ESENCI@L

Los gimnasios estallan contra el plan de choque del Gobierno español

“Las ayudas del Gobierno generarán más insolvencia”

pedro-sanchez-convocatoria-elecciones-15022019-ok

El plan de choque aprobado por presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para hacer frente a los costes de la guerra, no convence al sector del fitness

(4-4-2022) Los gimnasios españoles protestan contra el plan de choque anunciado por el Gobierno español, un paquete de 16.000 millones de euros al que sólo pueden acceder solicitando préstamos ICO que generarán “más insolvencia en el sector”.

El plan de choque anunciado el pasado lunes 28 de marzo por el Gobierno español para hacer frente a los costes de la guerra en Ucrania no convence en absoluto a los gimnasios. Más bien, todo lo contrario. El fitness español ha reaccionado con indignación y malestar ante el reparto anunciado por el Ejecutivo, que considera que además de discriminatorio contribuye al endeudamiento de las empresas.

Anunci-EGYM

El paquete anunciado por el presidente español, Pedro Sánchez, consiste en 16.000 millones de euros que se dividen en dos partes: 6.000 millones en ayudas directas y fiscales y 10.000 millones de euros en líneas de avales (créditos ICO) para las empresas más afectadas por la crisis. De momento, los gimnasios y demás centros deportivos solo podrán acceder a estos segundos fondos.

Los 6.000 millones de euros que se repartirán a través de ayudas directas y fiscales solo llegarán a grandes industrias de fabricación de productos como pasta papelera, papel y cartón; fibras artificiales y sintéticas; vidrio, productos cerámicos refractarios o para la construcción. Así consta en el decreto publicado por el ejecutivo. “Han dejado fuera a sectores muy importantes”, denuncia el gerente de Fneid, Alberto García. La patronal española de los gimnasios reconocen que han hablado con CEOE y otros sectores afectados “para presionar y que se amplíe” esta línea de ayudas directas.

Las únicas ayudas, los ICO

Es decir, que los únicos fondos de este plan de choque del Gobierno a los que podrían acceder los gimnasios pasarían por solicitar nuevos créditos ICO. “Es un escándalo, porque de esta forma forma convertimos a empresas solventes, que se ven obligadas a pedir más créditos, en insolventes”, se suma la gerente de Adecaff, Iolanda Latorre, quien reconoce su “indignación” ante el decreto anunciado para hacer frente a los costes generados por la guerra.

Desde la patronal catalana denuncian que “estas ayudas no nos ayudan más que a hundirnos, ya que endeudan a las empresas”, y reclaman al Ejecutivo otro tipo de medidas como rebajas fiscales o ayudas directas. “No queremos más préstamos, porque es dinero que hay que devolver y eso contribuye a que, por causas externas a las empresas, éstas se conviertan en insolventes. Hay muchas compañías que solicitaron créditos y que ya no pueden pedir más, y aunque se los den por orden del Gobierno, lo único que conseguirán es generar más deuda”, añade Latorre.

Según la gerente de Adecaff, los efectos que puede sufrir un gimnasio por los sobrecostes energéticos son los mismos que pueden sufrir otras industrias. “No hay beneficio que aguante que te cuatripliquen los costes. Da igual si pagas 150 o 1.500 euros en energía al mes, al final si no puedes pagar las facturas tu negocio se hunde igual”, desarrolla. Latorre recuerda, además, que los centros deportivos suelen tener unos elevados gastos energéticos.

RECUPERACIÓN APLAZADA

El problema de los costes energéticos impactó de lleno en el tramo final de la campaña de abonados de enero y febrero, que ya venía condicionada por medidas como el certificado covid. La moderada recuperación de usuarios que han tenido los centros se está viendo estancada por otro factor, el mantenimiento de la obligatoriedad del uso de las mascarillas, como recuerda Latorre.

“No nos dan ayudas directas ni quitan aún las mascarillas, y dentro de poco entraremos en verano, una época complicada para los gimnasios. Es decir, que habrá que esperar a septiembre para que llegue la recuperación”, lamenta. En el mejor de los escenarios, si se aprueba la próxima semana, las mascarillas podrían desaparecer de los gimnasios a finales de este mes de abril.

PENDIENTES DE EUROPA

También para entonces, dentro de dos o tres semanas, se prevé que se empiecen a notar en las facturas de la luz y del gas las medidas que España y Portugal han propuesto a la Unión Europea para contener el precio del gas.

El plan propuesto por ambos países pasa por fijar un coste máximo del gas -de forma temporal, hasta el 30 de junio- de 30 euros el megavatio hora. Esta medida sujeta aún a la aprobación de la Comisión Europea, ayudaría a contener la subida de los costes energéticos. El pasado mes de marzo, el precio del gas llegó a dispararse hasta los 159 euros el megavatio hora, casi un 800% más del coste que tenía en marzo de 2021, 17,36€/mWh.

Es decir, que es altamente probable que los gimnasios y demás centros deportivos se vean obligados a afrontar al menos todo este mes de abril con unos costes energéticos aún muy elevados, lo cual implica más gastos; a la vez que mantienen las mascarillas en los espacios interiores; lo cual implica menos ingresos; sin recibir ningún tipo de ayuda directa. Como mucho, créditos, lo cual implica más endeudamiento.


No hay comentarios

Añade el tuyo