ESENCI@L

Los gimnasios españoles aspiran a conseguir 200 millones de los fondos de la UE

Para la rehabilitación energética de sus centros

fondos-europeos-next-generation

(26-4-2021). El clúster gallego de la industria del deporte ha iniciado acciones para optar a los fondos Next Generation de la UE, con los que podrían obtenerse ayudas por valor de 200 millones de euros a repartir entre toda la industria nacional.

El fitness español pone la mirada en los fondos europeos para conseguir ayudas que permitan al sector reflotar de la crisis provocada por la pandemia.

En concreto, se ha apuntado a los fondos Next Generation EU, con los que se busca obtener ayudas para la rehabilitación energética de las instalaciones deportivas.

La iniciativa ha sido liderada por el recién creado clúster gallego de la industria del deporte, que según ha informado El Confidencial, ha encargado a la consultora BDO la búsqueda de estas ayudas. El proyecto incluye centros de Galicia, Castilla y León, Madrid, Cantabria y Andalucía, siendo la meta la consecución de hasta 200 millones de euros a repartir en toda la industria deportiva nacional.

Por el momento, en la iniciativa participan 11 operadores que aglutinan 72 centros, y que aspiran a lograr hasta 40 millones de euros. Entre los operadores que ya se habrían sumado al proyecto, figuran Serviocio, Gaia Gestión Deportiva, Grupo Demmero Sport & Spa, Atalanta Sport Club, Espacios Termolúdicos, Enjoy Wellness, Deporocio, Dosdeporte y Máis que Auga.

Reducir el gasto energético

Con estas ayudas, el sector busca reducir los costes de su factura energética y mejorar así su cuenta de resultados, maltrecha tras meses de cierres y restricciones por la pandemia. Se ha previsto que el 60% de los fondos obtenidos se dediquen a medidas de eficiencia energética, mientras que el 40% restante sea para autoconsumo fotovoltaico.

Así, según apunta BDO e informa El Confidencia, se realizarán inversiones en energía solar (autoconsumo fotovoltaico) de 60-80 MWs, un 15% aproximadamente del consumo total; energía de la biomasa (cambio de calderas de gasóleo a biomasa) 30-60 MWs e inversiones en la recuperación del calor para climatización de piscinas, aislamiento de cubiertas, calderas de condensación y ahorradores de gas, entre otras mejoras de eficiencia energética. La inversión que no cubran los fondos europeos la aportarán los operadores con recursos propios y deuda.

Con todo ello creen que podrán reducir el consumo entre 30 y 35 millones de kWh al año en los centros ya adheridos al proyecto, que suponen un 17% del total de los que hay en España.


No hay comentarios

Añade el tuyo