ESENCI@L

Conclusiones del VI Informe del Mercado de las Instalaciones Deportivas de MAS

Los gimnasios españoles encauzan la recuperación ante un futuro incierto

La facturación media creció en 2018 un 4,05%

gimnasio-precor

(15-10-2019). El mercado español de gimnasios protagonizó el pasado 2018 una recuperación, tras obtener una mejorar en sus ingresos totales del 4% respecto a 2017. Sin embargo, los datos se mantienen por debajo de los registrados en 2016, a las puertas de un 2020 incierto en la esfera económica y de consumo.

El sector español de instalaciones deportivas superó en el pasado 2018 el bache sufrido en 2017, en el que la facturación media de los gimnasios descendió un 11%, y muestra una ligera recuperación que, sin embargo, no alcanza a niveles de 2016.

Así se desprende del VI Informe del Mercado de las Instalaciones Deportivas realizado por la consultora Management Around Sport, y que ha sido presentado esta tarde durante la celebración del 19º Congreso Europeo de Ihrsa en Dublín, Irlanda.

En concreto, los ingresos totales de los gimnasios españoles ascendieron en 2018 a 1.115.036 euros, lo que supone una mejora del 4,05% respecto a los datos de 2017, en el que se obtuvieron unos ingresos de 1.071.586 euros, aunque, aún por debajo de los 1.203.913 euros registrados en 2016.

Notable incremento de los ingresos atípicos

Por origen de estos ingresos, los derivados de las cuotas siguen representando la principal fuente, suponiendo el 79,3% del total. En 2018, la cifra media de ingresos derivados de las cuotas ascendió a 884.558 euros, lo que representa un auge del 1,85% respecto a los 868.487 euros de 2017, aunque la cifra se sitúa por debajo de los 966.984 euros registrados en 2016.

Por su parte, sube la incidencia de los ingresos atípicos sobre el total, que pasan a suponer el 20,7% del conjunto, frente al 19% en 2017. De media, el pasado año se ingresó 230.478 euros en atípicos, lo que supone una notable mejora del 13,48% respecto a los 203.097 euros de 2017. Pero, nuevamente, sigue siendo inferior a los 236.930 euros de 2016.

Se percibe una ligera mejora en 2018 respecto a 2017, tanto en los ingresos por cuotas como por atípicos, aunque aún inferiores a los valores registrados en 2016. Elaboración propia a partir del Informe de la consultora MAS, con el apoyo de Precor y Urban Sports Club.

Empeora la salud financiera

Por su parte, la media de Ebitdar, el beneficio antes de impuestos, intereses, amortizaciones, renting y alquileres, entre otros, ascendió en 2018 a 299.245 euros, un 18% menos que en 2017 en el que la cifra fue de 365.410 euros. Lo cual denotaría que la salud financiera de los gimnasios españoles no seguiría una evolución todo lo favorable que cabría esperar.

Nuevo descenso de la partida en amortización y leasing

Mientras que la partida de amortización, leasing, renting y alquileres encadenó el pasado año un nuevo descenso aunque menor, esta vez del 21% hasta los 135.981 euros, frente a los 173.579 euros de 2017 (cuando ya se dio un descenso del 31,4% respecto a 2016, siendo este año el descenso del 6,2% frente a 2015).

Centros más grandes, pero menos usuarios

Creció por su parte la pasada anualidad el tamaño de las instalaciones, con una superficie media de 4.669 m2, frente a los 4.116 m2 de 2017 y los 3.843 m2 de 2016. Aunque, en comparación con las dos anualidades anteriores, se acusó en 2018 un descenso del 15% en la media de usuarios por centro, que pasó de ser de 3.870 clientes por centro en 2017 a 3.266 usuarios en 2018.

Evolución de la superficie media de los gimnasios españoles en m2 por instalación. Elaboración propia a partir del informe 2018 de la consultora MAS, con el apoyo de Precor y Urban Sports Club.

Una evolución negativa que podría tener su respuesta en el creciente número de instalaciones que operan en el mercado, así como la proliferación de distintos modelos de negocio, que estaría llevando a la demanda a repartirse entre las cada vez más opciones disponibles. Sumado a la captación de usuarios que no han acudido antes a instalaciones deportivas, que sigue manifestándose como una asignatura pendiente.

Evolución de la media de usuarios por centro, en la que se percibe un retroceso en 2018 respecto a 2017. Elaboración propia a partir del Informe de la consultora MAS, con el apoyo de Precor y Urban Sports Club.

Más personal y más márketing

En cuanto a las inversiones realizadas por las instalaciones deportivas españolas durante 2018, se percibe un incremento en la inversión en recursos humanos respecto al año anterior, que se adjudica el 35,70% del total de los gastos en costes, seguido de suministros (9,40%), márketing y comunicación (3%) y en último lugar la formación (0,80%).

En comparación con 2017, los gastos en personal crecieron en 2018 un 1,4 puntos porcentuales, al igual que las partidas de márketing y comunicación, y de suministros que aumentaron en 0,8 y 0,7 puntos porcentuales, respectivamente. Mientras que la formación mantuvo los mismos costes, y ello teniendo en cuenta que el personal formado es una de las tendencias más destacadas en los últimos años dentro del fitness español y mundial.

Distribución de las inversiones de las instalaciones deportivas españolas por partidas, y su evolución en los últimos tres años. Elaboración propia a partir del Informe de MAS, en colaboración con Precor y Urban Sports Club.

Incertidumbre, exigencia y digitalización

Estos datos pertenecen al informe realizado por la consultora MAS, con el apoyo de la Universidad de Alcalá, el patrocinio de Precor y la colaboración de Urban Sports Club, sobre una muestra de 379 instalaciones.

En él se vislumbra una mejora que, tal y como analiza la presidenta de Management Around Sports, Mª Ángeles de Santiago, en la editorial del mencionado documento, se ha mantenido en tendencia positiva durante el primer semestre de 2019. Sin embargo, alerta de las percepciones menos halagüeñas por parte de los operadores consultados, en lo que se refiere al tercer y cuarto trimestres del presente año.

A ello, se suma una ralentización del consumo de las familias españolas, según el informe BBVA Researh, que ha pasado del 2,1% al 1,8% en 2019. “El dato es muy posible que no mejore a corto plazo, y que en los próximos meses se extienda cada vez con mayor intensidad”, señala Santiago.

Y para ello se apoya en las declaraciones realizadas por el gobernador del Banco de España en julio, en las que se refería a un panorama económico europeo de evolución poco positiva, con una España que “no está en la mejor situación para hacerle frente”.

Ante este escenario aciago, Mª Ángeles de Santiago se pregunta si “¿será el fitness un sector refugio para los capitales que ven peligrar las rentabilidades de muchas industrias?”

Para ello, opina, el sector debería ponerse al día en tendencias de consumo que apuntan a un incremento sostenible del consumo online, asegurando que “la industria de los servicios deportivos tiene todavía mucho que avanzar y que colocarse al mismo nivel que el retail, que ha hecho un gran esfuerzo para intentar competir con los grandes jugadores online”.

De hecho, cree que “hay mucho que aprender del mundo del retail y que la evolución hacia la creación de la experiencia y la capacidad para hacerle fácil el consumo a los usuarios es la clave para seguir profundizando. Los clientes ya no quieren pertenecer a ninguna marca, quieren tomar sus decisiones de consumo y sólo se quedarán con aquellos modelos que le resulten atractivos”.

Del mismo modo, continúa, “las opciones de entrenamiento en boutique, en streaming, a la carta o por uso ya son una realidad, son planes con los que los clubes tradicionales han de contar a la hora de trabajar su propuesta de valor”.

Para acabar concluyendo que “los tiempos que vienen están cargados de incertidumbre, datos macro económicos poco favorables, consumidores más exigentes y más digitalizados. La tarea para este final de 2019 y 2020 se presenta interesante y abierta a la imaginación y a la innovación”.


No hay comentarios

Añade el tuyo