ESENCI@L

Temen que el cierre se alargue más allá del 17 de febrero

Los gimnasios gallegos piden un plan de ayudas “serio, completo y a medida”

Mais que auga facturó 3,8 millones de euros en 2020

gimnasio-Mais-que-auga-Coia-Galicia-bis

REACTIVACION DEL ERTE. El segundo cierre que sufren los gimnasios gallegos debido a la pandemia ha obligado a la cadena de gimnasios Mais que Auga a volver a mandar al ERTE a prácticamente la totalidad de sus cerca de 120 trabajadores.

(2-2-2021). El plan de rescate anunciado por la Xunta de Galicia no convence a los gimnasios gallegos, los cuales consideran “insuficiente” el esfuerzo realizado para paliar los efectos del Covid-19. Los centros deportivos de esta comunidad se vieron obligados a cerrar el pasado 27 de enero y aún no saben si podrán volver a abrir el próximo 17 de febrero.

Tras el cierre de tres semanas dictado por el Gobierno gallego, los gimnasios de esta comunidad reclaman “un plan de ayudas serio, completo y a medida de las restricciones que se han establecido”. Así lo pide el director de operaciones de la cadena Máis que Auga, Francisco Cortegoso, que considera insuficiente las ayudas anticovid ofrecidas por la Xunta. A las microempresas les corresponde un máximo de 4.000 euros.

“Estamos estudiando todas las vías de ayudas a nivel nacional y autonómico, pero son mínimas. Estas cifras están muy lejos de cubrir los daños provocados por las medidas y los cierres, no sirven para cubrir ni una pequeña parte de las necesidades de las empresas para salir a flote y aliviar la tesorería”, se queja Cortegoso.

Desde la cadena confían que la respuesta de sus abonados tras este cierre sea distinta a la que tuvieron en verano. Cuando giraron el primer recibo tras el primer confinamiento sufrieron un gran número de bajas. Algo que esperan que no se repita ahora. “Actualmente, los socios nos mandan mensajes de ánimo, no entienden el cierre”, reconocen desde la cadena. Antes de este segundo cierre mantenían 11.000 de los 18.000 que registraban en marzo de 2020.

TRABAJO CON SUS EQUIPOS

En Máis que Auga temen que el cierre pueda alargarse más allá del 17 de febrero. “Vemos difícil que sólo dure tres semanas, porque aunque empieza a frenarse, la curva aún no se dobla ni se ve un claro cambio de tendencia. Estamos mentalizados por si se alarga”, confiesa el director de operaciones de la enseña.

El segundo cierre que sufren los gimnasios gallegos debido a la pandemia obligó a la cadena a volver a mandar al ERTE a prácticamente la totalidad de sus cerca de 120 trabajadores. Ahora, su trabajo con ellos pasa por apoyarles a nivel logístico para resolver las dudas acerca de sus situaciones personales, ayudarles con los trámites burocráticos y mantenerles implicados con la compañía con distintas acciones.

CASAGYMTV, ABIERTO A LOS SOCIOS

Además de obligarles a paralizar los servicios de sus proveedores y de tener que anunciar a sus abonados que les compensarían los días de cierre, Máis que Auga ha abierto su plataforma digital, Casagym.TV, a todos sus socios.

Este servicio tenía un pequeño coste cuando los gimnasios podían estar abiertos, pero mientras dure el cierre se ofrece de forma gratuita a los socios y cursillistas de la cadena. “Queremos poner en valor a los que nos han acompañado, han seguido activos y no se han dado de baja estos meses”, comenta Cortegoso.

EXPANSIÓN PARALIZADA

Máis que Auga cuenta con cuatro centros en Galicia: tres gimnasios concesionales y un centro de su marca boutique MeuFit. La enseña tiene muy avanzado un proyecto para abrir su segundo centro MeuFit, también en tierras gallegas, pero ha paralizado sus planes de expansión hasta que la pandemia remita de forma prácticamente definitiva.

“No tenemos ninguna prisa. En el caso de que se firme, será para abrirlo en el segundo semestre de 2021”, reconoce Cortegoso. La cadena dio un pequeño giro estratégico en sus planes de expansión al descartar tener presencia, a corto plazo, en Portugal. Ahí llegaron a estudiar algunas posibilidades, pero de momento han optado por centrarse en Galicia.

Cuando la pandemia lo permita, Máis que Auga quiere explotar ubicaciones de entre 30.000 y 40.000 habitantes donde no haya una gran presencia de grandes cadenas. Un plan que empezaron hace dos años y que dio frutos con su primer centro MeuFit en Tomiño.

“La competencia en estas poblaciones suelen ser gimnasios familiares y pequeños, así que un gimnasio moderno y con tecnología puede suponer un plus que puede funcionar bien. Seguimos creyendo que es una buena oportunidad, pero ahora mismo no es un buen momento para lanzarlo”, apunta Cortegoso.

2020 CON BENEFICIOS OPERATIVOS

Máis que Auga cerró el 2020 con una facturación de 3,8 millones de euros. Eso supone un retroceso de sus ingresos de casi el 39% respecto a la cifra girada en 2019 (6,2 millones).

Pese a la caída de ingresos provocada por la pandemia, la cadena logró reducir los costes operativos en un 23% y, de esta forma, pudo evitar cerrar el año con pérdidas. El resultado final refleja un ligero beneficio que da cierta tranquilidad a la enseña para afrontar este 2021. En base a ello, Cortegoso ha concluido subrayando que “nuestro objetivo durante los próximos meses es proteger la tesorería de la compañía”.


No hay comentarios

Añade el tuyo