20). El fundador y CEO de Fitness KPI, Pablo Viñaspre, anticipa que una de las lecciones que sacarán los gimnasios de la pandemia es el hecho de aprender a vivir suprimiendo algunos de sus gastos más prescindibles, un recorte que les permitirá ser más eficientes en el futuro.

“Los clubes están haciendo un esfuerzo bestial para mejorar su eficiencia. Buscan hacer lo mismo, con menos. Este es el aprendizaje que sacaremos de la pandemia”, explica el fundador y CEO de Fitness KPI, Pablo Viñaspre, que apunta que habrá un recorte de recursos y, por ende, de personal: “En todos los sectores, también el del fitness, habrá despidos”, advierte.

Según este experto en gestión de instalaciones deportivas y de fitness, muchos gimnasios no reactivarán algunos de los recursos que tenían antes del Covid-19 porque deberán ahorrar costes. Durante la pandemia, afirma, muchas empresas se han dado cuenta de que pueden funcionar sin algunos recursos. “Habrá gastos, entre ellos puestos de trabajo, con los que algunas empresas no volverán a contar porque aportaban poco valor y superarán la pandemia siendo más eficientes”, pronostica.

PÉRDIDA DE INGRESOS DEL 41% EN SEPTIEMBRE

Los últimos datos que maneja Fitness KPI, que analiza mensualmente los datos reales de cerca de un centenar de los gimnasios con los que trabaja, alertan que las altas de este mes de septiembre han caído en un 36% con respecto a la cifra registrada en septiembre de 2019.

En julio pasado hubo un 150% más de bajas que en el mismo mes del año pasado

En lo referente a las bajas, los gimnasios han registrado un aumento del 30% con respecto a septiembre del año pasado. No esperan que sea hasta finales de año cuando el número de bajas será similar a las del año pasado, según vaticinan desde Fitness KPI. Viñaspre añade que “en julio pasado, cuando los gimnasios empezaron a cobrar sus primeras cuotas tras el confinamiento, hubo un 150% más de bajas que el año pasado. En agosto se normalizó bastante, pero la cifra también fue bastante alta”.

MENOS SERVICIOS EXTRA-CUOTA

Por otro lado, en Fitness KPI también corroboran que se han perdido y han disminuido muchos de los usos de servicios fuera de cuota que ofrecían algunas instalaciones deportivas: desde  programas de entrenamiento a campus de verano, pasando por ludotecas, alquileres o publicidad, entre otros conceptos.

No es descartable la posibilidad de cerrar este 2020 con una pérdida acumulada del 50%

Las preocupantes cifras de altas y bajas han propiciado una caída del 41% de los ingresos registrados en septiembre con respecto a los del mismo mes de 2019. Desde Fitness KPI no descartan la posibilidad de cerrar el 2020 con una pérdida acumulada del 50% si en las próximas semanas no llegan mejores noticias en relación con la pandemia. “Lo que ocurrirá en los próximos meses dependerá mucho de lo que se comunique, pero difícilmente va a mejorar el escenario, ya que noviembre y diciembre son habitualmente meses de recesión para los gimnasios”, alerta Viñaspre.

NUEVOS PUNTOS DE EQUILIBRIO 

La lenta recuperación del sector frente a la crisis del Covid-19 está provocando que los centros con los que trabaja Fitness KPI tengan que buscar nuevos puntos de equilibrio que hagan sostenibles sus modelos de negocio adaptados a las reducciones de socios y de ingresos. “Estamos elaborando planes de contingencia para, al menos, 12 meses. Pero tenemos miedo de que esto pueda ir para más largo de lo que pensábamos”, reconoce Viñaspre.

Hay que acercarse al nuevo punto de equilibrio y ver si con ello es posible aguantar

En este sentido, el experto aconseja a los gimnasios estabilizar su número de socios fidelizando a los que tengan. “Aunque estemos peor que el año pasado, si mantenemos estable la cifra de socios, podemos tratar de ajustar los gastos a estos ingresos. Este es el reto: acercarse a este nuevo punto de equilibrio y ver si podemos aguantar”, comenta Viñaspre.

“Los modelos de negocio de los gimnasios se han diseñado para unos ciertos volúmenes de socios. El problema es que, con el 60% o 70% de abonados, muchos negocios no son rentables”, añade el empresario. Para el CEO de Fitness KPI, las empresas con pulmón financiero podrían permitirse no llegar al punto de equilibrio si logran cerrar los balances con pequeñas pérdidas.

Lo que más ahuyenta de los gimnasios a los socios no son tanto las medidas restrictivas como el miedo a los contagios

La receta para fidelizar a los socios que ya van a los gimnasios, según el experto, es “seguir con las medidas de prevención que ya siguen los gimnasios”. Viñaspre estima que aún hay “entre un 10% y un 15%” de socios que mantiene sus cuotas congeladas a la espera de ver la evolución de la pandemia, y que son susceptibles de darse de baja en los próximos meses. El restante 90%, aseguran, son clientes que utilizan bastante los gimnasios y que difícilmente los dejarán.

EL MIEDO PESA MÁS QUE LAS MEDIDAS

En opinión del fundador de Fitness KPI, el principal motivo que ahuyenta a los socios de los gimnasios no son tanto las medidas restrictivas, sino el miedo a los contagios. “La foto que podemos hacer ahora es bastante más negativa que la que hacíamos en septiembre. Esto va a más, y nuestro sector es muy sensible a la incertidumbre”, aporta el empresario.

Viñaspre reconoce que esperaba que los gimnasios pudieran cargarse de socios los próximos meses de enero y febrero, una oleada que, a día de hoy, resulta muy incierta. Eso sí, cree que hay motivos para el optimismo: “Cuando el Covid-19 pase, entre los nuevos clientes que habrá y que antes no hacían deporte, y la eficiencia que tendrán los gimnasios, el sector del fitness estará mejor”.


No hay comentarios

Añade el tuyo