ESENCI@L

Desde la Fneid reconocen que "las peticiones de las tiendas van muy en la misma línea que las nuestras"

Los gimnasios estudian sumarse a la petición del retail al Gobierno sobre los alquileres

gimnasios-y-alquileres

Los gimnasios tambièn se muestran partidarios de que el Gobierno adopte medidas económicas que “faciliten, mediante un sistema de subvenciones, hacer frente al pago de los alquileres durante al menos el periodo de cierre forzoso".

(13-4-2020). Tras la petición de los comercios al Gobierno para que éste estimule la renegociación bilateral de los contratos de los alquileres de los locales comerciales y permita la condonación de rentas, los gimnasios estudian sumarse a la iniciativa por considerarse partícipes de la misma problemática.

Como todo el comercio no considerado de primera necesidad lleva un mes con las persianas bajadas, también los gimnasios sufren la misma situación a causa del cierre decretado por el Gobierno para evitar el contagio de la pandemia del coronavirus. Muchos de sus propietarios, como los detallistas, sostienen que continuar pagando los alquileres de los locales donde desarrollan su actividad en unos momentos en que los ingresos son prácticamente cero, constituye una carga que puede llevar al cese de actividad a una grandísima parte del parque de gimnasios español.

Tras hacerse pública ayer la petición al Gobierno de siete asociaciones de comerciantes para que éste “estimule la renegociación bilateral de los contratos de los alquileres de los locales comerciales y permita la condonación de rentas durante el periodo de cierre de puntos de venta y el periodo posterior a la apertura”, desde la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (Fneid), su gerente, Alberto García, ha declarado que la organizacion estudia en estos momentos sumarse a esta petición.

Como los detallistas, también desde la Fneid compartirían que ha llegado el momento de “introducir políticas redistributivas del perjuicio económico, de forma que la situación se vuelva equitativa poniendo sobre la mesa nuevos métodos de cálculo de los costes de arrendamiento”. La norma debería contemplar, según esgrimen los comerciantes y comparten los profesionales de los gimnasios, “desde el inicio del estado de alarma y, al menos, hasta los seis meses siguientes a su terminación”.

MATIZ IMPORTANTE

El gerente de la Fneid afirma que “en el caso de los gimnasios, como también sucede en el de la hostelería y la restauración, se da un factor diferenciador importante que es la previsible reapertura mediante aforos limitados”. En ese sentido García ha subrayado la necesidad de “regular vías legales que vinculen el porcentaje de los importes de alquiler a pagar al arrendador con el porcentaje de aforo permitido por el Gobierno. Si tenemos un aforo máximo del 30%, lo lógico sería que el importe del alquiler máximo a pagar fuera del 30%”.

Como las tiendas, también desde los gimnasios han asegurado que “no puede dejarse, como viene sucediendo desde el establecimiento del decreto por parte del Gobierno, que las negociaciones entre arrendadores y arrendatarios se deje en manos de un principio de buena voluntad”.

 


No hay comentarios

Añade el tuyo